domingo. 16.06.2024
El tiempo

Admitido a trámite el recurso de nulidad del polígono de Las Excavadas

La Asamblea en Defensa de las Excavadas calificó de grave tener que acudir a los juzgados para cumplir la Ley

Protesta en el Pleno del Ayuntamiento de Torrelavega. R.A.
Protesta en el Pleno del Ayuntamiento de Torrelavega. R.A.
Admitido a trámite el recurso de nulidad del polígono de Las Excavadas

La Asamblea en Defensa de las Excavadas anuncia que ha sido admitida a trámite por la sala de los Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, el recurso presentado contra la resolución que hace justo un año emitió el director General de Urbanismo y Ordenación del Territorio negando la caducidad y la nulidad del procedimiento del polígono de Las Excavadas.

El colectivo recuerda que, de acuerdo con la normativa vigente, tras haber transcurrido 15 meses desde la publicación del anuncio de dictado de resolución por la que se formulaba el Documento de Alcance del Estudio Ambiental Estratégico, que se produjo el día 14 de diciembre de 2020, procede su caducidad y, por consiguiente, el archivo del procedimiento de evaluación ambiental.

De hecho, ese plazo de 15 meses es el plazo máximo para presentar por parte del promotor, que en este caso es Suelo Industrial de Cantabria (Sican), debiendo haber realizado ya información pública y las consultas de acuerdo con la Ley 21/2013 de Evaluación de Impacto Ambiental.

“No sólo no cumplieron los plazos en absoluto, sino que el primer documento ya lo aportaron fuera de plazo. Es evidente por tanto que el proceso es nulo de pleno derecho y está caducado”, afirman.

En su opinión, lo más grave, es que tengan que acudir a los juzgados para que la Administración cumpla la Ley después de que por parte del director General de Urbanismo y Ordenación del Territorio “se emitiera un informe en claro fraude de Ley, negando hechos tan objetivos y poco discutibles como un plazo de tramitación. Exigiremos responsabilidades por ello también”

Para finalizar, consideran que “la maquinaria de la Administración pretende arrasar con toda legalidad e imponerse a las propias normas que ellos crean, en lugar de ajustarse y cumplir como debe hacer cualquiera. Nos obligan a acudir a los juzgados a refrendar lo que ya sabemos, que tenemos razón”.