sábado. 26.11.2022
El tiempo
Opinión

La inflación nos roba

Hay estafas legales, sin duda, la más sibilina es la inflación. Es un Robin Hood de los bosques a la inversa, esa que quita a los que menos tienen y da a los que más poseen; otros, a esto mismo, le llaman ‘capitalismo salvaje'’.

Viñeta en un puesto de un mercado. Antonio Vilela
Viñeta en un puesto de un mercado. Antonio Vilela
La inflación nos roba

Cuanto más caro es un producto, menos pueden acceder al mismo y los que pueden tenerlo todos sabemos quiénes son.

La inflación es el aumento de los precios de bienes y servicios en un periodo de tiempo, en este caso muy corto, lo cual disminuye el valor de nuestro dinero y con ello, la cantidad de bienes y servicios que podemos comprar será menor. Antes ibas a comprar un kilogramo de plátanos por un euro y poco, ahora con suerte te da para medio kilogramo y uno puede decir, ¿qué he hecho yo para que roben así?.

Subir la gasolina el 50 por ciento, para aquellos que tienen el dinero por castigo, les importa un bledo, un pimiento. Estas subidas desproporcionadas, donde pueden conseguir que los circulen por estas vías de comunicación, que pagamos todos, queden más libre para su uso y disfrute, menos coches, menos caravanas, menos inconvenientes.

Quien ve la inflación acercarse a los dos dígitos y que solo este año el salario medio pueda perder más de un seis por ciento de su poder adquisitivo, es un robo a manos llenas. Cuando ocurre, que el Gobierno y la Comunidad Autónoma están recaudando mucho más por ese efecto de la propia inflación sobre los impuestos tanto directos, como los impuestos más injustos, los indirectos.

Ahora ya hay a quien echar las culpas, para que los estados se laven las manos. Aquí está la guerra destruyendo parte de Ucrania, aunque nos vayamos acostumbrando, la misma ya forma parte de paisaje internacional, pero sus efectos en la economía son indudables, aunque ya antes del inicio de la misma, la inflación apuntaba maneras.

A la inflación se le conoce también como el impuesto de los pobres, ya que serán quienes más sufran las consecuencias, reduciendo la capacidad adquisitiva de los sueldos. Así las personas con rentas más bajas serán las más afectadas porcentualmente, hundiendo las economías de estas familias, realizando un destrozo en su poder adquisitivo, como demuestra el propio consumo privado, que en el primer trimestre del 2022 en España descendió un 3,2 por ciento

Hay medidas que son de difícil explicación, que se baje el combustible igual para el que tiene un tanque último modelo de 5.000 caballos de colores, que gasta 25 litros a los 100 kilómetros, que a estos personajes el dinero le da igual, paga con su tarjeta oro brillante, que al que una subida del combustible le supone una importante merma de su salario, que se va reduciendo por el camino, cuando va a trabajar para conseguir que le abonen el salario mínimo interprofesional, todo esto para llorar y algo más.

Por otra parte, la inflación aumenta la recaudación tributaria al no deflactar los impuestos. Así, cada medio punto de inflación supone 1.000 millones de recaudación adicional para las agencias tributarias. Aquí se produce el colmo de la injusticia mientras el Estado recauda más, los ciudadanos se encuentran en peor situación económica.

Después vendrán la subida de los tipos de interés, las hipotecas más caras, y otros que se suman al pastel, las entidades financieras mejoran sus resultados con cada subida esos tipos y cómo no, los que tienen la pasta serán los que cobren beneficios sobre su dinero. Vamos, que está claro quién gana. 

Siempre nos queda la misma pregunta ¿quién crea la inflación?, ¿por qué?, y sobre todo ¿para qué? Esto no está nada claro, sobre el daño que nos produce no hay ninguna duda.

La inflación nos roba
Comentarios