jueves. 08.12.2022
El tiempo
Opinión

Ghosting

Pues bien, ya está aquí otro tipo de “maltrato” psicológico que se han acuñado unos cuantos para hacerte ver que eres un depredador de las emociones y que como tal te pueden catalogar como algo que no eres.

Vamos por partes, el Ghosting se denomina a esa práctica en la que desapareces de una relación o amistad sin dar ningún tipo de explicaciones y dejando a la otra parte con una sensación de abandono, sintiéndose ignorado y sin posibilidad de poder tener un acercamiento en toda regla. Su etimología proviene del anglosajón Ghost, que significa fantasma, ahí es nada.

Estoy de acuerdo en que hay casos que pueden ser dignos de mención, como por ejemplo una pareja que tenga hijos en común y uno de ellos desaparezca sin dar ninguna argumentación, pero hecho el término, hecha la trampa y aquí, presuntamente, todo vale.

Vamos a ver, almas cándidas del cielo estrellado. Vamos a poner un ejemplo claro de lo que yo haría en ciertos casos: si yo a las siete de la mañana de un día cualquiera y sin querer mirar el reloj me entero de que mi marido me pone los tubos con una persona y me envían unas imágenes para que lo compruebe  no solo le hago el Ghosting de las narices, si no que le tiro la ropa por la ventana con huevos incluidos para hacer tortilla para cenar para que sepa que la fonda de la Pepa ha cerrado para siempre.

Pero bueno, ¿de verdad los psicólogos o los que se hayan inventado la porquería de término conocen la situación de cada persona para saber por qué  se actúa de esa manera?, ¿hasta dónde llega mi libertad para poder relacionarme con quien me salga del nardo sin tener que dar explicaciones de por qué desaparezco y por qué no quiero saber nada de quien sea, como sea y las veces que considere oportunas?, ¿cómo es posible que alguien argumente que te están haciendo esta práctica sin conocer la otra versión, que seguramente será opuesta a la inicial, y aun así catalogáis como un “delito depredador” a quien explica sus razones sin dar parte de la otra?, ¿estamos locos o qué nos pasa?.

 De verdad que cada día estoy más convencida de que se nos va la pinza de colgar la ropa y así nos va, como a los tontos en elecciones sin saber a quién votar ¡La madre que me trajo, qué mal va el mundo y sus ciudadanos!

No, y ahora solo nos falta que esa gente se asocie y funde una organización de cómo me anulan la identidad y métodos para superarlo. Ya me veo el percal y los libros de ayuda para que lo superes sin contratiempos varios, camisetas con el lema: ‘Cazafantasmas en acción’ y una sede donde te reciban sin cita previa para que no te sientas solo de ninguna de las maneras, no vaya a ser que te den plaza para dentro de un mes y les acuses de hacerte esta práctica sí o también.

Si decido desaparecer de la vida de Fulanito o Menganito es mi santo problema. Me relaciono con quien quiero, como quiero, como puedo y como deseo. Solo me falta que ahora esta gente de medio cuerpo me acuse de mingadas varias porque se aburren y hay que sacar más síndromes aunque sea de debajo del agua, con río seco y sin remedio para que llueva y lo llene de nuevo.

Lo dicho, habrá excepciones, como en todos los sitios como bien he explicado en un principio, pero lo de las amistades y demás déjense de chorradas porque solo me falta que tenga que firmar un documento donde acredite que voy a tener contacto a perpetuidad con las personas solo por el mero hecho de haberlas conocido. ¡Hasta ahí podríamos llegar!

Sin más, que cada uno se haga de la capa un sayo, del sayo un cordel, del cordel una soga y se ahorque con él. Conmigo no cuenten para estas nuevas lindezas porque ya les aseguro yo de antemano que soy una Ghostingnómana de manual, por lo que no se molesten en estudiarme que soy un bicho malo, pero malo a conciencia, y con ganas de serlo.

Increíble lo que la gente se aburre y el poco tiempo que emplea en leer y culturizarse en un país donde permitimos que cada uno te acuse de lo que le dé la gana sin conocimiento de causa y sin escuchar a ambas partes; por lo que con que una persona diga que se le está aplicando este nuevo método ya vale para creer que es víctima de un suceso.

¿Saben contar?. Pues conmigo no cuenten, vuelvo a repetir,  que estoy muy harta de lidiar con anormales y les aseguro que yo nos les voy a hacer un Ghosting, sino una estampida, que ríete de la atracción de Port Aventura que lleva el mismo nombre, en toda regla donde no van a contactar conmigo por otro medio que no sea a través del espiritismo con Ouija incluida, que creo que han hecho rebajas en Amazon Prime y ahora te las envían al 70 por ciento de descuento.

Lo que hay que ver. A partir de ahora voy a practicar el Spiritisming a ver si me encuentran en la tercera fase o en el mundo de Yupi, donde creo que estoy más a gusto.

 

Comentarios