domingo. 16.06.2024
El tiempo

La planta de biomasa de Solvay estará lista en 2027 y será una de las más grandes de Europa

El ministro de Industria, Jordi Hereu, visitó la fábrica de Barreda, en Torrelavega, y considera "el mejor ejemplo" de la estrategia de reindustrialización que impulsa su Ministerio

Empresa Solvay, en Torrelavega. R.A.
Empresa Solvay, en Torrelavega. R.A.
La planta de biomasa de Solvay estará lista en 2027 y será una de las más grandes de Europa

La planta de cogeneración con biomasa proyectada por Solvay dentro de su plan de descarbonización será "la mayor" de España y "una de las principales y más grandes de Europa", que contará con los permisos necesarios antes de que termine este 2024 y entrará en funcionamiento en 2027, ya que su construcción llevará dos años.

Esta infraestructura permitirá reducir el uso de carbón como combustible y evitará la emisión de 300.000 toneladas de CO2 al año. Además, supone solo "el principio de otros proyectos" que la compañía estudia para ir más allá de ese objetivo, tal y como han avanzado sus responsables y las autoridades durante la visita que el ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, ha hecho hoy, miércoles a la fábrica de Barreda.

Hereu ha acudido a la planta tras anunciarse la semana pasada que su Ministerio ha concedido a Solvay Química y Enso Esco 30 millones de euros del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) de descarbonización industrial para su iniciativa de la planta de biomasa, que requiere una inversión de más de 200 millones, el mayor importe otorgado en esta convocatoria ya que, como ha subrayado, se trata del "uno de los mejores ejemplos" de la estrategia que está llevando a cabo su departamento.

El ministro ha conocido las instalaciones de la fábrica acompañado por la presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga (PP); la delegada del Gobierno, Eugenia Gómez de Diego (PSOE); el consejero de Industria, Eduardo Arasti (PP); los alcaldes de Torrelavega, Javier López Estrada (PRC), y Polanco, Rosa Díaz (PRC); el director general de Solvay para España y Portugal Jorge Oliveira; y el presidente de ENSO, Elias Hernández, entre otros.

Previamente, el titular de Industria ha ensalzado que una "gran multinacional" afianzada en Cantabria desde hace más de un siglo y una empresa química "de tanta relevancia como Solvay" comparta en su proyecto la filosofía del Perte, mediante la que "ayudamos a la transformación energética y a la transformación digital como base para asentar un nuevo periodo de reindustrialización".

"Éste es un ejemplo magnífico, yo creo que el mejor ejemplo del proceso en el que estamos. Gracias a asumir nuevas energías limpias, estamos afianzando ya durante décadas un gran proyecto industrial", ha subrayado.

Además, ha señalado que la transformación industrial es "un objetivo de todos", que se va a acometer gracias a "la colaboración de las instituciones y sobre todo con el liderazgo del sector industrial", al que "tenemos que apoyar en este proceso".

Al hilo, la presidenta de Cantabria ha señalado que la concesión de los 30 millones de euros a Solvay y ENSO es "un hito imprescindible" pero "es el principio", por lo que la empresa y las administraciones públicas implicadas "tenemos que seguir sumando esfuerzos" para que llevar el proyecto "a buen puerto".

Grupo de trabajo

Es por ello que ha trasladado el "respaldo total" del Gobierno regional y ha avanzado que ya se ha creado un grupo de trabajo para "agilizar al máximo" la tramitación de las autorizaciones ambientales, industriales y urbanísticas que va a necesitar, con la previsión de poder tener antes de que acabe el 2024 concedidos todos los permisos para que esta planta de cogeneración pueda estar en funcionamiento en 2027.

La presidenta ha celebrado que el proyecto "despega" y "ya no tiene marcha atrás" con la llegada de los fondos del Perte "después de cinco largos años de mucho trabajo bien hecho, de tesón, de esfuerzo".

Y es que, como ha destacado, es un proyecto "tractor" que "va a garantizar la viabilidad de Solvay a medio y a largo plazo" y que supone casi tanto como "la reindustrialización sostenible de la cuenca del Besaya".

"Los cántabros somos muy afortunados de poder contar con industrias como Solvay, de una trayectoria ejemplar, que ya llevan más de 115 años en Cantabria creando riqueza social" y de quienes ha destacado su "compromiso" con el empleo de calidad, con la igualdad de oportunidades y con el medioambiente.

Combustible sintético

De hecho, los responsables de Solvay y ENSO han avanzado que la cogeneración con biomasa es solo "el primero de los proyectos" con los que aspiran a hacer de la planta "un referente a nivel europeo y a nivel mundial". En concreto, prevén convertirla en "uno de los hubs" de producción de combustible sintético a través del CO2 biogénico, que se produciría en la planta de Barreda con la posibilidad de utilizar el hidrógeno verde para esa producción de los nuevos combustibles.

"Eso nos llevará a otra dimensión", ha advertido el presidente de ENSO, que espera que lleguen "nuevos empujes" por parte de las administraciones.

Finalmente, el director General de Solvay ha celebrado que la compañía "empieza hoy a concretar su proyecto, muy ambicioso, de descarbonización". "Es un capítulo nuevo, ilusionante, pero sobre todo hecho a base de muchísimo trabajo, muchos años de evaluación de distintas propuestas".

"Si no nos transformamos en una empresa más sostenible, la competitividad la perdemos". "Tenemos que estar cada vez más concentrados en transformar nuestra empresa" para poder garantizar otros 115 años de vida, ha concluido.

Presidenta

La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha garantizado el “compromiso y el respaldo total” del Gobierno autonómico al proyecto de transición energética que Solvay llevará a cabo en su planta de Barreda, que “garantizará la viabilidad a medio y largo plazo” de la química belga en Cantabria, y será clave en la “reindustrialización sostenible de la cuenca de la Comarca del Besaya”.

“Desde el ‘minuto uno’ estamos trabajando ‘codo con codo’ con la empresa para hacer realidad cuando antes este plan de transición energética”, que podría tener concedidas todas las autorizaciones ambientales, industriales y urbanísticas antes de que acabe este año para que la mayor planta de cogeneración con biomasa de España, eje central del proyecto, pueda estar funcionando en 2027", según ha señalado la presidenta.

Durante la visita a la planta de Barreda, junto al ministro de Industria, Energía y Turismo, Jordi Hereu, Buruaga ha calificado de “grandísima y esperada noticia” la financiación europea de 30 millones de euros, por medio del Perte de descarbonización, que contribuirá al desarrollo de este proyecto, que superará los 200 millones de euros de inversión en conjunto, y que permitirá a la empresa dar el paso definitivo a la sostenibilidad.

Además, ha instado a las administraciones públicas a seguir “estrechando la colaboración” y seguir trabajando “cada uno en sus competencias” para que “este proyecto llegue a buen puerto”. “Ésta es una oportunidad única para poner los cimientos de la revitalización de la Comarca del Besaya, que no vamos a desaprovechar”.

“Por fin, tras cinco años de trabajo bien hecho, tesón y esfuerzo, el proceso de transición energética, que es clave y vital para garantizar la competitividad y apuntalar y consolidar su futuro, despega”, ha afirmado la presidenta, que ha recordado la “trayectoria ejemplar” de Solvay en Cantabria con 115 años “creando riqueza social y empleo de calidad”.

Alcalde

Javier López Estrada ha destacado que el proceso de descarbonización de Solvay será “uno de los más exitosos de nuestro país, sino el que más”, ya que permitirá que la factoría deje de emitir cerca de 425.000 toneladas de CO2 al año. Un proceso que supondrá que en la fase de construcción de la planta de biomasaparticipen cerca de 400 trabajadores y en la fase operativa cuente con una plantilla de unas 65 personas.

Una visita “muy productiva”, ha dicho López Estrada, en la que han analizado “el futuro de la factoría y todos los proyectos vinculados” a la planta que la multinacional belga Solvay va a desarrollar en el recinto fabril de Barreda, especialmente el proyecto de descarbonización que ha recibido el apoyo del ministerio a través del Perte con una financiación de 30 millones de euros que forma parte de una inversión global de cerca de 300 millones, ha recordado el alcalde.