viernes. 19.04.2024
El tiempo

El proyecto de protonterapia del Hospital de Valdecilla se adjudicará a finales de 2023

El vicepresidente regional y el consejero de Sanidad se reunieron con la empresa adjudicataria para conocer el proyecto básico, la parte previa a la licitación de las obras

Reunión para el seguimiento de la proto
Reunión para el seguimiento de la proto
El proyecto de protonterapia del Hospital de Valdecilla se adjudicará a finales de 2023

El proyecto de protonterapia de Valdecilla se adjudicará a finales de 2023. Así lo han avanzado el vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga (PSOE) y el consejero de Sanidad, Raúl Pesquera (PSOE), tras la reunión mantenida con la empresa adjudicataria de la redacción del contrato,

"Se cumplen así estrictamente los pasos marcados en la hoja de ruta", ha dicho Zuloaga, por lo que, en el mes de abril, se podrá solicitar la licencia al Ayuntamiento de Santander y, previsiblemente, en junio, "a más tardar la primera semana de julio", estará redactado el proyecto de ejecución, que permitirá licitar las obras”, adelantó Zuloaga.

Cantabria ha dado hoy "un paso más, irreversible, importante y fundamental" para que el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (HUMV) se convierta en el primer centro público de España en contar con protonterapia, la técnica radioterápica más avanzada y segura para tratar determinados tipos de cáncer.

"Una tecnología que, además, permitirá desarrollar e investigar nuevos tratamientos contra el cáncer", gracias a los acuerdos alcanzados con el Hospital Virtual Valdecilla y el Instituto de Investigación Valdecilla (Idival).

En la reunión del Consejo de Seguimiento el proyecto básico, previo al proyecto de ejecución, han participado los gerentes del Servicio Cántabro de Salud,  Rafael Sotoca, y HUMV, y Rafael Tejido, así como responsables de la empresa que construirá el equipo de protonterapia (Varian).

Búnker

Tal y como ha explicado el vicepresidente, la inversión total para construir la unidad de protonterapia en Valdecilla es de 50 millones de euros para, por un lado, sufragar la fabricación de la unidad de protones, propiamente dicha, y que se está fabricando en Alemania, con un presupuesto superior a los 27 millones de euros.

Por otro lado, hay que construir un gran búnker subterráneo en Valdecilla, para alojar la máquina, que se ubicará entre el edificio de las Tres Torres y la capilla. Una obra, ha aclarado Zuloaga, "que no afecte al normal funcionamiento del hospital", pero que supondrá una enorme excavación, dadas las características y dimensiones del equipo.

Es un búnker formado por muros y forjados de hormigón de grandes espesores "de hasta tres metros de ancho", que lo convierten en un cuerpo totalmente rígido y cerrado, necesario para el aislamiento de la radiación.

Por eso, contará con un cierre superior de elevado espesor, de entre dos y tres metros, y unas medidas en planta aproximadas de 13 metros de ancho por 30 de largo. La altura libre interior alcanzará los ocho metros y la exterior 12,5 metros, "lo que va a suponer excavar un total asimilable a un edificio de cuatro plantas hacia abajo, con la anchura necesaria para desarrollar allí el acelerador de partículas y todo el aparataje que tiene que ver con la sala donde los pacientes serán tratados", ha añadido.

El búnker incluirá una sala de tratamiento en su interior, en conexión directa y al mismo nivel con las dependencias de atención sanitaria de la nueva unidad de protonterapia que se ubican en el hospital. La losa superior tendrá unas tapas de hormigón prefabricado desmontables para introducir verticalmente la maquinaria en el búnker.

La estructura estará completamente enterrada y circundada por estructuras existentes, por lo que se diseñan muros pantallas excavados como solución de contención tanto temporal como definitiva.

Recursos personales

Por su parte, el consejero de Sanidad ha recordado que el proyecto "requiere también ajustar los recursos personales y materiales", por lo que se incorporarán dos profesionales de oncología radioterápica, otros dos ingenieros superiores especialistas en radiofísica y cuatro técnicos de radiofísica. En total, ocho personas más, lo que exige ajustar las plantillas orgánicas del hospital, "un proceso que va en paralelo", ha explicado Pesquera.

Pero el paso de hoy, ha remarcado el titular de Sanidad, "despeja todas las dudas" y "abre las puertas" para seguir desarrollando el resto de proyectos paralelos que lleva aparejada la instalación, como son los permisos administrativos y otros trámites necesarios.

Valdecilla es en este momento el único hospital público con un proyecto básico para la instalación de la protonterapia, y esto "sitúa" a Cantabria como la "pionera" en el desarrollo de este tratamiento contra el cáncer, ha añadido Zuloaga.