lunes. 22.07.2024
El tiempo

Ribamontán al Monte ejecutará medidas correctoras por las obras de drenaje en el camino de la salida de la cueva de La Garma

Patrimonio Cultural realizó un seguimiento de la construcción de las viviendas unifamiliares en la mies de este monte y descubrió tres nuevos yacimientos arqueológicos, conocidos como la ‘Pompeya del Paleolítico’

Interior de la cueva de La Garma en Ribamontán al Monte.
Interior de la cueva de La Garma en Ribamontán al Monte.
Ribamontán al Monte ejecutará medidas correctoras por las obras de drenaje en el camino de la salida de la cueva de La Garma

El Ayuntamiento de Ribamontán al Monte realizará un estudio y acometerá medidas correctoras por las obras de drenaje en el camino municipal de la salida de la Garma, por donde transcurre el río Pontones, en la localidad de Omoño.

Como consecuencia de la presentación de una denuncia, el día 10 de octubre de 2022, la Confederación Hidrográfica acordó con el Consistorio y el Servicio de Patrimonio Cultural la ejecución de unas obras. El Ayuntamiento acometió el refuerzo con escollera de piedra de los taludes de la ribera del cauce del arroyo La Cueva y la canalización mediante tubo de pvc de las aguas pluviales, sin contar con la preceptiva autorización administrativa de este organismo.

 La Dirección General de Patrimonio Cultural y Memoria Histórica, perteneciente a la  Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte de Gobierno de Cantabria, emitió un informe en el que se indica que el promotor del proyecto deberá contemplar una serie de medidas correctoras de impacto sobre el Patrimonio Arqueológico de la zona afectada.

En base a las directrices del servicio de Patrimonio Cultural del Gobierno de Cantabria se trata de un Bien de Interés Cultural (BIC) y la Confederación Hidrográfica, se emitió un informe preceptivo de dichos organismos, se realiza una memoria valorada de mejora del drenaje del camino municipal y la salida de la cueva por un presupuesto de 48.270 euros.

El informe se presentó a Patrimonio Cultural y la Confederación Hidrográfica en el 2023 para elaborar el proyecto de las obras, por un importe que al final ascendió a 70.000 euros, ya que incluye un estudio y que financiará la Consejería de Cultura tras su aprobación por el Servicio de Patrimonio.

El objetivo de esta actuación es reparar el hundimiento del camino, colocando una arqueta y un marco prefabricado, así como instalando una reja de acero inoxidable formada por barras de 12 centímetros de diámetro para evitar el acceso a la cueva de La Garma por medio de la arqueta.

El camino que se pretende reparar se encuentra dentro del entorno de protección del Bien de  Interés Cultural, con la categoría de Zona Arqueológica denominado Complejo Kárstico de La  Garma, declarado así por el acuerdo del Consejo de Gobierno de Cantabria del día 12 de abril de 2012.

Durante el Paleolítico, los grupos humanos viven en cuevas situadas cerca de los ríos donde acuden a abrevar los animales, se puede recolectar y pescar. Toda la zona entre el monte de la Garma y el río Pontones estuvo frecuentada por los grupos humanos que habitaron en la cueva de La Garma y en las otras cavidades cercanas, explicó el Consistorio en la Comisión Informativa.

Seguimiento

Por otro lado, en la mies situada al sur del monte La Garma se han construido, en los últimos años, varias viviendas unifamiliares que han contado con un seguimiento arqueológico de las  obras y han sacado a la luz tres nuevos yacimientos arqueológicos, relacionados con los habitantes del Paleolítico que vivieron en la Garma, conocida como la ‘Pompeya del Paleolítico’, denominados Llano de Omoño 1, Llano de Omoño 2 y Llano de Omoño 3, donde se han localizado útiles líticos, restos de talla y fragmentos de cerámica de cronología prehistórica.

El registro arqueológico de la zona ha sido dado a conocer por medio de publicaciones científicas y a efectos de su protección, estos yacimientos fueron incluidos en el Inventario  Arqueológico  de  Cantabria (Invac) o también denominado Carta Arqueológica de Cantabria.

En cumplimiento del Artículo 89.2 de la Ley 11/1998, del día 13 de octubre de Patrimonio Cultural de Cantabria, expone que “todos los yacimientos arqueológicos incluidos en el Inventario Arqueológico Regional contarán con un régimen de protección idéntico a los Bienes de Interés Cultural, y aunque “formalmente no haya sido incoado el expediente para su declaración, los yacimientos citados cuentan con un régimen de protección idéntico a los BIC”.

El Consistorio ha informado, de forma favorable y por unanimidad, que la Dirección General de Patrimonio Cultural y Memoria Histórica autorice el proyecto y el promotor asuma las medidas correctoras  de impacto sobre el Patrimonio Arqueológico.

De igual forma, en la Comisión Informativa del día 9 de mayo, se aprobó la modificación de  créditos para ampliar las partidas presupuestarias.

El Ayuntamiento contratará los trabajos y se debe realizar un estudio previo hidrológico y  ambiental del proyecto que se debe contratar con  la Universidad de Almería, cuya propuesta es realizar un seguimiento durante los 12 meses previos al inicio de las obras de canalización de la surgencia Kárstica de Fuente en Cueva.

 La actuación incluye la monitorización climatología-ambiental del sistema subterráneo de la Garma en los sectores claves de la cueva y el asesoramiento científico con un coste de más de  20.000 euros y el resto de la subvención se debe destinar a los trabajos de mejoras de drenaje del camino de acuerdo con el proyecto que incorporará el estudio previo para lo cual contará con el informe de la Dirección General de Cultura y Patrimonio.