domingo. 16.06.2024
El tiempo

El juez de la mortal agresión en el apeadero de Boo, en Piélagos, incoa el jurado y convoca la comparecencia de imputación

El objetivo de la comparecencia es que las partes personadas concreten los delitos que imputan a los dos investigados por estos hechos

La riña se produjo en Boo de Piélagos.
La riña se produjo en Boo de Piélagos.
El juez de la mortal agresión en el apeadero de Boo, en Piélagos, incoa el jurado y convoca la comparecencia de imputación

El juez que instruye la causa por la mortal agresión en el apeadero de Boo de Piélagos, en febrero de este año y en la que falleció un joven de 21 años vecino de Polanco, ha incoado el procedimiento para el juicio ante el tribunal del jurado.

Además, el magistrado, titular del Juzgado de Primera Instancia a Instrucción número cuatro de Santander, ha convocado la comparecencia para que las partes personadas concreten los delitos que imputan a los dos investigados por estos hechos, de 19 y 20 años y vecinos del municipio donde tuvieron lugar. Ambos se encuentran en prisión provisional, comunicada y sin fianza, desde lo ocurrido.

Fuentes jurídicas han informado de la incoación del jurado, lo hace el instructor cuando de la denuncia o de la actuación procesal se puedan imputar delitos a enjuiciar por este Tribunal, y de la comparecencia para concretar dicha imputación, que será dentro de un mes.

Tras el suceso, que tuvo lugar sobre las siete de la mañana del sábado, día 3 de febrero de 2024, el juez abrió diligencias por homicidio, tras una riña entre tres personas en el andén de Ferrocarriles de Vía Estrecha (Feve) de Boo, en Piélagos.

Según el magistrado, se trató de una "brutal agresión" en la que ambos investigados, que fueron detenidos por la Guardia Civil- propinaron puñetazos y patadas al vecino de Polanco, hasta arrojarle a las vías del tren, donde falleció.

En la resolución en la que decretó el encarcelamiento preventivo, aludió a dos testigos que vieron cómo los implicados "arrastran a la víctima por la fuerza" hasta el apeadero, donde comenzaron a pegarle "puñetazos en la zona de la espalda y de los costados".

Después, añadió el juez, le llevaron hasta la valla negra de la estación y le tiraron al suelo, donde le siguieron propinando patadas "por todo el cuerpo, cabeza incluida", hasta darle una "tan fuerte que acaba por arrojarle a las vías del tren, donde el joven finalmente fallece".

También, señaló que si bien en ese momento el forense no pudo determinar la causa inmediata del deceso, "es meridiano que lo que sí informa es que la muerte es de etiología 'violenta en estudio', es decir, no causada por una circunstancia endógena a la víctima, sino exógena".