sábado. 26.11.2022
El tiempo
Opinión

Paganismo y consumismo en Halloween

Esta noche se celebrará Halloween en muchos lugares del planeta, una noche llena de misterio, oscuridad, disfraces terroríficos y un montón de caramelos y dulces para el famoso ‘truco o trato’.

Paganismo y consumismo en Halloween

Sin olvidar las fiestas nocturnas en locales, discotecas, entre otros, donde la música, los disfraces, la bebida y el consumo de otras sustancias son el alma de la fiesta, provocando, en numerosas ocasiones, desgracias (avalanchas humanas, peleas, muertes, intoxicaciones).

¿Y cuál es el origen del Halloween?. Nada que ver con lo anterior. Se trata de una adaptación de Samhain, una festividad pagana de origen celta que nos traslada a más de 2.500 años atrás en el tiempo.

Comenzó celebrándose en Inglaterra (La Noche de las Brujas) y en otros puntos de Europa como Escocia, Gales, el oeste de Francia e incluyendo la cornisa cantábrica, para poner fin al verano y dar la bienvenida al invierno.

Se creía que en la noche del 31 de octubre se abría la barrera entre lo humano y lo sobrenatural. Y consideraban que si los difuntos eran bien tratados, protegerían la cosecha y a la familia. Por este motivo, preparaban altares, comida, bebida y hasta lugar en la mesa para ellos. De no ser así, la desgracia caería sobre la familia como venganza de sus ancestros.

También se disfrazaban, aunque solo consistía en colocarse pieles de animales por encima y pintarse la cara con ceniza o algún otro pigmento natural, ya que además de sus antepasados, esa noche vagaban espíritus malignos y de esa manera pasaban desapercibidos, mezclándose entre ellos.

¿Cómo llegó esta festividad a Estados Unidos?. Cuando los irlandeses emigran allí llevan consigo sus tradiciones y con el paso de los años, Samhain se convierte en Halloween.

Cuentos, series y películas de Hollywood, como el film de John Carpenter titulado ‘Halloween’ de 1978 es el inicio de la transformación de una celebración celta-pagana que se convierte en una fiesta muy deseada y esperada por los más pequeños, pero sumamente consumista.

Muchos de los datos sobre el origen de Samhain pueden variar, ya que eran los druidas (magos, sacerdotes, brujos) los encargados de transmitir esta fiesta de generación en generación y solamente utilizaban la tradición oral, de tal forma que no existen escritos o documentos que corroboren toda su historia.

Mientras, la iglesia católica fue cambiando mucho de la cultura celta e imponiendo su propia celebración. De ahí el ‘Día de Todos los Santos’. El día 1 de noviembre son muchos a día de hoy, creyentes o no, los que visitan a sus difuntos, mayormente en los cementerios, y les llevan flores como ofrenda, mientras les rezan y recuerdan.

Después de este pequeño viaje por lo divino y lo humano, creo que todas las versiones son un poco desmesuradas. Como buena bruja, me quedó con Samuín (nombre que adaptó en Cantabria).

Por otro lado, me encanta disfrazarme y ver como los niños disfrutan con el truco o trato, aunque aborrezco el consumismo de Halloween.

Y respecto a la iglesia….cada uno es libre de hacer y creer lo que quiera, siempre que no haga daño a nadie. ¡¡¡Feliz Samuín a todos!!!.

Paganismo y consumismo en Halloween
Comentarios