lunes. 26.02.2024
El tiempo

IU–Podemos en Santander certifican los problemas de ruidos noctunos con la convivencia

Tras una reunión con los vecinos de ‘El Parlamento’, la coalición asegura que se este problema se extendió por varias zonas de la ciudad

Reunión de IU-Podemos con vecinos en Santander.
Reunión de IU-Podemos con vecinos en Santander.
IU–Podemos en Santander certifican los problemas de ruidos noctunos con la convivencia

La coalición Izquierda Unida-Podemos ha denunciado reiteradamente el “descontrol” que existe en ciertas zonas de Santander, afectadas por los “excesos” de una “pequeña parte irresponsable” de locales de ocio nocturno en la ciudad.

En esta ocasión, sus representantes se han  reunido con los vecinos de la calle Alcázar de Toledo, que recientemente se han unido en una asociación bajo el nombre ‘Vecinos de El Parlamento’, nombre que defienden para renombrar dicha calle, ya que es una de las calles afectadas por la Ley de Memoria Democrática.

Estos vecinos llevan meses denunciando las molestias que les causan los excesos provocados por un local y su clientela, abierto hasta altas horas. “Especialmente, la problemática llega por las peleas y fuertes gritos que se desarrollan en la calle a cualquier hora de la noche, incluso por la mañana”, indicaron.

“Es la tónica habitual en zonas donde hay locales que abren hasta tan tarde, especialmente los after”, ha explicado el candidato a la Alcaldía de Santander, Keruin Martínez.

“En Santander, esta situación ha empeorado en los últimos años ante la ausencia de control por parte del equipo de Gobierno PP-Cs, que ha preferido ponerse de perfil ante su obligación de luchar por la convivencia de todos”, ha matizado.

Martínez ha asegurado que su partido apuesta por encontrar un “equilibrio” entre “la vida dinámica en el centro y la calidad de vida de los vecinos que viven en él”, sacando adelante un Plan de Acción Contra el Ruido. “Llevamos dos años luchando por este proyecto en el Pleno municipal, ya que es la misma Ley la que exige más medidas”, ha explicado el candidato, recordando que el Tribunal de Cuentas alertó sobre el grave déficit de Santander en la aplicación de medidas ambientales relacionadas con la contaminación acústica, especialmente en referencia al ocio nocturno.

De forma complementaria a dicho plan, la coalición asegura que se requiere un estudio de la situación del personal de las áreas que controlan las licencias, así como las denuncias y la seguridad, para comprobar qué carencias y necesidades pueda haber. “Hay que afrontar esta situación desde diferentes prismas, porque igual que sabemos que la Policía Municipal está infradotada y con problemas en sus equipos, también hemos constatado que hay departamentos que necesitan la incorporación de más técnicos para ayudar a los funcionarios a prestar un servicio más ágil y eficiente a los ciudadanos”, ha explicado Martínez.

No se trata de demonizar al turismo ni a la hostelería, ya que la mayoría de los locales se esfuerzan en cumplir la ley y sufren también por la mala imagen que esto genera en el sector”, ha finalizado Martínez. “Se trata de luchar por una convivencia justa, que preserve la salud vecinal, acabe con los malos hábitos, y ponga las cosas más fáciles a los que buscan dar un buen servicio y cumplir la ley”.

Servicios Sociales

La coalición Izquierda Unida-Santander ha dedicado una parte importante de su programa a establecer medidas para “un Santander inclusivo” con 80 medidas destinadas a la intervención social, el alquiler social y el apoyo a familias, la ayuda a la conciliación, o medidas para aumentar la participación de los jóvenes y fomentar un envejecimiento activo para los mayores. Además, el programa recoge medidas específicas para personas con movilidad reducida y diversidad funcional, minorías, población migrante y para abordar el problema del sin hogar

Algunas de las medidas propuestas se enlazan con otras materias, como vivienda, ya que el aumento del parque de alquiler social es “básico” para “evitar la caída en la exclusión social”, tal y como defienden desde el programa. “Debemos fijar umbrales de renta baja, favorecer medidas tarifarias especiales en servicios municipales e ir hacia una fiscalidad más progresiva para que ninguna persona quede desatendida”, ha explicado Martínez.

Entre las medidas para favorecer la conciliación, la formación ha apostado por tomar como referencias las denominadas ‘Casa Grande’, unos centros que fueron distribuidos por los diferentes distritos de la ciudad de Madrid durante el período de Gobierno de la formación, que proporcionaba lugares donde “interaccionar y vincularse compartiendo experiencias de juego y relación entre los menores”, y en el que los padres y madres “puedan compartir las inquietudes cotidianas relacionadas con la crianza y cuidado de las y los menores a cargo”.

En el programa también se dedican varias medidas concretas para fomentar la participación de la juventud en la vida activa de Santander, así como proveer alternativas de ocio, cultura y formación cercana y atractiva.

“Tenemos que atender las problemáticas más acuciantes de esas edades, incluidas las adicciones, la violencia machista, el bullying o el desarraigo social”, ha explicado Martínez. “Por ello tenemos que establecer programas sociales que aborden estos temas, luchar para que el Gobierno autonómico ponga más limitaciones a las casas de apuestas y facilitar el uso de locales autogestionados de encuentro para fomentar un ocio saludable”, ha propuesto.

Mayores

El programa destina una parte importante de este apartado a la atención a las personas mayores, ante el “reto demográfico” que supone una ciudad “cada vez más envejecida, que pierde población joven y en la que muchos de sus vecinos comienzan a tener necesidades acordes a su edad”, ha explicado Martínez.

Por ello, algunas de estas medidas incluyen trabajar en las infraestructuras públicas. “Tenemos que marcar las zonas, tanto en la calle como en los edificios, que tengan barreras arquitectónicas y avanzar en la accesibilidad universal”, ha explicado el candidato a la Alcaldía, que ha lamentado que el actual estado de escaleras mecánicas, rampas y ascensores son “un obstáculo más al que se enfrentan estas personas día a día”.

Además, hay que detectar situaciones de vulnerabilidad física, emocional, monetaria o de condiciones generales de vida, no podemos permitir más ancianos y ancianas muriendo solos en sus casas sin que nadie se percate hasta pasado un tiempo, o quitándose la vida ante la desesperación de no tener alternativas”, ha explicado Martínez.

También se busca fomentar un envejecimiento saludable y activo para los mayores, por lo que se propone un programa de actividad física adaptado a las capacidades funcionales, pero también al fomento de actividades culturales y de ocio de calidad, repartidos en diferentes locales públicos del municipio.