jueves. 28.09.2023
El tiempo

UGT convoca una huelga nacional en la Inspección Médica de la Seguridad Social para el lunes

El paro, que afecta a 14 facultativos en Cantabria, rechaza una nueva normativa que suprime tribunales y sobrecarga de trabajo a los inspectores    

Convocada la huelga para el día 18 de septiembre. Web UGT Cantabria
Convocada la huelga para el día 18 de septiembre. Web UGT Cantabria
UGT convoca una huelga nacional en la Inspección Médica de la Seguridad Social para el lunes

La Federación UGT-Servicios Públicos ha convocado este lunes, día 18 de septiembre, una huelga general de ámbito nacional en la Inspección Médica de la Seguridad Social en respuesta a nueva normativa legal que suprime los tribunales médicos en las bajas laborales de larga duración y cede su calificación o no como incapacidad permanente al criterio de un solo facultativo o inspector.

El paro, que afecta a algo más de 600 inspectores médicos de toda España, 14 de ellos en Cantabria, se convoca "tras haberse agotado la negociación con el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), la Secretaría de Estado y el propio Ministerio de Sanidad", según aclara en un comunicado la sección sindical de UGT en la Administración General del Estado (AGE).

Según aclara el sindicato, esta nueva normativa "y la particular interpretación que hace de ella el INSS", suprime los tribunales médicos para las bajas laborales entre los 12 y los 18 meses de duración, que ahora pasarán a ser competencia de un solo médico inspector

Para UGT esto implica "un perjuicio claro para el paciente y para el propio médico porque ve incrementadas sus cargas de trabajo, funciones y responsabilidades, además de las dificultades para el cumplimiento de las tareas que tiene asignadas; y todo ello, en un contexto de falta de seguridad y sin la preceptiva modificación de sus puestos de trabajo".

Modificaciones

La sección sindical de UGT en la AGE agrega que "estas modificaciones legales son justificadas por motivos económicos que nada tienen que ver con el interés de la ciudadanía y el libre ejercicio de la profesión de los médicos, que han llegado a recibir instrucciones internas encaminadas a favorecer las altas médicas con distintas bonificaciones".

El sindicato matiza sólo los médicos inspectores de la Seguridad Social tienen competencia para determinar la incapacidad permanente o el alta en una baja laboral de entre año y año medio, tras subrayar que "una de las principales reivindicaciones de este colectivo profesional es dejar de depender del mismo organismo encargado de abonar las prestaciones económicas dependientes de sus decisiones".

"Antes el criterio de los médicos inspectores con sus correspondientes informes eran preceptivos pero no vinculantes para unos tribunales médicos, que con una composición plural y de manera colegiada resolvían la capacidad o la incapacidad de la persona trabajadora para ejercer todas o parte de sus tareas profesionales", precisa el sindicato.

Por el contrario, UGT-AGE critica que ahora "únicamente un médico inspector ha de decidir sobre la situación del trabajador sin todos los datos técnico administrativos, sin tiempo suficiente de estudio y sin la seguridad necesaria; algo que este colectivo exige que se solucione, sobre todo en los casos de especial complejidad".