lunes. 26.02.2024
El tiempo

La ACPT, PP y Cs critican la gestión de la concejala de Servicios Sociales, Laura Romero

Los populares y Ciudadanos se suman a la petición de cese de esta edil por parte del Gobierno PRC-PSOE

Los Grupos políticos en el Pleno de Torrelavega.
Los Grupos políticos en el Pleno de Torrelavega.
La ACPT, PP y Cs critican la gestión de la concejala de Servicios Sociales, Laura Romero

Los Grupos municipales de la ACPT, PP y Cs han vuelto a criticar la gestión de la concejala de Servicios Sociales, Laura Romero. Las tres formaciones políticas denuncian no solo la devolución de 175.000 euros al Icass sino que en 2022 solo se han gastado 133.000 euros para hacer frente a emergencias sociales.

Desde la Asamblea Ciudadana Por Torrelavega (ACPT) califican de espectáculo dantesco la última comisión de Servicios Sociales en la que este Grupo político y el resto de la oposición requirieron a la concejala, Laura Romano, explicaciones tanto por los 175.000 euros que hay que devolver como sobre las ayudas que aún no se han convocado y por la situación actual que sufre el servicio.

“Recibimos como respuestas el silencio, evasivas varias o excusas baratas para intentar salir del paso sin ningún tipo de éxito. Todo ello mientras el resto de los concejales de PSOE y PRC permanecían en total silencio con la cabeza agachada como si el tema fuese ajeno a ellos”, comenta esta formación.

En la comisión quedó claro un hecho sumamente grave, en opinión de la ACPT, y es que desde los Servicios Sociales no se cumple la ordenanza que rige el protocolo de atención social en la ciudad. “La norma indica que el fondo de suministros básicos será de aplicación preferente ante cualquier otro tipo de actuación, hecho que, como es evidente tras la devolución que hay que hacer al Gobierno de Cantabria de 126.000 euros, no se aplicó en 2021 y no se está aplicando tampoco en 2022”, manifestaron.

Como dato, remarcan, a día 16 de noviembre y a seis semanas de que finalice el año, de los 400.000 euros existentes en la partida de este fondo solo se han utilizado 133.000 euros y la edil Laura Romano no es capaz de dar una explicación creíble de por qué no se está cumpliendo con esta norma.

Además, también debemos denunciar que hace ya un mes que están aprobadas las ayudas para facturas de suministro energético y material escolar y también hace dos meses está la lista de comedores escolares, pero aún no han sido enviadas al Boletín Oficial de Cantabria (BOC) para que puedan ser solicitadas por los vecinos.

“Como dato que revela la gravedad de la situación de servicios sociales, a día de hoy, aún quedan 400.000 euros en partidas de servicios sociales sin utilizar”, matizan.

Por otro lado, todas las acusaciones y denuncias que la ACPT ha venido realizando hace años sobre el mal funcionamiento, falta de empatía en la atención o mala utilización de los recursos quedaron demostradas en el turno de ruegos y preguntas, cuando una familia desahuciada el viernes, compareció pidiendo ayuda directamente a los miembros de la comisión después de no haber tenido ningún tipo de respuesta desde los Servicios Sociales.

También, esta formación incide en que la responsable de Servicios Sociales no está capacitada para seguir al frente de esta área “pues lo único que es capaz de trasladar, cada día que pasa, es una imagen de derrota y paralización. Se tiene que dar cuenta de una vez que su actitud de enrocarse solo está sirviendo para hundir más el servicio y perjudicar a las familias más necesitadas d la ciudad”.

Mientras tanto, la ACPT muestra su malestar al ver que la única respuesta por parte de la concejala Laura Romano ha sido lanzar una campaña publicitaria en el que se alaba el buen hacer de su departamento e intenta trasladar una imagen de normalidad.

Cs

“Ha llegado la hora de que el alcalde aparte a la concejala de Servicios Sociales y tome las riendas del departamento, que está al borde del colapso”. Así se ha mostrado el concejal de Ciudadanos (Cs), Julio Ricciardiello, tras la comisión celebrada en el Ayuntamiento y que ha vuelto a poner en evidencia la descoordinación e ineficacia de este departamento, gestionado por la concejala socialista, Laura Romano.

“Una vez más hemos sido testigos de la inoperancia de la concejala, que claramente está sobrepasada y es incapaz de normalizar este escenario que roza el esperpento, con las familias pidiendo ayuda ante la coyuntura actual como marco de fondo”, ha apuntado Ricciardiello, quien ha señalado que la “única vía para reconducir” esta situación pasa porque el alcalde, Javier López Estrada, “se haga cargo de la Concejalía y aparte a Romano de su cargo”. 

El edil de Cs ha denunciado que la Concejalía deberá devolver al Instituto Cántabro de Servicios Sociales (Icass) 174.000 euros del fondo de suministros básicos que no se utilizaron en 2021, mientras que, en el actual ejercicio, a día 30 de octubre, “solo se han gestionado 130.797 euros de los 350.000 disponibles, más los 70.000 que aplica el propio Consistorio, y que corresponden a la subvención del Icass para hacer frente a emergencias sociales.

Se trata, según Ricciardiello, de prestaciones económicas no periódicas, de carácter extraordinario, concedidas a familias en las que sobrevengan situaciones de urgente necesidad, que se vean privadas de los medios imprescindibles para cubrir las necesidades básicas y que, en el caso de Torrelavega, “no se están gastando por la ineficacia del servicio”. 

A ello se suma la “falta de gestión” en prestaciones sociales y proyectos, que hacen que, a un mes de que finalice el año, “Servicios Sociales de Torrelavega se va a encontrar con un remanente cercano de 400.000 euros que no han llegado a su destino: ayudar a los más desfavorecidos de la ciudad, más de 2.000 personas”, ha aseverado Ricciardiello. 

Además, ha lamentado que los “problemas laborales” entre las técnicos responsables del servicio, el jefe de servicio, la propia concejala y el antiguo gerente “han desembocado en una disminución tal de las actividades del área, que repercute directamente en el servicio a los ciudadanos y hace que los usuarios se encuentren con graves dificultades para solucionar sus situaciones personales”. 

PP

La portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Torrelavega, Marta Fernández-Teijeiro, ha anunciado la presentación de una moción por medio de la que el PP solicitará al alcalde, Javier López Estrada, el relevo de la concejala responsable del área de Servicios Sociales, Laura Romano, así como una reorganización completa de la Concejalía.

En opinión de Fernández-Teijeiro, el "mal funcionamiento" del área y la demostración palpable de que Romano no puede hacer frente a la responsabilidad que se le ha encomendado, obligan al alcalde a "tomar cartas en el asunto y a recomponer el equipo de Gobierno a ver si una persona nueva toma decisiones y reorganiza el servicio".

Para la portavoz municipal del PP de Torrelavega, la responsable de Servicios Sociales se encuentra "desbordada" y "no está dando la impresión de alguien que vaya a solucionar el problema de un servicio desastroso, donde la mala gestión de la Concejalía la están pagando las personas más vulnerables de Torrelavega".

"Tenemos gobernando a dos partidos, PRC y PSOE, que hacen bandera demagógica y electoral de las políticas sociales, pero que, cuando llega la hora de la verdad, que es la de hacer, no la de hablar, naufragan por completo en un instrumento tan básico como son los Servicios Sociales", ha subrayado Fernández-Teijeiro.

Como ejemplo de la situación por la que atraviesa el área de Servicios Sociales torrelaveguense, la concejala de los populares ha explicado que, este año, el Gobierno de Cantabria ha descontado al Ayuntamiento 175.000 euros, casi el 50 por ciento de los fondos asignados por el Icass para 2021 que no pudieron ser justificados.

Se trata, en palabras de Fernández-Teijeiro, de una gran cantidad de dinero que el Ejecutivo regional ha detraído del convenio de este año. “Miles de euros que "no se justificaron porque no se gastaron y no se atendió con ellos las necesidades sociales de Torrelavega", ha enfatizado.

Al respecto, Fernández-Teijeiro ha señalado que esta situación "no es aceptable" y se ha preguntado "a cuántas familias podían y debían haber ayudado esos 175.000 euros en nuestra ciudad en 2021, quién nos garantiza que no volverán a dar este y otros problemas en 2022".

Realojo

La portavoz del PP también se ha referido al realojo de las familias afectadas por los incendios que se produjeron en la Calle Marqueses de Valdecilla y Pelayo y en la casa ubicada en el barrio de Sierrapando.

En este sentido ha indicado que "nadie nos ha explicado por qué se les proporcionó la manutención a tres familias que disponían de ingresos para hacer frente a esos gastos", teniendo en cuenta además que, según ha añadido, "la manutención solo se puede justificar si hay un expediente de valoración económica".

"Además, incluso en el caso de que dicha justificación existiera y que el Ayuntamiento corriera con el gasto de manutención, por qué contratarlo fuera del catering social. No lo entendemos y no se ha explicado", ha reiterado la concejala del PP quien ha añadido que "hay que ser solidarios, pero también eficientes y sensatos, porque el dinero que se gasta es el de todos los vecinos y lo que se emplea así luego no lo hay para otras cosas también de política social".

Por otro lado, se ha referido a la contratación de un consultor para la implementación del nuevo modelo organizativo "cuyos honorarios ascendieron a, aproximadamente, 30.000 euros". "No vemos que un gasto tan grande en consultoría haya dado ningún fruto en la mejora de la gestión, así que todo tiene muy mal aspecto en cuanto a la dirección de este departamento", afirmó.

Fernández-Teijeiro ha concluido diciendo que el Grupo Popular impulsará este debate en la Corporación y que se vote, para que todos los grupos se retraten y se produzca una decisión. Así la ciudadanía de Torrelavega podrá distinguir entre la falsa demagogia social y la verdadera política social".