sábado. 25.05.2024
El tiempo

UGT acusa a Sanidad de vulnerar el derecho de huelga en el servicio de diálisis con unos servicios mínimos del 100 por cien

El sindicato impugnará judicialmente la decisión tras el primer día de paro general indefinido que apoya un 98 por ciento de la plantilla 

Concentración de los trabajadores el primer día de huelga en Santander.
Concentración de los trabajadores el primer día de huelga en Santander.
UGT acusa a Sanidad de vulnerar el derecho de huelga en el servicio de diálisis con unos servicios mínimos del 100 por cien

El sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) acusó a la Consejería de Sanidad y el Servicio Cántabro de Salud (SCS) del Gobierno regional de vulnerar el derecho de huelga de la plantilla de la empresa concesionaria del servicio de diálisis en Cantabria, Fresenius Medical Care, al imponer unos servicios mínimos del 100 por cien "que ni siquiera han sido negociados" y que el sindicato impugnará judicialmente.

Así lo aseguró el responsable regional del Sector de Sanidad Privada de la Federación UGT-Servicios Públicos, José María Fernández, en la concentración de protesta frente a la sede de la empresa en el Gran Zoco Santander en coincidencia con el primer día de la huelga general indefinida convocada por la escasez de personal y las precarias condiciones de trabajo de una plantilla integrada por algo más de medio centenar de trabajadores.

“Un 98 por ciento de la plantilla ha manifestado su conformidad absoluta con la huelga general pero lo que no sabíamos es que el enemigo lo teníamos en casa, la Consejería de Sanidad y el propio Servicio Cántabro de Salud, que han tomado parte de una manera muy arbitraria, poniéndose de parte de la empresa", agregó Fernández.

"Se han preocupado más de la empresa que de los usuarios y de unas condiciones laborales inaceptables de los trabajadores del servicio", agregó el sindicalista, tras matizar que "entendemos que hay que velar por los usuarios, como no podía ser de otra manera, pero nunca pisoteando los derechos fundamentales de los trabajadores".

El secretario del Sector de Sanidad Privada de UGT lamentó que "una Administración pública no puede despreciar los derechos de los trabajadores de una manera tan descarada" y criticó que "nos alarma y mucho oír decir al jefe de Nefrología lo muy preocupado que está por el cumplimiento de los servicios mínimos, cuando nunca le hemos escuchado hablar de las condiciones laborales y las condiciones del servicio que se presta a los usuarios".

Fernández agradeció a todos los trabajadores de Fresenius Medical Care "su apoyo y entrega en una huelga no deseada por nadie, pero que se ha convertido en la única alternativa para que la empresa cumpla con su plantilla y deje de mentir y engañar tanto a la Consejería de Sanidad como a los usuarios del servicio".

"Pese a estos servicios mínimos abusivos, la plantilla seguirá manifestándose y movilizándose hasta que la empresa se siente a negociar de verdad y de una vez por todas, tras negarse sistemáticamente a un nuevo convenio colectivo o, al menos, a cumplir los acuerdos que firmó en su momento", aseguró el sindicalista.