sábado. 25.05.2024
El tiempo
Opinión

Gana Salvador Illa, el PSC y se hunde ERC, pero siguen las dudas

En las elecciones hay tantas promesas que luego se vuelven en decepciones y alejan a los votantes de las urnas.

Resultado de las elecciones catalanas en 2024.
Resultado de las elecciones catalanas en 2024.
Gana Salvador Illa, el PSC y se hunde ERC, pero siguen las dudas

En Cataluña hace tiempo que parecen vivir en realidades paralelas, unos idealizando la identidad nacionalista en mundo globalizado, otros que no paran de arrear a estos, pero sin ilusionar o aportar iniciativas.

Contado ello, los que están perdiendo son los ciudadanos, uno y otros están demasiado preocupados de ellos y de sus enemigos políticos, que no tienen tiempos para gestionar y representar a los que les han elegido.

Siempre hay que dejar una luz de esperanza, sobre todo por aquello que cuando hemos tocado el fondo, solo podemos subir, aunque a veces no es fácil saber dónde está el fondo. Tanto hablar de amnistía, referéndum e independentismo, que algunos se preguntan ¿qué hay de lo mío?, tanto hablar de la casa y que poco de los inquilinos.

Son más de cinco millones y medio de electores los que han tenido la oportunidad de participar este domingo de mayo en las elecciones catalanas, con una participación del 58% quien sin duda ha ganado es la abstención, que parece no importar mucho a los políticos.

Las dudas siguen con estos resultados, han elegido a sus representantes en Parlament, pero más complicado parece saber quién va a gobernar o si habrá bloqueo y nuevas elecciones.

El PSC con Salvador Illa logra 42 parlamentarios subiendo nueve, es el claro ganador de las elecciones y el que más posibilidades tiene de ser el próximo president por primera vez el PSC gana en votos y escaños; son sin duda unos resultados históricos.

El PSC, con  Salvador Illa, también ganó las elecciones catalanas de 2021, pero las formaciones independentistas en aquella ocasión unieron sus fuerzas para gobernar Cataluña, actualmente esto no es posible, ya que el independentismo ha perdido muchos escaños.

Junts per Catalunya con su líder en el exilio, consigue subir, pero mucho menos de lo esperado. Carlos Puigdemont, consigue 35 parlamentarios, tres más, se presentaba como el legítimo President destituido por aquel  artículo 155 de la Constitución en el año 2017, pero se nota la decepción por no ganar las elecciones y la diferencia que le ha sacado el PSC.

No se puede olvidar que el voto de Junts han sido, y son, claves para que  Pedro Sánchez siga siendo presidente,  consiguió la amnistía, la pregunta es ¿qué pedirá para seguir apoyando al gobierno estatal del PSOE?

ERC sé ha dado un batacazo con una pérdida de 13 escaños, su candidato y President en funciones, Pere Aragonés, él fue quien adelantó las elecciones, un rotundo fracaso, desde luego los Oriol Junqueras y Gabriel Rufián y compañía tienen que reflexionar, cómo teniendo la Generalidad y los medios públicos se han podido dar una situación tan desfavorable para ellos.

20 escaños

Aunque sus 20 escaños pueden ser decisivos para formar gobierno, ese tripartito de izquierda que tanto se habla con PSC+ERC+Comuns o bloquear el mismo e ir a una repetición electoral, que tal y cómo están las cosas con el viento en contra no parece lo más sensato.

El Partido Popular es el que más sube en escaños, pasa de tres a 15, los cual es un éxito, para Alejandro Fernández un líder que fue muy cuestionado y casi como último recurso, con todo el Partido Popular sigue teniendo poco influencia en Cataluña.

Vox con Ignacio Garriga, aguanta el empuje del PP y sigue manteniendo sus escaños, es de destacar que en Cataluña es donde hay dos partidos de  extrema derecha en el Parlamento.

Comuns - Sumar con Jéssica Albiach aun perdiendo dos escaños quedándose seis pueden ser decisivos en ese gobierno de izquierdas, el soñado tripartito por algunos, aunque la izquierda a la izquierda del PSOE sigue perdiendo apoyos elección tras elección algo se tiene que estar haciendo mal para llevar este camino. En Cataluña al menos pueden tener grupo propio en el Parlamento y ser decisivos.

La CUP, con Laia Estrada, es la otra fuerza perdedora de estas elecciones, perdiendo más de la mitad de sus escaños quedándose cinco, de ser decisivos pueden pasar a ser irrelevantes. Con una abstención tan elevada, este tipo de formaciones son las que más la sufren.

Alliança es un partido que ha entrado con dos escaños en el parlamento y es considerada la extrema derecha catalana, algunos dicen que  son los Vox nacionalistas con Silvia Orriols la alcaldesa de Ripoll, tiene un discurso considerado islamófobo y racista, y asegura que “En Catalunya no cabe todo el mundo” Orriols alerta contra la "islamización" de Cataluña y vincula a los inmigrantes con la delincuencia.

Se abre una nueva etapa, pero después de estos resultados el libro de la nueva legislatura en Cataluña está por escribir y hace falta mucha imaginación para saber lo que va a ocurrir. La maquinaria electoral no para, dentro de unos días otra vez en campaña y como diría don Mariano ¿Y las europeas qué?