lunes. 22.07.2024
El tiempo

Discrepancias entre el PRC y el PP de Arnuero por el aparcamiento regulado en el entorno de la playa de La Arena, en Isla

El concejal regionalista, David Colina, pide su suspensión ante el afán recaudatorio y los "perjuicios" para los vecinos y hosteleros y el Ayuntamiento aclaró que este proyecto piloto se aprobó por unanimidad

Playa de La Arena en Arnuero. R.A.
Playa de La Arena en Arnuero. R.A.
Discrepancias entre el PRC y el PP de Arnuero por el aparcamiento regulado en el entorno de la playa de La Arena, en Isla

El aparcamiento regulado en el entorno de la playa de La Arena, en isla, que se trata de un proyecto piloto del Ayuntamiento, ha generado las discrepancias entre el PRC y el equipo de Gobierno del PP de Arnuero.

El portavoz del PRC en el Ayuntamiento de Arnuero, David Colina, rechaza esta iniciativa al considerar "desmedido" el pago de "hasta seis euros por estar apenas dos horas en la zona", por lo que ha realizado un llamamiento al alcalde José Manuel Igual (PP) para que "reconsidere" su postura y busque fórmulas para regular los estacionamientos "sin ocasionar perjuicios a nadie".

Lo primero que ha aclarado el Ayuntamiento es que el proyecto se aprobó por unanimidad de los Grupos políticos y que el importe del aparcamiento es de tres euros media jornada y cinco por el día completo , en contra de lo que se dice que es de seis euros por apenas dos horas.

Colina, quien manifestó su oposición en el último Pleno municipal, ha lamentado la negativa del alcalde a someter la medida a votación y ha advertido de los "perjuicios" que pueden sufrir los hosteleros instalados en esta zona de Isla, dado que "muchos conductores no estarán dispuestos a pagar por aparcar".

En este sentido, ha destacado que el aparcamiento regulado sitúa a estos negocios en "una clara posición de desigualdad" respecto a los establecimientos ubicados en otras zonas del municipio, donde el aparcamiento no está regulado y es gratuito.

Además, ha señalado que la regulación del aparcamiento en dos tramos horarios de mañana y tarde está provocando "confusión" entre los usuarios, que pueden llegar a tener que pagar seis euros por permanecer sólo dos horas en la playa o en cualquiera de los establecimientos hosteleros de esta zona.

A su juicio, la instalación de parquímetros y la obligatoriedad del pago evidencia "un claro afán recaudatorio" por parte del equipo de Gobierno y tiene un efecto "disuasorio", por lo que supondrá "más problemas que soluciones".

Colina ha instado por ello al alcalde a "rectificar" para "evitar perjuicios mayores", como la pérdida de clientela y actividad en los negocios hosteleros del entorno de La Arena, dado que muchos clientes "no están dispuestos a pagar por aparcar y buscarán establecimientos alternativos en otras zonas del municipio donde el aparcamiento sigue siendo gratuito".

Presupuesto municipal

Por otro lado, el portavoz regionalista ha cuestionado que Igual presuma de haber aprobado "un presupuesto social y con las tasas congeladas" al mismo tiempo que implanta "nuevas fórmulas de recaudación, como este aparcamiento".

Ésta es una de las razones por las que el PRC votó en contra del documento, aprobado el pasado lunes con los votos de PP y PSOE, después de que el alcalde rechazara sus propuestas para ampliar hasta 60.000 euros la partida destinada a reparación de viales y hasta 35.000 la de parques y jardines, con el fin de realizar reparaciones y mejoras para "corregir la situación vergonzosa que sufren en varias zonas del municipio".

Versión PP

Desde el equipo de Gobierno del PP inciden en que el entorno de la playa de La Arena tiene importantes valores ambientales que han merecido su declaración como Lugar de Importancia Comunitaria de la Costa Central y Ría de Ajo.

Sin embargo, señalan que desde hace unos cinco años, esa armonía se ha ido quebrando por una mayor afluencia de visitantes, que “en algunos casos no han mantenido comportamientos cívicos y respetuosos con el resto de personas, suscitándose problemas con el aparcamiento, la acampada ilegal y la abusiva presencia de perros, que el Ayuntamiento no ha podido controlar a causa de la falta de recursos para la vigilancia”.

Ante esta situación, las quejas de los usuarios se han multiplicado un 500 por cien estos últimos años, y los problemas han llegado en ocasiones a generar tensiones difíciles de soportar para muchas personas que buscan en este lugar el descanso, el relax y la belleza del entorno.

Es imprescindible que el Ayuntamiento se plantee un proyecto de gestión de todo el conjunto, para establecer las limitaciones necesarias y garantizar la preservación ambiental y también un uso público controlado para el disfrute de las personas”, explican.

A las puertas de que por el Ayuntamiento de lleve a cabo el proyecto de demolición y regeneración ambiental de la urbanización con sentencia de derribo, interesa al Consistorio poner en práctica un proyecto piloto que permita explorar fórmulas de gestión y control, además de facilitar la participación ciudadana.

En temporada alta, los días de buena climatología, el aparcamiento se satura, problema que se incrementa por la falta de rotación y la mala ubicación de los coches, comentan desde el Ayuntamiento.

Con esta solución inicial se ha implantado a modo experimental el control y vigilancia del aparcamiento, que velará por que se haga de una forma más ordenada, evitando las estancias de más de 24 horas y denunciando el estacionamiento prohibido que en ocasiones ha colapsado la circulación de vehículos. El sistema de cobro establecido se ha pensado con el fin de propiciar una mayor rotación de vehículos. En el proyecto definitivo se aumentará la capacidad de aparcamiento al menos un 30 por ciento.

En cuanto a la estancia ilegal de autocaravanas, una zona y un aparcamiento sin vigilancia constituían un reclamo para el estacionamiento irregular de autocaravanas y en muchos casos de pernoctas y acampadas indebidas, manifiestan.

Autocaravanas

El Consistorio comenta que gracias a los vigilantes contratados, se controlará que dentro del aparcamiento las autocaravanas ocupen la zona autorizada y que no realicen pernocta. Además, se vigilará todo el entorno de la playa para denunciar posibles pernoctas o acampadas ilegales, mientras que en el proyecto definitivo se contemplará un área específica para estos vehículos, con servicios adecuados y control de duración de la estancia.

En lo que concierne a la presencia ilegal de perros en la playa se han llegado a contabilizar hasta 60 animales en momentos puntuales, sueltos y generando molestias en algunos casos. El Ayuntamiento ha recibido muchas quejas por la presencia de animales y la falta de responsabilidad de algunos propietarios.

Así, dentro de las funciones de los vigilantes contratados está informar a los propietarios que accedan a la playa con perros, sobre la prohibición de tal comportamiento. “Si la actitud de incumplimiento persiste y el problema no disminuye, los vigilantes en colaboración con la Policía Local desplegarán el procedimiento sancionador”, puntualizan

 En 2024 se mantiene vigente la prohibición establecida en la Ordenanza municipal, pero en un futuro, y en función del resultado de la participación ciudadana, se contempla como solución integradora, la creación de un parque canino en zona verde próxima a la playa, donde los perros puedan jugar en libertad y disponiendo de un amplio espacio de esparcimiento vallado, con elementos para el bienestar animal como bebederos, zonas de sombra, aparatos de juego, arbolado, zonas de arena, entre otros. El parque contará con una zona de playa autorizada para el acceso al baño de mascotas y dueños.

Para encontrar el mejor proyecto que lleve al Ayuntamiento a alcanzar ese objetivo, pide la colaboración por medio de una sencilla encuesta en la web donde se describe con detalle la visión de la playa de La Arena.