lunes. 15.04.2024
El tiempo
ENTREVISTA

“Con el abrazo de un niño o una mirada agradecida me siento recompensada”, asegura Dori Cámara

La responsable de la Asociación La Mar Solidaria pide para 2023 un local, cedido por el Ayuntamiento de Santoña, para acoger la sede definitiva

La responsable de La Mar Solidaria en plena campaña de recogida y entrega de juguetes. R.A.
La responsable de La Mar Solidaria en plena campaña de recogida y entrega de juguetes. R.A.
“Con el abrazo de un niño o una mirada agradecida me siento recompensada”, asegura Dori Cámara

La solidaridad y ayudar al prójimo fueron valores que le vienen de lo vivido en su familia, de nueve hermanos. Dori Cámara (Oña, en Burgos, 1965), aunque afincada en Santoña desde que solo tenía nueve meses, es la responsable de la Asociación La Mar Solidaria, fundada en enero de 2018 con el lema ‘No te rindas nunca’ y apadrinada por el escritor y cantante cántabro, Mario San Miguel.

Inmersa en plena campaña de recogida de juguetes y alimentos para la Navidad en el local alquilado en la calle Cervantes de esta villa, nunca olvida que, tras enviudar, su madre tuvo que trabajar mucho. La ropa se compartía entre los hermanos y de ellos, el mayor, no dudaba en entregar su propia ropa y alimentos a la gente necesitada que se encontraba en la calle.

“Donde comen tres, comen cuatro” fue una frase de su madre que se le ha quedado grabada en la cabeza como ejemplo de que se debe llevar ayudar a los demás.

A ello hay que añadir la casualidad de trabajar de modista. Precisamente por su profesión, muchas clientas le comentaban la posibilidad de entregar ropa, prácticamente nueva, a otras familias que lo necesitasen. Fueron los primeros pasos dados a la hora de compartir y ayudar, antes de comenzar a colaborar con una asociación cántabra en la recogida de alimentos, ropa y enseres.

Pasados 10 años, Dori Cámara decide tirar para adelante y crea su propia asociación, ubicada en Santoña. Para este fin, consigue la cesión de un local por parte de una familia. Su nombre fue La Cueva, ya que carecía de agua y luz, pero era suficiente para desarrollar su labor.

Tras cuatro años y por motivos personales de la familia, a la que está muy agradecida, tuvieron que trasladarse a Baldomero Villegas y después de dos años a Rentería Reyes.

La Mar Solidaria surge con el fin de ayudar a las familias más desfavorecidas, para lo cual tienen que presentar la documentación que acredite su situación, una información que, por supuesto, es confidencial, aclara Dori Cámara.

Una experiencia que si bien comenzó con los vecinos de Santoña, ahora se ha extendido a los municipios de alrededor. Y a ello hay que añadir que se han involucrado veraneantes de Bilbao y Madrid que donan juguetes, libros y ropa, entre otros artículos.

Pero Dori Cámara no está sola en esta aventura y aunque agradece las donaciones de los santoñeses y vecinos de alrededor, cuenta con un equipo humano que está a su lado. Su esposo Fernando González, Beky Portilla Zorrilla, junto a su hija Sofía y su marido Domingos Oliveira y el asturiano Carlos, afincado en Santoña, siempre están dispuestos para echar una mano.

Y es que la actividad que desarrolla La Mar Solidaria es intensa y constante, hasta el punto de organizar tres marchas contra el cáncer, con Luchamos por la Vida, para recaudar fondos y vender peluches para este colectivo.

Dori Cámara en el local de la calle Cervantes, en Santoña. R.A.
Dori Cámara en el local de la calle Cervantes, en Santoña. R.A.

Al mismo tiempo, ha enviado ropa y material escolar a Senegal y juguetes y ropa de verano a Guinea Ecuatorial, así como ropa a Brasil y por supuesto y dada la situación que vive Ucrania se recogieron ropa, mantas, pañales y alimentos para este país.

No todo acaba aquí, ya que su actividad también pasa por colaborar con otros colectivos, como La Fondona, del Astillero; Uno más uno, de Castro Urdiales; Todos Somos Iván, así como con los vecinos que organizan el mercado navideño de Guriezo e incluso con asociaciones que funcionan en Sudáfrica.

Además, su participación en la Plataforma Solidaria 0,77 por ciento le ha servido, en lo personal, para recibir el diploma como voluntaria destacada por el trabajo desinteresado realizado y a La Mar Solidaria, como colectivo, por la labor desarrollada.

Desde su punto de vista los Gobiernos pueden hacer más por las familias necesitadas y así lo dice la Plataforma Solidaria por el 0,77 por ciento con su lema ‘si se quiere, se puede’, con los que camina desde hace 10 años para reivindicar que subvencionen proyectos en el Tercer Mundo y colaboren con los más desfavorecidos de Cantabria.

Y fruto de esta actividad, Dori Cámara se llevó una sorpresa en el presente año. Por medio de vecinos de Santoña y de esta Plataforma fue candidata al galardón Mujer del Año, convocado por Onda Cero Cantabria, junto a otras 40 mujeres y entre las que también se encontraba la hermana Sor Montse, del colegio Sagrado Corazón de Jesús, de Santoña, por la labor desempeñada con los internos del penal El Dueso y los más necesitados. “Se agradece la propuesta, pero no me gusta el protagonismo”, asegura.

Con este centro escolar, La Mar Solidaria colabora en la donación de sillas de ruedas, andarines para adultos y coches para bebés.

Tal es la situación actual, donde la sociedad ha sufrido el incremento de los precios en la alimentación y el gas, que Dori Cámara incide en que ha contribuido incluso a conseguir trabajo a ciertas personas, pero, por otro lado, no ha podido conseguir estufas de butano para cuatro familias que lo han demandado.

“La situación está muy mal, pero hay mucha gente que le da vergüenza pedir y hay otros que lo consideran una humillación y no se dejan ayudar”, comenta.

Navidad

Ahora llega la Navidad y de cara a los niños ha iniciado una campaña de recogida y entrega de juguetes nuevos o en buen estado, y de alimentos, junto con el mercado de venta, que durará hasta el día 5 de enero.

Con la venta de ropa, utensilios y juguetes, el local de la calle Cervantes recibe propinas que van a una hucha para contribuir a la compra de caramelos y dulces que se reparten entre los niños. Y es que los días 24, disfrazada de Papá Noel, y 5 de enero, Dori Cámara recorre las calles de Santoña para repartir cuentos, libros, peluches y caramelos a los niños.

En su opinión, en Navidad aumenta mucho la solidaridad y se reciben donativos para ayudar a pagar los alquileres de los locales y comprar productos navideños. Aun así, considera que la persona solidaria lo es todo el año.

Quien más da es el que no  tiene o tiene poco y los que necesitan de verdad, cogen lo justo y deja el resto para otros porque saben que existe necesidad. Se arreglan con lo que se llevan y no son egoístas”, subrayó.

Valoración

Después de estos años toca hacer valoración y en este aspecto, la responsable de La Mar Solidaria se muestra satisfecha con lo que le aporta esta actividad, con la cual ayuda a personas con problemas en la vida y considera que está haciendo algo bueno. “Me da mucha pena que la gente pase hambre y frío por no tener trabajo y, mayormente, la gente ayudada es agradecida”, indica.

Con el abrazo de un niño en la calle o la mirada agradecida, sin decir nada, de alguien a quien se ha ayudado, Dori Cámara se siente recompensada. “Hay personas que han estado en una mala situación y cuando ha mejorado su estado, se han ofrecido a colaborar enseguida”, rememora cuando echa la mirada atrás, tras estos años de andadura.

Tampoco deja de lado el reconocimiento que tienen los vecinos de Santoña y alrededores, ya que se vuelcan ante el llamamiento para lograr ciertos productos, entre los que la ropa de vestir y cama, el calzado, higiene, mobiliario y pañales son los más demandados.

De cara al 2023, su deseo es contar con un local, cedido por el Ayuntamiento de Santoña, para acoger la sede definitiva de la asociación, mientras que en lo personal apuesta por eliminar el hambre. “Con el estómago lleno se ven las cosas mejor”, manifestó.