sábado. 25.05.2024
El tiempo

Camargo aprobó un plan para proteger las Marismas de Alday y la ría de Raos y terminar con los riesgos de inundaciones

El plan se presentará a una convocatoria del Ministerio para la Transición Ecológica para poder acceder a una subvención

Pleno del Ayuntamiento de Camargo.
Pleno del Ayuntamiento de Camargo.
Camargo aprobó un plan para proteger las Marismas de Alday y la ría de Raos y terminar con los riesgos de inundaciones

El Pleno del Ayuntamiento de Camargo, presidido por Esther Bolado (PSOE), aprobó el plan para proteger las Marismas de Alday y la ría de Raos y terminar con los riesgos de inundaciones.

La concejalía de Medio Ambiente ha realizado este proyecto, denominado ‘Marisma de Alday: Un humedal protector’, para dar respuesta a los problemas provocados por las inundaciones como las registradas en diciembre de 2020 y enero del 2021.

Este punto en el orden del día se acordó por unanimidad, con los votos del PSOE, PRC, PP y Cs.

El proyecto tiene como objetivo principal reducir los riesgos de inundaciones tanto en la situación actual como en los futuros escenarios climáticos, mediante la recuperación de espacios de marisma y la creación de lagunas.

Entre las acciones contempladas también destacan la reducción de las especies exóticas de flora y fauna que están presentes actualmente, la evaluación y cartografiado de los servicios ecosistémicos, la restauración de un drenaje, la construcción de un dique de contención en la margen izquierda de la ría, así como la reforestación y mejora de hábitats para la conservación de la biodiversidad, y la ampliación del uso público.

Además, en la sesión plenaria se ha dado luz verde a la presentación de este plan a la convocatoria de subvenciones de la Fundación Biodiversidad FSP del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico del Gobierno de España, con el objetivo de acceder a una subvención que supondría el 95 por ciento del total del importe del proyecto, cifrado en 4,2 millones de euros.

La sesión plenaria también ha servido para dar conformidad al acuerdo de agrupación de las entidades que presentan el proyecto a la convocatoria, ya que además del Ayuntamiento de Camargo, también son partícipes la Fundación Naturaleza y Hombre, el Ayuntamiento de Santander y el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria, al tratarse de una problemática compartida por las entidades implicadas.

La alcaldesa, Esther Bolado, ha explicado que este plan “ayudará a solucionar un gran problema como es el de las inundaciones cuando se producen lluvias torrenciales” ya que las lagunas naturales que se creen permitirán recoger las aguas para que no afecten a áreas como Las Presas o el casco urbano”.

También, ha explicado que se ha solicitado la subvención más alta posible y que se ha buscado el máximo consenso antes de presentar el plan a la convocatoria ya que “tiene más peso cuantas más instituciones vayamos de la mano”, y que por ello también están al corriente el Puerto de Santander y consejerías del Gobierno de Cantabria.

El concejal de Desarrollo Local, Eugenio Gómez, ha señalado por su parte que se trata de una convocatoria que parece “a medida” para este proyecto, y por ello ha confiado en que se reciba la subvención para llevar adelante este plan que además de “mitigar” el problema de las inundaciones “va a ampliar también el espacio público disponible para uso y disfrute de los vecinos de Camargo”. 

Características del proyecto

El proyecto abarca un área de actuación de 117 hectáreas aproximadamente, cubriendo espacios con diferentes usos de suelo y coberturas.

Parte de la zona es ya gestionada por la Fundación Naturaleza y Hombre por medio de acuerdos con el Ayuntamiento de Camargo, el Ayuntamiento de Santander, y una concesión de la Demarcación de Costas en Cantabria.

Las últimas inundaciones registradas en esa zona entre diciembre de 2020 y enero de 2021 afectaron a ambos términos municipales en la Marisma de Alday y la ría de Raos. Y tras aquel episodio, el Instituto de Hidráulica realizó un estudio de inundabilidad del cual emanan varias de las actuaciones propuestas.

Por ello, además de la creación de las zonas de lagunas que sirvan para almacenar de manera natural las aguas vertidas, el proyecto incluye la introducción de arbolado autóctono para crear ecosistemas e incrementar la biodiversidad, buscando la creación de hábitats de bosque de ribera mediante especies como alisos y sauces, además de fresno, avellano, laurel o madroño en las zonas secas.

Dentro del capítulo de control y eliminación de especies invasoras, destaca la eliminación de la Ficopomatus enigmaticus, una especie de gusanos que van construyendo tubos calcareos de color blanco que pueden llegar a formar colonias muy extensas en sustratos artificiales y naturales. 

De hecho, en el área de estudio fue detectada su presencia en las tuberías que conectan las dos masas de agua separadas por la carretera de acceso al polígono de Raos, constatándose que estaban reduciendo la sección útil de paso a menos de la mitad en algunos casos, provocando problemas de desagüe.

Por medio de este proyecto también se busca promover el uso público de la zona, mediante la ampliación del sendero de la Marisma de Alday, de tal forma que conecta las zonas actuales con el espacio recuperado, acondicionando y señalizando un camino que recorra toda la zona de actuación de manera que vecinos y visitantes puedan hacer uso recreativo y educativo del espacio. 

Para ello, a lo largo del sendero se colocarán carteles que contendrán información sobre el proyecto, las actuaciones realizadas, la fauna y flora de la zona y los servicios ecosistémicos.