domingo. 23.06.2024
El tiempo

La Junta Vecinal de Renedo, en Piélagos, aseguró tener las cuentas saneadas tras la maltrecha situación de la AVIP

En verano estará abierto al público el bar después del trabajo de obras y legalización realizado por el equipo de la presidenta Carmen Bedoya

Bar de la Junta Vecinal de Renedo, en Piélagos, que sale a licitación.
Bar de la Junta Vecinal de Renedo, en Piélagos, que sale a licitación.
La Junta Vecinal de Renedo, en Piélagos, aseguró tener las cuentas saneadas tras la maltrecha situación de la AVIP

La presidenta de la Junta Vecinal de Renedo de Piélagos, Carmen Bedoya (PP), ha destacado que culmina la legislatura con unas cuentas saneadas tras la maltrecha situación en que las dejó la Agrupación de Vecinos Independientes de Piélagos (AVIP).

“Al poco de tomar posesión en 2019 vimos que las cuentas no daban por las deudas pendientes, la falta de ingresos y el ritmo de gastos superfluos que había mantenido el anterior equipo de AVIP. Hoy podemos decir que hemos hecho frente a esa situación administrando eficientemente los escasos recursos públicos y priorizando el apoyo a las familias del pueblo”, ha dicho.

En su balance del trabajo realizado en la pedanía durante la última legislatura, Bedoya ha explicado que estos cuatro años han estado marcados por las dificultades derivadas de la pandemia y el mal estado en que se encontraron las cuentas en julio de 2019, lo que les ha obligado a gestionar con una política de austeridad y sentido común en el gasto.

De este modo, se eliminaron gastos considerados superfluos realizados por el equipo de la AVIP en la legislatura anterior como sueldos y representación (24.000 euros), comidas, cenas y propinas (7.000 euros), publicidad (4.500 euros) o regalos a personas de confianza.

También, según ha añadido, hubo que realizar un duro ajuste en los gastos de fiestas y, aunque la pandemia impidió algunas de las celebraciones, con el PP la partida de gasto pasó de los 163.000 euros que gastó en la legislatura 2015-2019 AVIP a los 41.500 que se han gastado en esta legislatura 2019-2023, lo que supone cuatro veces menos.

Carmen Bedoya ha resaltado que uno de los principales problemas a los que ha hecho frente su equipo ha sido la disminución drástica de ingresos por la explotación forestal de sus montes en este periodo, ya que AVIP adelantó un 60 por ciento de estos cobros en la legislatura anterior, casi 75.000 euros, todo lo que se podía en virtud del contrato en vigor con la empresa que realiza la explotación maderera.

Asfixia

Algo a lo que cabe sumar la asfixia a la que el tripartito (PSOE-PRC-AVIP) que gobierna en el Ayuntamiento de Piélagos ha venido sometiendo este periodo a las pedanías, gobernadas en su inmensa mayoría por pedáneos del Partido Popular, con una disminución del 15 por ciento de las aportaciones del Consistorio a la Junta Vecinal de Renedo.

Pero, según ha resaltado Bedoya, a pesar de esta coyuntura, la Junta Vecinal ha sido capaz de renegociar con el vertedero de Carceña los pagos anuales para poder aliviar la tesorería a lo largo del ejercicio, de manera que no se hace ya un único pago a año vencido, sino que el canon se liquida trimestralmente. “Este ha sido uno de los ingresos que ha crecido en la legislatura y por lo tanto uno de los pilares fundamentales para acción de servicio público de la pedanía”, ha dicho. 

Además, en el contexto de pandemia, la Junta decidió priorizar el gasto en becas para familias de Renedo, una inversión de 73.600 euros que ha aumentado un 25 por ciento respecto a la legislatura anterior y ha beneficiado a 165 familias del pueblo.

Según Bedoya, “la situación nos ha hecho tener muy claro que eran unos años para volcarse en las personas ya sea utilizando nuestros pocos recursos o acompañando a los vecinos en sus tramitaciones, sobre todo con los servicios sociales, así como en mejoras y servicios en nuestro pueblo”.

Bar

La popular ha destacado como uno de los principales éxitos de la Junta la apertura al público el próximo verano del bar, junto a las piscinas de Renedo. Y ha recordado que el último concesionario dejó el negocio a finales de 2019 a los pocos meses de su entrada como alcaldesa pedánea; “la sorpresa fue que al iniciar los trámites para sacar a licitación de nuevo el establecimiento los servicios municipales informaron de que la instalación no estaba legalizada”.

“Durante los últimos tres años hemos trabajado para la recuperación de este activo local como fuente de ingresos para el pueblo. En todo este tiempo y en mitad de la pandemia, se han realizado todas las obras de acondicionamiento a la normativa y accesibilidad, así como todos los estudios e informes pertinentes. La tramitación municipal también ha sido larga, incluyendo el extravío del expediente durante unos meses en el Consistorio, pero está todo preparado para que en las próximas semanas se publique en el Boletín Oficial de Cantabria el concurso de concesión del establecimiento hostelero”, ha informado.

Finalmente, y frente a lo que se afirma desde otros Grupos políticos, Bedoya ha señalado que la actual Junta Vecinal de Renedo ha aumentado la partida de reparación de caminos de los 19.000 euros dispuestos por AVIP en la legislatura 2015-2019 a los 42.000 de la legislatura actual del PP. 

“Y todo esto pasa mientras el tripartito se inhibe de estas tareas tan sensibles para los vecinos y nos reduce el presupuesto a las pedanías para que parezcamos los responsables de tal abandono”, ha concluido.