lunes. 06.02.2023
El tiempo

Suspendidas las clases en trece centros educativos debido a las inundaciones

Comisiones Obreras acusa a la Consejería de Educación de ignorar las deficiencias en el instituto Augusto González Linares, en Santander, como las filtraciones de agua por las grietas y la mejora de la calefacción

Vista del acceso al instituto Augusto González Linares.
Vista del acceso al instituto Augusto González Linares.
Suspendidas las clases en trece centros educativos debido a las inundaciones

Las acumulaciones de agua registradas y la previsión de nieve en Liébana han provocado la suspensión de las clases en trece centros educativos, que ha afectado a unos 4.800 alumnos. La mayor parte de ellos son estudiantes de Laredo, municipio en el que hoy no ha habido actividad en ninguno de los centros educativos.

El resto de centros pertenecen a los municipios de Santander (Augusto González Linares), Voto (Marquesa de Viluma), Castro Urdiales (José Zapatero Domínguez) y Camaleño (Centro Rural Agrupado). Además, en el Centro de Educación Infantil y Primaria Público Santa Juliana, en Santillana del Mar, se ha suspendido la actividad en el aula de dos años.

El instituto de enseñanza secundaria Augusto González Linares, ubicado en Peñacastillo, en Santander, ha sufrido también la suspensión de las clases debido a las inundaciones que han tenido lugar en el aparcamiento y en el rellano del centro educativo.

La Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras en Cantabria (CCOO) ha puesto hoy en conocimiento del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Consejería de Educación, que preside Marina Lombó (PRC), la situación en la que se encuentra el centro educativo que, una vez más, ha tenido que suspender las clases por las inundaciones ocasionadas por el temporal que está azotando a Cantabria en las últimas horas.

Para la Federación, es intolerable que la Consejería de Educación siga ignorando las deficiencias estructurales del IES Augusto González Linares, cuyas consecuencias son palpables año tras año cuando llega el mal tiempo, y que ni siquiera cuente con un protocolo de actuación concreto para facilitar el plan de acción ante las inclemencias meteorológicas.

El sindicato ha denunciado que, un año más, el aparcamiento y el rellano del instituto vuelven a sufrir inundaciones, lo que no supone un episodio aislado sino que es fruto de las múltiples carencias en la infraestructura de dicho centro educativo.

“La Consejería de Educación no ha hecho nada para paliar el problema y eso que es constante y no le pilla de nuevas. Está claro que está ignorando el tema y no quiere darle solución a pesar de que, curso tras curso, se tengan que suspender días de clase porque el instituto rebosa agua o porque hay filtraciones por las grietas de algún aula, sin contar con el frío, un mal endémico que hace mella regularmente en docentes, alumnado y personal laboral”, ha señalado la secretaria General de la Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria, Conchi Sánchez.

Firmas

Desde el sindicato se ha iniciado una recogida de firmas en el instituto que se entregará hoy en la Mesa Sectorial que se celebra a partir de las 12.00 horas, donde se exige a la Consejería de Educación que cumpla con la normativa laboral vigente y con el derecho a la educación del alumnado.

Así, en el texto para firmar se reivindica la inversión urgente en materia de infraestructura en el instituto Augusto González Linares y la mejora del sistema de calefacción, la reparación de las grietas y de los defectos estructurales y la realización de todas aquellas actuaciones necesarias para solventar las inundaciones recurrentes.

Del mismo modo, mientras tanto, y teniendo en cuenta que la ejecución de dichas obras debe abordarse con carácter urgente, la Federación ha señalado que urge el desarrollo de un protocolo de actuación ante las inundaciones.

“¿Qué educación de calidad puede recibir el alumnado cuando tiene que estar dando clases con el abrigo puesto? ¿Qué derechos laborales se cumplen respecto a la temperatura del centro? ¿Qué prevención de riesgos laborales se está efectuando?, se ha preguntado Conchi Sánchez.

El Centro de Atención a Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha gestionado, entre las 7.00 y las 12.00 horas de hoy, 98 intervenciones derivadas de las 151 llamadas recibidas en relación al episodio de lluvias y viento que está viviendo la Comunidad, y que ha provocado la activación por parte del Gobierno de Cantabria del Plan Territorial de Emergencias (Platercant) en su fase de preemergencia. Con este fenómeno, en el día de hoy, confluyen también fuerte viento, fenómenos costeros adversos y nieve que mantendrán avisos de la Aemet activos hasta el mediodía del jueves.

Llamadas

De esa cuantía, 83 llamadas y 48 incidencias han estado motivadas por la lluvia, mientras que el resto, 68 llamadas y 50 incidencias se han debido a problemas relacionados con el viento. Desde el inicio de los adversos han sido 747 las llamadas recibidas únicamente por esta causa y 384 las incidencias gestionadas.

El mayor montante de incidentes se corresponde con la caída de árboles y ramas, daños en infraestructuras, mobiliario urbano y señalética, desprendimientos de piedras a calzadas, argayos, cortes de carretera por balsas de agua e inundaciones de garajes, locales y sótanos.

En estos momentos se mantienen abiertas en la red de carreteras 11 incidencias. Concretamente en la CA-480 Escalante-Castillo; CA-930 Fuente del Francés-Villaverde de Pontones; CA-700 Riocorvo-Apedero de Viérnoles; CA-306 Las Presas-Escobedo; CA-300 Soto de La Marina-Santa Cruz de Bezana CA-652 Hoznayo-Cagigas Plantadas; CA-449 Castillo-Quejo; CA-501 Liendo-Limpias; CA-270 El Soto-Santibáñez; CA-142 El Astillero-Selaya, y la CA-310 Las Portillonas-Bezana. En su mayoría las vías están afectadas por balsas de agua y se han facilitado alternativas al tráfico hasta su resolución.

Con respecto a los cauces de los ríos, las estaciones de medición de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico registran niveles de prealerta en un punto del Asón (Ramales) con tendencia a la baja, y un nivel inferior, seguimiento, también en el Asón (Coterillo) y en el Aguanaz (Entrambasaguas), también bajando.

Desde la Dirección General de Interior y el 112, ambos pertenecientes a la Consejería de Presidencia del Ejecutivo, se realiza un seguimiento exhaustivo de la situación para la gestión de recursos, tanto preventivos como de emergencia o correctivos de los daños provocados, en estos momentos, fundamentalmente por el agua y el viento. Se estudian también las previsiones meteorológicas, con el fin de determinar las posibles necesidades de las próximas jornadas, afectadas también por avisos decretados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Previsión meteorológica

En el litoral permanece activo el aviso amarillo por lluvia, que se extenderá hasta el final de la jornada de mañana, por la previsión de acumulaciones de 40 litros por metro cuadrado en 12.00 horas.

También hasta mañana, en este caso a las 18.00 horas, permanecerá vigente el aviso naranja por fenómenos costeros adversos, de tal forma que se espera hasta esa hora viendo del oeste de 62 a 74 kilómetros por hora (fuerza ocho), temporalmente de 75 a 88 kilómetros por hora (fuerza nueve) principalmente mar adentro, y mar combinada del noroeste de seis a ocho metros. A partir de la tarde del día 18 la el riesgo baja a amarillo por la mejora de las condiciones de la mar, que será del noroeste de cuatro a cinco metros.

El viento mantiene también activo el aviso naranja en el litoral hasta el final del día, por rachas de componente oeste de hasta 110 kilómetros por hora.

Liébana, por su parte está en aviso naranja por nieve durante las jornadas de hoy y mañana. Las acumulaciones en 24 horas serán de 20 centímetros por encima de los 1.000 metros, aunque puntualmente alcanzarán, según las previsiones de la Aemet, los 30 centímetros. El jueves desciende el nivel de riesgo a amarillo anunciando las previsiones acumulaciones de ocho centímetros en altitudes de 800 metros.

En el centro y el Valle de Villaverde está activo el aviso amarillo por el mismo fenómeno, que dejará cuatro centímetros en 24 horas por encima de los 800 metros. En esta franja central se recrudece la situación mañana pasando el aviso a naranja, hasta las 18.00 horas del jueves, por acumulaciones de 15 centímetros en 24 horas en cotas de 500 metros.

A los avisos por nieve se suma mañana la comarca de Campoo con nivel de riesgo amarillo, también hasta las 18.00 horas del día 19. La previsión en esta zona es de acumulaciones de cinco centímetros en 24 horas.

Recomendaciones

Por la previsión de lluvias intensas el Gobierno de Cantabria recomienda retirar del exterior de las viviendas aquellos objetos que puedan ser arrastrados por el agua; revisar canalones y desagües; no estacionar vehículos en cauces secos ni a la orilla de ríos; circular, en la medida de lo posible, por carreteras principales y autopistas, y aumentar la prudencia al volante.

Ante la llegada de mala mar se solicita a la población que se aleje de malecones, playas, espigones y de otros lugares próximos a la línea de costa; que evite estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje; y que respete en todo momento los cordones de seguridad y los vallados habilitados por las autoridades pertinentes.

Como se dejará notar también el viento por lo que se aconseja cerrar y asegurar puertas, ventanas o toldos; retirar macetas y todos aquellos objetos exteriores que puedan caer a la vía pública y provocar un accidente; evitar zonas boscosas; alejarse de cornisas, muros o árboles que puedan desprenderse; evitar pasar por edificaciones en construcción o en mal estado, y extremar las precauciones en los desplazamientos por carretera, fundamentalmente en viaductos y salida de túneles.

Ante la previsión de nieve para los próximos días se hace necesario evitar la utilización del coche si no es imprescindible en las zonas afectadas; solicitar información del estado de las carreteras y la situación meteorológica; en caso de ser imprescindible la utilización del vehículo, revisar neumáticos, anticongelante y frenos, y llevar cadenas, móvil cargado, el depósito lleno y ropa de abrigo. Se insta también a prestar especial atención a las placas de hielo que se puedan formar en la calzada, especialmente al amanecer y al anochecer, y en zonas sombrías.

En el caso de quedarse atrapado en el coche, se recomienda permanecer dentro del vehículo con la calefacción puesta y renovando el aire cada cierto tiempo. Es muy importante evitar quedarse dormido y comprobar que la salida del tubo de escape está libre, para evitar que el humo penetre en el habitáculo.

Del mismo modo, se pide no salir a la montaña. En el caso de que sea indispensable, se insta a mantenerse continuamente informado de la situación meteorológica y de los riesgos de aludes; conocer de los refugios cercanos; llevar el móvil cargado o sistemas de comunicación alternativos; respetar las indicaciones, señalizaciones y prohibiciones, y extremar las precauciones.

Además, hay que tener especial cuidado con chimeneas y aparatos generadores de calor, de tal forma que se deben mantener en buen estado, alejándolos de textiles y apagarlos siempre que se vaya a salir de casa o por las noches. Es necesario también adecuar la ropa y el calzado a la temperatura y condiciones del exterior, y prestar una especial atención a niños, ancianos y personas con patologías.

En último término, se insta a la ciudadanía a que ante cualquier incidencia llame lo antes posible al 112 para procurar una rápida intervención. Además, a quienes tienen cuenta en redes sociales, se les anima a seguir los perfiles oficiales o a visitar las webs de entidades que facilitan información sobre emergencias (www.112.cantabria.es @112Cantabria), estado de las carreteras (www.carreterasdecantabria.es @CarreterasCant), niveles de los ríos (www.chcantabrico.es @chcantabrico) o meteorología (www.aemet.es @AEMET_Cantabria).

Suspendidas las clases en trece centros educativos debido a las inundaciones
Comentarios