lunes. 06.02.2023
El tiempo

Los comerciantes del Mercado de Abastos, en Laredo, reclaman su reubicación y regresar para seguir trabajando

Los afectados se concentraron ante la iniciativa municipal de desalojo para reformar el edificio con el fin de crear una Oficina del Peregrino y reducir los puestos a seis

Manifestantes en la concentración en el exterior del Mercado de Abastos, en Laredo.
Manifestantes en la concentración en el exterior del Mercado de Abastos, en Laredo. R.A.
Los comerciantes del Mercado de Abastos, en Laredo, reclaman su reubicación y regresar para seguir trabajando

Los comerciantes del Mercado de Abastos, en Laredo, se concentraron hoy, domingo, en el exterior del edificio para reclamar al Ayuntamiento su reubicación y, tras concluir las obras de reforma, regresar al que es su espacio de trabajo.

Bajo el lema ‘No nos moverán’, los afectados y numerosos vecinos del municipio protestaron contra esta la decisión del Consistorio con pancartas en las que se podían leer ‘Queremos soluciones. El mercado es nuestra vida’, ‘El mercado no se cierra’ o ‘Si a las obras, si  a nuestra reubicación, si a la Oficina del Peregrino, si a nuestro regreso’.

Y precisamente es lo que pretende el equipo de Gobierno municipal del PSOE-PRC, llevar a cabo la rehabilitación del inmueble para acoger una Oficina del Peregrino del Camino de Santiago y al mismo tiempo reducir los puestos de 16 a seis, entre 13 y 29 metros.

Mercedes Pardo Miguel es la responsable de la pescadería. Su madre lleva 61 años en el puesto del Mercado de Abastos, de tal forma que compra el pescado a su hijo Pedro Flechero y lo vende directamente.

Tras agradecer a los vecinos el apoyo recibido con su presencia en la protesta, Mercedes Pardo reconoció que la concesión está caducada desde hace 16 años y de forma paralela señaló que la Alcaldía les comunicó el pasado día 1 de diciembre del desalojo, sin dar una opción de reubicación, y que la medida se llevaría a efecto antes del 15 de enero.

“No nos oponemos a las obras ni a la Oficina de Atención del Peregrino, pero pedimos una reubicación y regresar de nuevo a nuestro puesto de trabajo con el fin de que no desaparezca el Mercado”, comentó.

Los comerciantes han escrito un manifiesto en el que explican su situación y hacen referencia a que muchos de ellos llevan más de 50 años trabajando en este edificio, pagando sus tasas e impuestos. Ellos se consideran parte y herederos de una tradición y patrimonio del municipio que ha ofrecido un servicio de numerosas generaciones de género fresco y de calidad.

“Durante este tiempo, hemos aceptado los trabajos de mejora ejecutados, su reubicación y su posterior regreso, pero en esta ocasión no será así, por lo que consideran una injusticia y un atropello, además de una falta de humanidad”, inciden.

Vecinos asistentes a la protesta en la puerta del Mercado de Abastos. R.A.
Vecinos asistentes a la protesta en la puerta del Mercado de Abastos. R.A.

Entre los asistentes se encontraba el portavoz parlamentario del PP, Iñigo Fernández, quien avanzó que presentará una iniciativa en el Parlamento para pedir explicaciones al consejero de Turismo. El diputado regional mostró su apoyo a los comerciantes y al pueblo de Laredo y se mostró partidario de ubicar la Oficina de Atención al Peregrino en otras instalaciones que también necesitaran su reforma, sin causar perjuicio a los trabajadores.

“No se debe tratar como se ha hecho a los comerciantes que además quieren trabajan en su espacio habitual”, subrayó.

Por su parte, desde el Grupo municipal del PP en Laredo han presentado una alternativa para reubicar a los comerciantes que reproduce los pasos seguidos en el mercado barcelonés de Sant Antoni en el año 2018.

El portavoz popular, Alejandro Liz, considera que se puede instalar una estructura o carpa, adyacente a la Plaza de Abastos, en la calle Escultor José Grajera, que “albergaría los puestos existentes mientras se ejecuten las obras de reforma con el propósito de evitar su muy probable desaparición”.

Liz recordó que para regularizar la instalación de esa carpa provisional existen herramientas en las Ordenanzas Municipales,  como la tasa por la instalación de puestos, barracas, casetas de venta, espectáculos, atracciones o recreo, situado todo ello en terrenos de uso público, así como  industrias callejeras y ambulantes.

“Dicha ordenanza contempla, para el tipo de puestos de que  se trata,  el pago de una tasa de 71 euros al mes, si la autorización es mensual, o, si es por años, de 282,55 euros por año. Esta es la ordenanza que se aplica a los comerciantes que generalmente vienen con sus puestos de fuera”, indicó, mientras cuestiona que no existe ningún impedimento para aplicarlo a los comerciantes de esta villa.

El portavoz del PP, en referencia al argumento esgrimido por el equipo de Gobierno con respecto a que estos comerciantes tienen caducada la concesión de sus puestos para  abandonarles a su suerte, hace hincapié en que “ignoran, quizás intencionadamente, la existencia de una figura más flexible de autorización de ocupación de dominio público, como ocurre por ejemplo con los puestos del mercadillo semanal y por lo tanto, no necesariamente, la Administración se tiene que refugiar  en la figura más rígida de la “concesión”.

A juicio de Liz, “aun en el caso de que esas concesiones de los puestos estuvieran caducadas, nada impide que se les autorice instalar sus puestos en esa carpa provisional cuya instalación, fácil y rápida, no retrasaría ni entorpecería el inicio de las obras de rehabilitación de la Plaza de Abastos”.

El edil, ha puntualizado, que el Ayuntamiento, una vez terminadas las obras debe garantizar la vuelta de los actuales comerciantes a su puesto natural, que es el mercado “pues existen herramientas para ello”.

Frente al posicionamiento de la alcaldesa, Rosario Losa (PSOE) y sus socios regionalistas  con respecto a la necesidad de una nueva licitación por subasta de los puestos, Liz ha señalado que se debe únicamente al dinero, sin contemplar la experiencia, el producto de cercanía, la estética o la trayectoria profesional de los que opten a ocupar dichos puestos.

“Nos parecería una irresponsabilidad no renovar su concesión, pero un mercado es algo muy serio, y hay que cuidarlo y mimarlo,  por lo que el procedimiento de adjudicación debería contemplar algo más que el vil metal, valorando una serie de mejoras como las apuntadas y teniendo en cuenta el valor añadido que poseen por su trayectoria los actuales titulares de los puestos”, señaló.

Por último Liz, ha hecho un llamamiento al equipo de Gobierno al diálogo con los comerciantes “sin tirar por la calle del medio provocando un conflicto y un enfrentamiento en la localidad, que no conducen a nada”.

Vox Laredo ha calificado de vergonzosa y “sonrojante” la actitud equipo de Gobierno con el futuro del Mercado de Abastos, ya que no han mostrado interés por solucionar la situación de las familias que se quedan en la calle.

Así lo ha indicado el coordinador de la formación en la villa, Daniel Álvarez. “Si se comportan así delante de las cámaras, es fácil entender las quejas sobre las actitudes prepotentes y humillantes que denuncian los comerciantes en su reunión del día 1 de diciembre”, ha señalado.

“Nadie se puede creer a estas alturas, que el Consistorio desconocía la situación administrativa de los comerciantes, teniendo sus licencias caducadas”, remarcó.

Primero, porque los gobernantes han ejercido responsabilidades en anteriores legislaturas o al menos han sido concejales”, ha explicado Álvarez. "Y tampoco nadie solicita una subvención para un proyecto de esas características, sin antes tener datos precisos de la situación del edificio y sus ocupantes. Algo muy grave, porque supondría que el Ayuntamiento estaría actuando de forma ilegal a sabiendas, o lo que es lo mismo, prevaricando”, insiste.

Además, si ahora es posible darles un mes y medio de tiempo antes del desalojo, hace seis meses se les podría haber dado bastante más tiempo. “Este aviso formal se lo debería haber dado los mismos que se lo han dado ahora. Algo que hubiese permitido a los afectados organizar la defensa de sus intereses y evitar incurrir preventivamente en inversiones.

Tampoco, a su juicio, es entendible que la oposición estuviese callada durante todo este periodo, ya que su labor es de escrutinio y control de la acción de Gobierno y por supuesto, la defensa de los intereses de los laredanos”, declara el coordinador de Vox.

El proyecto

En cuanto al proyecto, el coordinador de Vox señala que por lo que se adivina en los planos presentados “es una enorme pérdida de oportunidad para la generación de empleo y riqueza para la villa. La mejor forma de fijar población es creando empleo, hace días conocíamos que somos uno de los 20 municipios con mayor pérdida de población de toda España”. 

En este sentido, se pasan de los 16 puestos actuales, a tan solo seis. “La reducción complica mucho la posible reubicación de las familias expulsadas, ya que la competencia será mayor en un proceso de subasta o concurso-subasta. Lógicamente con este desaprovechamiento de espacio, es imposible que existan áreas de consumo de esos productos frescos. Tendencia actual en los mercados de corte turístico y que son polos de atracción de visitantes durante todo el año”, puntualiza.

Da la sensación, asegura que se prima la estética, la grandiosidad y lucimiento del arquitecto a través del edificio, en detrimento del número de puestos y la funcionalidad, algo que también repercute en la variedad de oferta y precios al consumidor.

Álvarez también denuncia que “nos meten con calzador un uso que no está contemplado en la Ordenanza Municipal que regula el Mercado de Abastos. Concretamente parece que se incumple el artículo 6 con respecto a los puestos especiales, donde se dice que ‘en ningún caso su número y características podrá desvirtuar la naturaleza del Mercado’”.

Por otro lado, Vox exige que alguien cuente qué “actividad comercial de productos minoristas de primera necesidad con la finalidad de cubrir las necesidades de la población” es un punto de atención al peregrino. “En lugares donde se suele sellar su cartilla, dar información de la localidad y proporciona runos baños donde aliviarse. Si no quieren incumplir la ordenanza municipal tendrán que cambiarla, porque con la actual parece obvio que eso no tiene cabida”, advirtió.

Asimismo, proponen que la “modificación se debería aprovechar para facilitar el acceso a los nuevos puestos a las familias desalojadas. “Unas personas que han dado servicio a nuestra comunidad durante tantos años, obviamente sin perjudicar la libre competencia y de acuerdo a la Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas. De tal forma que, acto seguido, se iniciará un proceso de licitación que les permitiese optar de forma preferente a la ocupación del remodelado Mercado de Abastos”.

“Si el problema es que no tienen derechos, por caducidad de sus autorizaciones y concesiones, la solución estaría en que puedan conseguir unas nuevas. De esta forma, el Ayuntamiento, podría legalmente darles una ubicación temporal, como dueños de una autorización o concesión vigente, mientras se terminan las obras llevadas a cabo por la Consejería”, ha matizado.

Equipo de Gobierno anunció que reformará el Mercado de Abastos para ganar actividad, con una inversión de casi 700.00 euros, que financiará el Gobierno cántabro con fondos europeos y advirtió que las concesiones de puestos están caducadas.

El objetivo es recuperar "la forma y el carácter original" del inmueble, reordenar los espacios y ganar en actividad, mediante una obra, aseguran, que requiere el desalojo del edificio, lo que ha suscitado polémica entre los comerciantes.

Numerosos vecinos acudieron en apoyo a los comerciantes. R.A.
Numerosos vecinos acudieron en apoyo a los comerciantes. R.A.

La alcaldesa, Rosario Losa (PSOE), el primer teniente de alcalde, Pedro Diego, y el concejal de Patrimonio, Antonio Bocanegra, han dado a conocer el proyecto que permitirá poner en valor el edificio, con más de 100 años de historia, y dotarlo de un mayor número de servicios y puestos.

De esta manera, el proyecto del arquitecto Eduardo Fernández Abascal prevé la reconstrucción del pórtico perimetral, la ampliación de los ventanales del segundo nivel para dotar al edificio de mayor luz en su interior y la sustitución de las carpinterías de los niveles superiores de las fachadas y la linterna para mejorar la ventilación.

Asimismo, se llevará a cabo la restauración general de fachadas y cubiertas. Tras la remodelación, el edificio tendrá tres áreas funcionales con cuatro puestos amplios, dos puestos menores y un bloque con los espacios complementarios: la Oficina de Atención al Peregrino, unos servicios accesibles y un espacio libre en forma de 'T' que articula los accesos, las circulaciones y los espacios funcionales.

El plazo de ejecución de los trabajos será de seis meses y para acometer las obras de remodelación, el Ayuntamiento procederá a recuperar el espacio, ya que las dos fruterías, una pescadería y una floristería, que ocupan ocho de los 16 espacios del mercado, tienen caducadas sus concesiones desde hace varios años.

Concesiones

El Ayuntamiento señala que la normativa municipal indica que la duración de la autorización del uso de puestos será de un plazo máximo de 30 años.

Además, se prevén autorizaciones de prórrogas como máximo de cuatro años en casos excepcionales, y tras ese tiempo "deberá cesarse sin posibilidad de nueva autorización".

Por ello, el equipo de Gobierno sostiene que las primeras concesiones datan de 1978 y 1979 y por tanto caducaron en 2008 y 2009, mientras que otras posteriores han caducado en los años 2015, 2017 y 2018. "El informe de la técnica municipal deja claro que, incluso aunque pudiera considerarse que dichas autorizaciones provisionales se hubieran prorrogado tácitamente ante la falta de requerimiento para el abandono del inmueble, a día de hoy estarían caducadas, motivo por el que procede recuperar el bien", añade.

Asimismo, defiende que, como se pretenden realizar unas obras de remodelación, "es necesario poner a disposición del Gobierno de Cantabria" y, "consecuentemente se debe ordenar el desalojo".

No obstante, el Ayuntamiento abrirá un periodo de audiencia para que los comerciantes puedan presentar nueva documentación, si la tuvieran, para "acreditar la posesión de cuantos títulos habiliten a la ocupación del inmueble".

En el caso de que acreditasen la tenencia del título preciso para la explotación del puesto "se deberán garantizar sus derechos, pero deberán desalojar igualmente para poder llevar a cabo los trabajos".

Los comerciantes del Mercado de Abastos, en Laredo, reclaman su reubicación y regresar para seguir trabajando
Comentarios