lunes. 26.02.2024
El tiempo

Un nuevo hallazgo en la Menéndez Pelayo saca a la luz un manuscrito capital en la historia de la traducción de Terencio

A la importancia por lo que aporta al relato histórico sobre el comediógrafo latino, se suma su valor social al tratarse de una obra que podría corresponder a una de las primeras mujeres traductoras, Luisa Alexandra Sigüenza, hasta ahora desconocida

Presentación del manuscrito descubierto.
Presentación del manuscrito descubierto.
Un nuevo hallazgo en la Menéndez Pelayo saca a la luz un manuscrito capital en la historia de la traducción de Terencio

La alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), ha presentado hoy un nuevo hallazgo bibliográfico en los fondos de la Biblioteca de Menéndez Pelayo, un manuscrito capital en la historia de la traducción de Terencio, comediógrafo romano del siglo II A.C., que supone además una de las primeras traducciones realizadas por una mujer, la única traductora de autores clásicos conocida en el siglo XVII-XIX.

Igual ha destacado que todas las traducciones que se conservaron hasta el momento estaban firmadas por hombres, y, por ello, ha subrayado la excepcionalidad de esta obra cuya autora es Luisa Alexandra Sigüenza, una mujer nacida en Soria con un altísimo nivel formativo.

En la presentación de la obra han participado también Daniel Río Lago, del Departamento de Ciencias Históricas de la Universidad de Cantabria y responsable del hallazgo; María Paz Delgado, responsable de la Biblioteca de Menéndez Pelayo; el director General de Cultura del Gobierno de Cantabria, Juan Antonio González; y la responsable municipal de Cultura, Noemí Méndez.

Estamos ante otra de las joyas legadas a la ciudad por Don Marcelino Menéndez Pelayo”, ha subrayado Igual, y ha puesto en valor el trabajo de conservación que se lleva a cabo en la biblioteca y la importancia de los fondos, con 1.032 manuscritos, papeles y correspondencia; 41.500 títulos impresos de los cuales hay 22 incunables (siglos XV);1.124 obras, del siglo XVI; 1.125, del siglo XVII; 2.839, del siglo XVIII; y 35.260, de los siglos XIX y XX.

Igual ha felicitado a Daniel Río quien, durante el desarrollo de sus investigaciones, se percató de este inusual ejemplar consultando un catálogo del erudito Miguel Artigas, primer director de la Biblioteca de Menéndez Pelayo.

Tras analizar en persona el ejemplar, confirmó la importancia del mismo, la tercera traducción al castellano conocida del comediógrafo romano Publio Terencio, con texto latino confrontado.

“Este libro es sin duda una obra capital en la historia de la traducción en España, única en la traducción teatral de Terencio, un estudio prolijo del teatro latino, realizado en verso, por una mujer, hecho de suma importancia para entender aspectos como el papel de algunas mujeres en el mundo cultural o intelectual del siglo XVIII y principios del XIX”, ha subrayado el investigador.

Río Lago ha detallado las características formales del manuscrito, que consta de una portada en la que aparece el nombre de la traductora y de la comedia que traduce, seguida por un prólogo a la manera de carta dirigida a una amiga, en la que la autora también expone las motivaciones que la llevaron a acometer este trabajo.

A continuación, ofrece la traducción en verso y cierra el manuscrito un apartado de notas extensas donde la autora vuelve a hacer gala de toda su cultura y conocimientos acerca de cuestiones literarias, acotaciones teatrales y explicación de terminología.

El análisis del manuscrito descubre además las motivaciones que llevaron a la autora a realizar esta traducción con estudio preliminar y una de ellas fue la de ofrecer a su hija el mejor material formativo posible para que pudiera formarse en lengua latina, al igual que hizo ella.

A pesar de que la investigación aún se encuentra en sus primeros pasos, Daniel Río ha asegurado que ya se han obtenido datos de suficiente relevancia como para afirmar que se trata de un manuscrito único. “Es necesario determinar sin embargo cómo llegó a manos del sabio santanderino y, sobre todo, por qué no lo tuvo en cuenta para sus importantes estudios sobre la traducción en España”, ha añadido.

La alcaldesa ha subrayado que, “gracias al exhaustivo trabajo que está desarrollando Daniel Río Lago, Santander devolverá a la Historia el nombre de una mujer con un bagaje intelectual altísimo que hasta hoy había pasado inadvertida, Luisa Alexandra Sigüenza”.

También ha indicado que, a partir de ahora, se trabajará en la publicación de un análisis profundo de la traducción, se realizará una edición facsímil y se aplicarán actuaciones para la conservación del ejemplar, y se profundizará en el esclarecimiento de más fuentes de referencia tanto para las notas como para el proemio.