sábado. 25.05.2024
El tiempo

El Ayuntamiento de Liérganes cederá la Cruz de los Caídos a la parroquia a petición del sacerdote

El espacio, una vez retirado el último vestigio del Franquismo del municipio, se llamará Plaza de la Escuela, según la moción presentada por los Grupos políticos de Unión de Liérganes y Pámanes y el PRC

Estado actual de este espacio en Liérganes que se llamará Plaza de la Escuela.
Estado actual de este espacio en Liérganes que se llamará Plaza de la Escuela.
El Ayuntamiento de Liérganes cederá la Cruz de los Caídos a la parroquia a petición del sacerdote

El Ayuntamiento de Liérganes cederá a la parroquia de Liérganes la Cruz de los Caídos, guardada en el almacén municipal, tras la petición realizada por el sacerdote.

El símbolo fue arrancado de su ubicación y apareció abandonada en la carretera entre los barrios de La Iglesia y Cortonedo. Este sucedió unos días después de que el Pleno de la Corporación, celebrado en septiembre de 2020, aprobase la retirada de este símbolo de la plaza.

El objetivo de esta decisión fue aplicar la Ley de la Memoria Histórica tal y como recoge un informe del Gobierno de Cantabria, explicó el alcalde, Santiago Rego, de Unión de Liérganes y Pámanes.

“Que el equipo de Gobierno inicie, a la mayor brevedad posible, el expediente administrativo para ceder a la parroquia de Liérganes la Cruz de los Caídos solicitada por su sacerdote”, recoge la moción conjunta presentada por los Grupos políticos de Unión de Liérganes y el PRC en el Pleno celebrado recientemente.

La propuesta salió adelante, apoyada por el PP, y ha permitido que esta petición del sacerdote se cumpla. Respecto a la petición formal realizada en 2020 por el párroco de Liérganes, el alcalde ha destacado que tratará de agilizar el expediente administrativo por el que el Ayuntamiento cede la Cruz de los Caídos a la iglesia.

La moción incluye que la Plaza de la Cruz de los Caídos se llame Plaza de la Escuela. La propuesta argumenta que la nueva plaza que se ha generado, tras la supresión del último vestigio del Franquismo en Liérganes, con la retirada de la Cruz de los Caídos, precisa de un nombre que recoja la esencia de ese lugar de ocio y de encuentro ciudadano.

La decisión de retirar la Cruz de los Caídos se tomó en el Pleno celebrado el día 17 de septiembre de 2020, de tal forma que se acondicionó la nueva plaza con la inscripción turística de Liérganes en letras artísticas de gran tamaño y la figura mitológica del Hombre Pez.

El equipo de Gobierno ha considerado que al tratarse de un lugar por el que han pasado decenas de generaciones de niños debería llamarse Plaza de la Escuela.

De esta forma, el Ayuntamiento reconoce, por partida doble, la dilatada entrega de varias generaciones de estudiantes en el aula de la escuela contigua y de los maestros que impartieron, con escasos medios, la docencia. “Maestros rurales que enseñaron todo lo que sabían desde la apertura del centro, en 1895, cedido por la familia Sainz de la Cuesta, hasta hace apenas una década”, indicaron.

El alcalde Santiago Rego (ULP) expone que la Plaza, es un lugar emblemático para alumnos y profesores y proponen llamarla Plaza de la Escuela, sin olvidarse que habrá tiempo de agradecer a José Sainz de la Cuesta los servicios prestados al municipio y poner su nombre a calles o plazas.

“El reconocimiento a José Sainz de la Cuesta es inmenso, y aprovechó para hacer mención a la compra del molino Regolgo por el Ayuntamiento y al proyecto de su rehabilitación para llevarlo a la Dirección de Carreteras, la Confederación Hidrográfica y al Proder”.

El concejal del PP, Ángel Bordas García, dice que el nombre le parece bien, pero que a lo mejor es momento de añadir a José Sainz de la Cuesta y resarcir a esta familia por todo lo que ha hecho por el pueblo. Además, recordó que una de las razones por las que en Liérganes hay estación de tren fue porque José Sainz de la Cuesta en ese momento era presidente de FEVE, por eso propone que en vez de Plaza de la Escuela se añada Plaza de las Escuelas de José Sainz de la Cuesta”.

Ante esta petición, el regidor municipal explicó que ya han hablado con la familia y que por ejemplo el Centro Cívico ubicado en esa plaza se llama Alberto de la Cantolla, y el molino se llama de Regolgo porque así lo ha querido la familia de José Sainz de la Cuesta, de tal forma que quedan infraestructuras públicas para ponerles su nombre.

El máximo responsable municipal argumentó que Plaza de la Escuela es un nombre bonito, sin ninguna connotación política ni personal, y que tienen previsto una actuación en la Plaza de los Cañones con el Gobierno de Cantabria y ahí se verá cómo podrá llamarse.

Modificación de crédito

En otro punto en el orden del día, se aprobó por unanimidad, con los votos de ULP, PRC y PP,  una modificación de crédito de 138.000 euros para mejorar de infraestructuras y bienes de uso general. “Una actuación muy necesaria y urgente, dado el estado en que se encuentran las carreteras y la necesidad de dar acceso a casas, fincas y negocios ganaderos, que no pueden esperar al presupuesto del año que viene”, explicaron desde el equipo de Gobierno.

El alcalde añadió que esta obra se realizará con cargo al remanente que todavía queda por gastar, y que además esta actuación está subvencionada por el Estado, ya que ha concedido el 50 por ciento del coste del proyecto, que ascendía a unos 368.000 euros. De hecho, recientemente, el Gobierno central ha ingresado el 85 por ciento del importe concedido y queda pendiente el 15 restante para el año 2022.

En la sesión plenaria, se informó que el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha fallado a favor del Ayuntamiento en el pleito interpuesto por Javier Martín sobre la titularidad de un camino de parcelaria en el barrio de Los Prados, así como que la Consejería de Turismo ha concedido una subvención para la reordenación de la Plaza de Rubalcaba y la calle de la Cruz con el Escudo.