sábado. 25.05.2024
El tiempo

El PRC y el PSOE se unen para exigir a Buruaga (PP) el cese del consejero de Salud, César Pascual

Los regionalistas y socialistas inciden en que Cantabria "no puede permitirse un consejero que quiere acabar con los consultorios rurales"

PRC
PRC
El PRC y el PSOE se unen para exigir a Buruaga (PP) el cese del consejero de Salud, César Pascual

El PRC y el PSOE se han unido para exigir a la presidenta regional, María José Sáenz de Buruaga (PP), el cese del consejero de Salud, César Pascual, por sus declaraciones sobre los consultorios rurales.

La diputada y portavoz del PRC en materia de Sanidad, Paula Fernández, considera que la Comunidad Autónoma "no puede permitirse a un consejero que quiere acabar con los consultorios rurales".

"Es un ataque directo a los profesionales que ejercen su trabajo en el mundo rural, a los médicos y a todos; parece que ahora en el mundo rural sólo se van a quedar los agricultores y los ganaderos, eso sí, acompañados por el lobo". Así ha respondido la diputada regionalista a las declaraciones realizadas ayer por el consejero al asegurar que los consultorios rurales "no tienen futuro" y que no se puede ofrecer una carrera profesional a "un médico aislado en un pueblo".

"Para quien no hay ningún futuro es para él", ha replicado Fernández en una rueda de prensa en la que ha comparecido acompañada por los alcaldes de Ruesga, Villacarriedo, Rasines, Soba, Arenas de Iguña y Miera, así como por el presidente de la Junta Vecinal de Vega de Villafufre y una concejala de Voto, todos ellos municipios rurales que sufren en primera línea las carencias de la atención médica en sus consultorios.

La diputada ha pedido la intervención de la presidenta "sanitaria", como se autoproclamó Sáenz de Buruaga al tomar posesión, ante unas declaraciones que constatan "las verdaderas intenciones" de un consejero que, en sus ocho meses de mandato, ha demostrado que "no puede continuar en el Gobierno". "Cantabria no puede permitirse un consejero de Salud que reniega de la sanidad pública, que defiende copagos, o la sanidad 'business' como él la llama, y que ahora da un paso más y se propone acabar con los consultorios rurales", ha recalcado.

A su juicio, las palabras de Pascual explican por qué la Atención Primaria "languidece" en el mundo rural desde la llegada del PP al Ejecutivo y demuestran que "estaba planificado" y que es una cuestión de "ideología" abandonar "a su suerte a los vecinos de los pueblos de Cantabria", incluidos "vecinos octogenarios y enfermos crónicos que viven solos y no tienen medio de transporte para acudir a los centros de salud de las cabeceras de comarca".

"El consejero dice que no podemos dejar aislados a los médicos, pero sí podemos dejar aislados a nuestros vecinos", ha lamentado.

Fernández ha recordado manifestaciones de la hoy presidenta en el Parlamento cuando reivindicaba más y mejor atención médica en los núcleos rurales y se ha preguntado "qué dice ahora", si "está de acuerdo con las declaraciones de su consejero de Salud" y qué pasa con "las políticas de despoblamiento" y el compromiso reflejado en el acuerdo de investidura que firmó con el PRC para continuar las acciones iniciadas por el anterior Gobierno para afrontar el reto demográfico, entre las que resulta fundamental "una sanidad fuerte en el mundo rural".

"Le estamos diciendo a la presidenta alto y claro que destituya a este consejero", ha agregado la parlamentaria, quien ha reprochado que todas las soluciones planteadas por el Grupo Regionalista durante meses para crear incentivos y contrapartidas para los profesionales que ejercen en las zonas rurales, abonar kilometraje, resolver los concursos de traslados pendientes desde hace un año o considerar la medicina de familia y la pediatría categorías deficitarias, "como hacen en Madrid", hayan "caído en saco roto", mientras Pascual se limita a negociar las vacantes de difícil cobertura de Laredo. "Estamos de acuerdo con ello, pero qué pasa con las vacantes de difícil cobertura del mundo rural", ha cuestionado.

Por todo ello, la diputada regionalista ha apelado tanto a la presidenta "sanitaria" como a los alcaldes rurales del PP, a los que ha preguntado si "están de acuerdo con que no haya médicos en los pueblos" y van a permanecer "callados y sin defender a sus vecinos".

"Los regionalistas lo tenemos claro, nosotros sí creemos en los pueblos y en la vida rural y vamos a trabajar con uñas y dientes no sólo para mantener abiertos los consultorios, sino también para dotarlos con los servicios médicos necesarios y atender a unos vecinos que tienen los mismos derechos que los que viven en las ciudades", ha concluido Paula Fernández.

Socialistas

El secretario General del PSC-PSOE y portavoz parlamentario, Pablo Zuloaga, ha pedido “por tercera vez su cese o dimisión, en esta ocasión por sus declaraciones sobre los consultorios rurales, que “son altamente tóxicas y evidentemente inadmisibles contra el mundo rural de Cantabria”.

Así se ha manifestado Zuloaga, donde ha estado acompañado por los diputados Joaquín Gómez y Jorge Gutiérrez y la diputada Ana Belén Álvarez.

Representantes del PSOE de Cantabria.
Representantes del PSOE de Cantabria.

A su juicio, “estamos ante un ataque más a la sanidad pública y lo que es más grave un ataque más a la atención primaria, en este caso al mundo rural”.

Por su parte, el líder de los socialistas cántabros ha reiterado que “desde el PSOE de Cantabria defendemos un modelo sanitario completamente diferente al que está promoviendo el PP y Buruaga esta legislatura”.

Y es que “lamentablemente no es la primera vez que pedimos el cese o la dimisión del consejero César Pascual: lo hicimos por su contacto estrecho con Ferrovial, antes incluso de su nombramiento; en octubre, solicitamos su dimisión al verbalizar su apuesta por la sanidad business, para que los pacientes de la publica tuvieran la oportunidad de pagar para ser atendidos de forma más ágil en las listas de espera y en diciembre, volvimos a pedirlo por el retraso injustificado en las obras de la unidad de protonterapia de Valdecilla”.

En este sentido, ha dicho, “el PP está dibujando una sanidad de dos velocidades, ya no en lo quirúrgico, como ellos defendieron a través de la sanidad business, sino a través de la cobertura en atención primaria en diferentes zonas de Cantabria”. En palabras del socialista, “el PP de Buruaga entiende que debe haber cántabros de primera y de segunda, es decir, cántabros que tengan acceso a una sanidad pública en el entorno de su zona de residencia y otros cántabros, los de las zonas rurales, que estén condenados a no tener atención sanitaria”.

“Porque disponer de más profesionales médicos en las zonas rurales no es un reto nuevo para Cantabria, lo que es nuevo es la fórmula de afrontarlo del PP, asumir que no hay médicos para después decirnos que tendrán que cerrar los centros de salud o consultorios rurales y esto es inadmisible”, ha reiterado.

Por ello, “el PP debe hacer los deberes, trabajar y ponerse a gobernar, que es lo que no han hecho en estos nueve meses y afrontar el reto de conseguir más facultativos que atiendan la demanda sanitaria de los diferentes consultorios rurales de Cantabria”.

En este sentido, ha insistido, “esta es la novedad, como el PP hace frente al problema y como desarrollan el diagnóstico” y ha continuado, “no puede ser que bajo el mantra de que no hay médicos digan ahora que tengan que cerrar consultorios rurales o que los pacientes tengan que desplazarse a otros centros de salud lejanos a sus poblaciones, no puede ser que se condene a las comarcas de Liébana, Campoo o Soba y se desatienda el medio rural como lo están planteando”.

Y esto lo digo, ha precisado, “porque lamentablemente Buruaga se presentó a las elecciones como ‘una presidenta con un perfil muy sanitario’, estas fueron sus propias palabras, igual que el anuncio de otros compromisos como conseguir un acuerdo con los profesionales de la sanidad en tan solo 100 días, un acuerdo que ni ha pretendido y que hubiese médicos en todos los centros rurales de Cantabria, un compromiso que ha desatendido, lo hemos visto en Penagos donde han tenido que esperar nueve meses para que un facultativo preste servicio”.

Enfrente, ha explicado, “el modelo del PSOE, un modelo radicalmente diferente que favorece la sanidad pública de Cantabria”. Una sanidad pública, ha afirmado, “donde las plazas se convoquen y los concursos de traslados se convoquen y no tengamos que llevar al consejero a sus propias contradicciones”.

Hospital de Laredo

Este mismo lunes, ha recordado, “el Parlamento de Cantabria ha exigido a Pascual que convoque los concursos de traslados que llenaran las plazas vacantes de las diferentes zonas, un hecho sin precedentes, el gobierno no quiere gobernar ni afrontar los retos”.

Por eso, ha indicado, “también me preocupa como el consejero de Salud, en las declaraciones de ayer, ponía de manifiesto que habrá cobertura de plazas en el hospital de Laredo en los próximos meses”. No obstante, “el PSOE estará donde ha estado siempre defendiendo la estabilidad del hospital y de sus servicios para garantizar la atención sanitaria a la zona oriental de Cantabria”. 

Por último, ha lamentado que “el PP esté desatendiendo el mundo rural, vemos como para corridas de toros sí hay presupuesto; vemos como quieren derogar la Ley del Suelo para quien pueda se haga segunda residencia en las zonas rurales sin ningún orden urbanístico y sin ninguna sensibilidad ambiental y vemos como no habrá atención medica en las zonas rurales porque no encuentran profesionales para atender la sanidad”.

Por este motivo, Zuloaga se pregunta “si alguien del PP o con toros o con segundas residencias vamos a afrontar el reto de la despoblación que asola y afecta a las zonas rurales de Cantabria, es evidente que no y que el PP está haciendo demagogia en las instituciones públicas mientras hace adoctrinamiento en los servicios públicos, lo vemos y lamentablemente hay que denunciarlo en el Servicio Cantabria de Salud”.

“Lo que están haciendo es abrir la puerta a decir que esto es insostenible y que habrá que cerrar centros públicos o justificar contrataciones privadas en centros sanitarios públicos y aquí el PSOE se vuelve a posicionar radicalmente enfrente de estas políticas que desarrollando el PP en Cantabria y especialmente en la sanidad pública”, ha concluido.

Podemos

 

Podemos Cantabria ha considerado hoy que las declaraciones del consejero de Salud, César Pascual (PP), acerca de los médicos en los consultorios rurales, "son vergonzosas y discriminatorias, además de inconstitucionales por pretender la marginación sanitaria de la población del medio rural”.

La coordinadora autonómica de la formación, Mercedes González, destaca que “el señor Pascual no ha medido sus palabras, porque vienen a decir que dejar a 41 centros rurales sin médico fijo es algo inevitable”.

Para González, no solo se trata de un escenario evitable, sino que “el mero hecho de promover este intolerable planteamiento resulta claramente discriminatorio hacia la población afectada ya que, en base al mismo, según donde vivas tendrás acceso a un médico, o no”.

En este sentido, la responsable morada recuerda que la Constitución, en su artículo 14, dice: los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

“Para el consejero Pascual esto no es así”, subraya González, añadiendo que “según este señor, dependiendo de en dónde residas, que en muchos casos viene determinado por una condición personal, tendrás unos derechos o no. Y viniendo de un consejero de Salud, resulta doblemente vergonzoso”.

La líder de la formación progresista afirma que no es que los médicos no quieran ir a entornos rurales: “el problema es que las condiciones que Cantabria ofrece no parecen ser las más atractivas cuando apenas unos pocos de los médicos que terminan en Cantabria su formación, deciden quedarse aquí. Igual no deberíamos dejar escapar tanto talento, y en su lugar ofrecerles mejores condiciones laborales“, sentencia González.

Por su parte, el responsable de Medio Rural de Podemos Cantabria, Pablo Gómez, señaló que “tenemos 40 municipios de Cantabria sin médico, pero esto, para César Pascual, no parece suponer un problema”. Gómez exige al consejero “que se ponga a trabajar de una vez para que cada cántabro y cántabra tenga asistencia sanitaria. Desde Podemos no vamos a permitir que desmantelen ese tesoro que representa la sanidad rural”.

En opinión de Gómez, “estas polémicas declaraciones demuestran la infinita distancia que existe entre el PP y el medio rural cántabro”, y concluye destacando que “los pueblos demandan servicios para seguir vivos, mientras el Gobierno de Buruaga ofrece corridas de toros como receta contra la despoblación”.

 

PP

El portavoz del PP en el Parlamento de Cantabria, Juan José Alonso, asegura que el consejero de Salud, César Pascual, desde el inicio de la legislatura está trabajando para mantener abiertos los consultores rurales y señala que causa sonrojo ver como los regionalistas y los socialistas manipulan “de manera tan burda” unas palabras del consejero “para generar un alarmismo irresponsable sobre este asunto”. 

En opinión de Juan José Alonso, "decir que el futuro del modelo actual de los consultorios rurales es complicado de mantener, no deja de ser la constatación de una realidad de lo que puede pasar en tiempos venideros". Algo que, según ha recordado, ya hizo en sede parlamentaria el exconsejero socialista, Miguel Rodríguez, el día 8 de junio de 2021, en la Comisión de Sanidad, cuando afirmó que “va a ser imposible mantener la red íntegra de centros y consultorios que tiene el Servicio Cántabro de Salud”.

Por tanto, “no se ha dicho nada nuevo, nada que no pensara la coalición PRC-PSOE hace tres años - afirmó el portavoz del PP - y me parece que el entonces presidente del Gobierno de Cantabria, el señor Revilla, no cesó ni destituyó al consejero de Sanidad. Sin embargo, ahora, los regionalistas y socialistas piden a la presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, que destituya al consejero. Es una total y absoluta incongruencia, que se deberían hacer mirar".

Además, el portavoz señaló que el Gobierno del PP se encontró una situación sanitaria “dramática y en ruinas” y recuerda que “la Cantabria rural tuvo que hacer frente al silencio cómplice de los regionalistas con sus socios socialistas cuando cerraron los consultorios médicos rurales”.

También subrayó que al PRC- PSOE lo que les molesta es que hoy Cantabria tenga una presidenta con un claro perfil sanitario, “ya que los pone frente al espejo de su inacción”, pero la hoja de ruta es clara y está en marcha: Plan de reducción de las listas de espera sanitarias; pacto profesional por la sanidad para reforzar especialmente la Atención Primaria y creación del Hospital de Alta Resolución en Castro Urdiales, para tratar casos de pequeña y media complejidad”.

Por fortuna, defiende Juan José Alonso, “los cántabros cuentan hoy con un Gobierno fiable y con la suficiente capacidad de gestión como para salvar la sanidad de todos los cántabros centrando esfuerzos, además, en el medio rural”.