lunes. 06.02.2023
El tiempo

Unidas por Santander presenta enmienda a la totalidad al presupuesto de 2023 por carecer de planes para resolver los problemas

El concejal Miguel Saro alerta de que el municipio está en situación de inestabilidad presupuestaria y destaca la ausencia de planificación en la contratación del personal municipal 

El concejal de Unidas Por Santander, Miguel Saro.
El concejal de Unidas Por Santander, Miguel Saro.
Unidas por Santander presenta enmienda a la totalidad al presupuesto de 2023 por carecer de planes para resolver los problemas

Unidas por Santander (UxS) ha presentado una enmienda a la totalidad al presupuesto de 2023 presentados a los Grupos políticos, con un “imperdonable retraso”, ya que las cuentas debieron haberse votado antes del día 1 de enero.

En la enmienda presentada, la formación destaca que el documento económico contienen las mismas carencias que los de años anteriores y no tienen ningún plan para resolver los principales problemas de la ciudad, como la falta de suelo productivo, el problema de la vivienda y el medio ambiente, unos servicios públicos en descendiente calidad y un modelo caduco en la atención social primaria.

Sobre la falta de la aplicación de buenas políticas en área problemáticas, la enmienda recoge la crítica que ha llevado a cabo Unidas Por Santander durante esta legislatura sobre la falta de personal en departamentos muy importantes.

Hay una ausencia total de planificación en la contratación del personal y el porcentaje de personal temporal es de cerca del 30 por ciento, debido al abuso de la interinidad”, ha lamentado el concejal de la formación, Miguel Saro.

Otra crítica que recoge la enmienda es sobre la inestabilidad presupuestaria en la que está sumido el municipio. “La suspensión de las reglas fiscales ha supuesto que el superávit no tenga que dedicarse a amortizar deuda, aunque este Ayuntamiento ha seguido amortizando deuda cada ejercicio pese a que su nivel de apalancamiento es muy bajo”, ha lamentado Saro.

A este respecto, UxS ha lamentado también la falta de compromiso con las inversiones y la incapacidad de ejecutar el gasto, un problema que se ha hecho sistemático en los últimos años.

En cuanto a las inversiones, que históricamente no llegan a cumplirse un 20 por ciento de las partidas presupuestarias según destaca el informe de Intervención Municipal, hay que destacar que, de los 29,41 millones de euros previsto, ni uno proviene de recursos propios procedentes de ingresos corriente, si no que se prevé un préstamo previsto de 21,43 millones, además de transferencias de otras administraciones y subvenciones.

El tema del incumplimiento de los compromisos de gastos es la “tónica habitual de los últimos ejercicios presupuestarios”, especialmente en los últimos años en los que se ha retrasado la presentación y entrada en vigor de las cuentas públicas. “Esto hace que las cuentas presentadas sean tan poco creíbles como la mayoría de las presentadas en los últimos ocho años, tal y como refleja el verdadero documento que expresa el compromiso presupuestario del Ayuntamiento: la liquidación del presupuesto”, matiza Saro.

“Es que, en esta liquidación, se percibe que los grupos de programas importantes en los que el Ayuntamiento de Santander tiene competencias exclusivas tuvieron un bajísimo grado de ejecución, como es el caso de urbanismo, que en 2021, último ejercicio del que se conoce la liquidación completa, se cumplió un 49,31 por ciento, conservación y pavimentación de vías públicas, con un 10,58 por ciento de cumplimiento, así como movilidad sostenible con un 32 por ciento, asistencia social primaria con un 28 por ciento o fomento del empleo con un 51 por ciento”, comentó.

Sobrecostes

“El único objetivo de las cuentas parece ser atender al turismo y las necesidades de los visitantes a nuestra ciudad, lo que es citado abundantemente en la memoria de alcaldía para justificar la inmensa mayoría de las inversiones”, ha criticado Saro; que también ha lamentado, una vez más, la “sistemática externalización de los servicios públicos”, cuyo coste en 2023 se prevé un 19,57 por ciento respecto a las partidas consignadas en el presupuesto de 2022, y que ascenderán a 83,3 millones de euros.

Y es que Saro ha alertado sobre el sobrecoste de más del 70 por ciento que supone la prestación de servicios públicos de forma indirecta, tal y como alertó el informe de 2021 del Tribunal de Cuentas. “Este modelo en Santander ha supuesto una crisis sin precedentes de los servicios públicos, como el de limpieza viaria y recogida de residuos, medio ambiente o sistema de aguas”, ha recordado.

Por último, Saro ha acusado al equipo de Gobierno de “hurtar” a los vecinos de Santander de participar su posibilidad de controlar y fiscalizar la acción de gobierno, con el bloqueo de la comisión de investigación del contrato de basuras y la negativa a desarrollar herramientas aprobadas a instancias de UxS, como el Observatorio de la Contratación.

“Su única intención es mantener bajo la alfombra su relación con diversas empresas que han gestionado servicios públicos municipales e ignorar el descontrol al que han sumido los servicios públicos municipales”, ha criticado el edil.

Unidas por Santander presenta enmienda a la totalidad al presupuesto de 2023 por carecer de planes para resolver los problemas
Comentarios