sábado. 28.05.2022
El tiempo

El disparo del cañón de La Cavada volverá a sonar el día 13 de agosto

La Asociación de Amigos del Museo de la Real Fábrica de Artillería concederá la Medalla de Oro al Museo Naval y nombrará a su embajador

Un momento del disparo del cañón en La Cavada, en Riotuerto.
Un momento del disparo del cañón en La Cavada, en Riotuerto.
El disparo del cañón de La Cavada volverá a sonar el día 13 de agosto

El disparo del cañón del calibre de 48 libras y 3.000 kilógramos de peso, fabricado en La Cavada para la fragata Prueba, botada en El Ferrol en 1.800, volverá a sonar el sábado, día 13 de agosto en esta localidad, pertenciente al municipio de Riotuerto.

La Asociación de Amigos del Museo de la Real Fábrica de Artillería de La Cavada, en Riotuerto, recupera de nuevo la representación histórica que recuerda la llegada al municipio del brigadier Fernando Casado de Torres como director de la fábrica en 1796, nombrado por la Corona, un cargo que ocupó hasta 1799.

Un acontecimiento histórico donde los visitantes pueden disfrutar de un desfile militar desde el Arco de Carlos III hasta el Museo y en el que participan alrededor de 120 personas entre vecinos e integrantes de la Agrupación 31 de agosto de San Sebastián que participan desde el año 2010.

Este año, esta escenificación, que se lleva a cabo desde el año 2006 y fue declarada como Fiesta de Interés Turística Regional en 2016 por el Gobierno de Cantabria, contará con varias novedades, según adelanta su presidente, Ángel Cuadrado. La primera es que se contará con la presencia de la Banda de Música del Regimiento de Infantería Garellano, de Vizcaya, y la segunda que la Asociación de Amigos del Museo impondrá la Medalla de Oro del colectivo al Museo Naval y nombrará a su embajador.

El presidente de la Asociación de Amigos del Museo, Ángel Cuadrado. R.A.
El presidente de la Asociación de Amigos del Museo, Ángel Cuadrado. R.A.

El acontecimiento, como viene siendo habitual, se complementa con la organización de un ciclo de conferencias sobre temas relacionados con la Fábrica de Artillería de La Cavada y la historia militar a cargo de historiadores y militares, de tal forma que este año tendrá lugar entre los días 8 al 12 de agosto en el exterior del Museo.

Más actos en 2022

La actividad de los Amigos del Museo no acaba aquí en 2022. De hecho, el día 28 de mayo, con motivo de la capitulación de los franceses, el cañón se disparará en la zona del Pasaje en Santoña.

Después, el día 23 de junio, coincidiendo con la visita al puerto de Santander del buque-escuela Juan Sebastián de Elcano, su comandante, una dotación de guardamarinas y el comandante naval de Santander visitarán el Museo.

Y el día 4 diciembre tendrá lugar los nombramientos de los socios de honor y distinguidos del Museo, momento que concluye con el disparo del cañón como viene siendo tradición desde hace seis años

Estos actos se engloban dentro del objetivo con el que se fundó la Asociación de Amigos del Museo en el año 2006, de forma paralela a su inauguración ese mismo año. El Museo y la Asociación, que en la actualidad cuenta con 270 socios, procedentes de Cantabria, de diversos puntos de España e incluso del mundo, van juntos de la mano. Su propósito pasa por dar a conocer, de forma educativa, uno de los momentos más importantes de la historia de España.

Una idea que surgió del entonces concejal José Manuel Maza Úsle, primer presidente de la asociación hasta el año 2015, quien propuso en el año 1999 al alcalde de Riotuerto, José Martínez, la creación de este Museo con el fin de difundir a los vecinos, cántabros y al mundo en general la importancia histórica y la aportación de la Real Fábrica de Artillería de Liérganes y La Cavada entre los años 1622 y 1835.

“Según historiadores de renombre a nivel mundial esta fábrica, junto con la Armada Española, fue responsable de mantener el Imperio español durante dos siglos en el mundo y como consecuencia que el idioma sea hablado hoy en día por más de 600 millones de personas en el mundo”, explicó Ángel Cuadrado.

La Real Fábrica de La Cavada contribuyó a mantener el Imperio Español por el mundo. R.A
La Real Fábrica de La Cavada contribuyó a mantener el Imperio Español por el mundo. R.A

El Museo se creó en el edificio que acogió durante años una de las aulas del colegio de La Cavada, perteneciente a la Fundación Valle, y construidas por José del Valle de la Pedraja, quien emigró a Cuba, junto a uno de sus hermanos, y a su regreso realizó diversas aportaciones a Riotuerto.

El alcalde de Riotuerto trasladó el proyecto al Gobierno de Cantabria y las escuelas se acondicionaron con una inversión de 162.000 euros a tres partes, Ejecutivo Autonómico, el Consistorio y el Proder. Además, las instalaciones sufrieron una ampliación en el año 2010, con una nueva sala, un proyecto en el que se involucró el consejero de Cultura.

Los contenidos, maquetas de navíos, cañones, munición, un timón de fragata del siglo XIX, sables, pistolas, una máquina de barrenar, planos, documentos, un peto de los Tercios de Flandes, fueron donados por vecinos del municipio, el Ministerio de Defensa, por medio del Museo Naval, y el Ayuntamiento de Santoña que aportó tres cañones. No se puede olvidar una recreación a tamaño real de la zona de cañones del navío San Juan de Nepomuceno, de 74 cañones, construido en el Real Astillero de Guarnizo, a cuyo mando estuvo el almirante Churruca, capturado por los ingleses en Trafalgar.

Recreación de la batería costera de Nepumoceno en el Museo, ubicado en La Cavada.
Recreación de la batería costera de Nepumoceno en el Museo, ubicado en La Cavada.

“Los otros cañones fueron recuperados de fortificaciones costeras y de barcos hundidos”, señaló Ángel Cuadrado, presidente de la Asociación desde junio de 2015, elegido por unanimidad por la Junta Directiva y que sustituyó a José Manuel Maza a quien nombró presidente de honor del colectivo.

Precisamente, Maza, dentro del trabajo divulgador desarrollado por el colectivo, fue el autor del libro ‘La Real Fábrica de Artillería de La Cavada’, cuyo prólogo fue escrito por el doctor en Historia, José Alcala-Zamora y Queipo de Llano.

1622 fue clave para Riotuerto y Liérganes. Ese año se construyen los dos altos hornos de la primera fábrica en Liérganes. “Al comprobar que se quedó pequeña, en 1682 se inició la construcción de la gran fábrica de armamento de La Cavada con cuatro grandes hornos”, recordó Ángel Cuadrado.

Ante este cambio, las instalaciones de Liérganes pasaron a convertirse en unas dependencias de La Cavada que por entonces fue considerada la industria siderúrgica y armamentística más importante del mundo y los primeros altos hornos de España, comentó el presidente de la Asociación del Museo.

Una fábrica de La Cavada, cuyas dependencias comprendían no sólo la fábrica de este pueblo, sino las minas de Cabárceno, Peña Cabarga, Vizmaya, en Hornayo; Somorrostro, y las fábricas de Valdelozón, a la entrada de La Cavada, Liérganes y el puente de Tijero, en la se desembocadura del río Miera, en Cubas, así como el almacén de artillería y el actual edificio del Banco de España, en Santander.

A ello hay que añadir que la fabricación, según la documentación existente, ascendió a 28.000 cañones, aunque la cifra superó los 30.000, así como la munición. Según Ángel Cuadrado “en cualquier fortificación en América, el Pacífico y zonas de Europa con tradición española, como Flandes y el norte de Italia, hay cañones de La Cavada”.

Los interesados en visitar el Museo y conocer esta época de la historia de España pueden hacerlo de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas del 1 de junio al 30 de septiembre, todos los días, excepto los lunes y el resto del año los sábados, domingos y festivos, mientras que los grupos de más de 15 personas pueden concertar la visita para cualquier día del año.

El disparo del cañón de La Cavada volverá a sonar el día 13 de agosto