lunes. 15.04.2024
El tiempo

Cantabria cuenta con los 19 equipos de alta tecnología con un coste de 20 millones de euros

El ministro en funciones de Sanidad, José Miñones (PSOE), anuncia la  completa instalación  de  los  851  equipos  de  alta tecnología hospitalaria del Plan Inveat

El consejero de Salud, César Pascual, y el ministro de Sanidad, José Manuel Miñones, visitan los últimos equipos instalados, financiados a través del Plan de Inversión en Equipos de Alta Tecnología (INVEAT).
10 NOV 23
El consejero de Salud, César Pascual, y el ministro de Sanidad, José Manuel Miñones, visitan los últimos equipos instalados, financiados a través del Plan de Inversión en Equipos de Alta Tecnología (INVEAT). 10 NOV 23
Cantabria cuenta con los 19 equipos de alta tecnología con un coste de 20 millones de euros

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, de Santander, cuenta con 17 y Sierrallana-Tres Mares, con dos de los nuevos equipos de alta tecnología con que se ha dotado a la sanidad pública cántabra, gracias  a  los  más  de  20  millones  de  euros  asignados  a  la Comunidad Autónoma a través del Plan Inveat.

El ministro de Sanidad en funciones, José Manuel Miñones (PSOE), visitó el centro y ha anunciado hoy en Santander que se ha completado la instalación del 100 por ciento de los 851 equipos del Plan de Inversiones en Alta Tecnología (Inveat) en hospitales de todo el Sistema Nacional de Salud (SNS), financiados con cerca de 800 millones de euros del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) del Gobierno.

Miñones ha detallado que el 90 por ciento de estos equipos de alta tecnología hospitalaria están en funcionamiento, lo que supone la mejora de la salud de la ciudadanía, con el impulso al diagnóstico y tratamiento de enfermedades de alto impacto para la población. Está previsto que la totalidad de los equipos estarán en servicio antes de que finalice el año.

 “El Plan Inveat ha puesto a disposición las Comunidades Autónomas casi 800 millones de euros de los fondos del PRTR. España está siendo un ejemplo en la gestión de estos fondos europeos, gracias al trabajo conjunto del Gobierno y de las comunidades”, ha afirmado el ministro.

Miñones ha destacado los grandes beneficios de este programa, entre otros, para pacientes con enfermedades oncológicas, neurodegenerativas o poco frecuentes,  al  facilitar  el  diagnóstico  en  estadios  más  tempranos  y  la realización de un mayor número de pruebas y terapias en menos tiempo, reduciendo la carga de radiación necesaria.

Asimismo, el Plan Inveat proporciona un mayor acceso en equidad de la ciudadanía a la alta tecnología sanitaria, al abarcar todas las Comunidades Autónomas y, en  algunos  casos,  al  proporcionar,  por  primera  vez, equipamientos de los que, hasta la fecha, carecía la sanidad pública.

Entre  estos,  aceleradores  lineales  de  partículas,  resonancias  magnéticas, equipos  de  Braquiterapia  Digital, de  Hemodinámica,  tomografías computarizadas (TC),  gammacámaras,  angiografías  para  servicios  de Neurorradiología,  angiografías  vasculares,  PET-TC  y  tomografías computarizadas de planificación.

Mejorar la salud

Un programa que busca proporcionar unos mejores diagnósticos y una mejor atención sanitaria y, por tanto, “mejorar la vida, la salud y la calidad de vida de los ciudadanos”, gracias a la modernización de las instalaciones y servicios, como objetivo prioritario del Ministerio de Sanidad.

En esta misma línea, ha significado otros programas e inversiones como el Plan de Implantación de la Protonterapia que dotará al SNS de sus primeros 10 equipos con esta tecnología para la atención oncológica de precisión, uno de ellos en el Marqués de Valdecilla, gracias al convenio firmado entre el Gobierno y la Fundación Amancio Ortega Gaona.

Asimismo,  el  Plan  de  Mejora  de  Infraestructuras  de  Atención  Primaria (Minap), dotado con 579,1 millones de euros, que prevé inversiones por valor de 7,7 millones de euros en Cantabria, para la mejora de los servicios de urgencias, fisioterapia y radiología en centros de salud y consultorios.

A  estas  cuantías,  se  suman  los  más  de  600.000  euros  transferidos  a  la comunidad  autónoma  para  el  Plan  de Infraestructuras  en  Salud  Mental Comunitaria o los más de 1,3 millones de euros de las anualidades 2022 y 2023 del Plan de Salud Bucodental.

Junto  al  ministro,  también  han  participado  en  la  visita,  la  delegada  del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones (PSOE), y el consejero de Sanidad, César Pascual (PP).

En palabras del consejero de Salud, César Pascual, “un salto cualitativo” que va a permitir a la región “seguir a la vanguardia” a nivel diagnóstico y asistencial, pero también en el terreno docente y de investigación.

Precisamente hoy, Pascual ha acompañado al ministro de Sanidad, José Miguel Miñones, en su recorrido por el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla para comprobar “in situ” el funcionamiento de los últimos equipos instalados en el área de Oncología Radioterápica. Se trata de un nuevo TAC, un acelerador lineal en anillo y con movimiento sincronizado y un nuevo equipo de braquiterapia de alta tasa de dosis.

Quirófano híbrido

En este sentido, Pascual ha destacado, “más que la cantidad”, la tipología de los nuevos equipos, con una tecnología “correlacionada” con los avances en la medicina, uno de los “objetivos prioritarios” de Valdecilla. Además, gracias a esta dotación, servicios como el de Oncología Radioterápica reforzarán su actividad formativa para profesionales, para seguir siendo también un referente en formación de la especialidad.

El único que fleco que aún queda por cerrar del Plan Inveat es, tal y como ha apuntado Pascual, el quirófano híbrido, que va “un poco más dilatado”, pero que entrará en funcionamiento en enero.

En este sentido, tanto Pascual como Miñones han elogiado el “buen hacer” de los profesionales del sistema público de salud, que se han adaptado “inmediatamente” a la nueva tecnología y se han puesto a trabajar “con muchísima ilusión” para mejorar la calidad asistencial a los pacientes.

El objetivo de Cantabria ahora, tal y como ha apuntado el consejero de Salud, es “seguir invirtiendo para aprovechar todas las capacidades que esta tecnología de vanguardia nos ofrece y desarrollarlas por completo, para sacar el máximo rendimiento”.

En este sentido, el Gobierno regional realizará una “importantísima inversión” y, a primeros de año, licitará un nuevo sistema computarizado avanzado para el archivo, lectura y transmisión de imágenes médicas (PACS, por su denominación en inglés).

Este sistema rentabilizará las nuevas máquinas y ofrecerá un soporte puntero a las decisiones clínicas, permitiendo, gracias a la inteligencia artificial, trabajar a un ritmo mucho mayor y fomentar la investigación, pero, sobre todo, “vertebrar mejor todas las capacidades diagnósticas y tecnológicas que tiene el hospital”.

Junto a Pascual y Miñones, han visitado el área de Oncología Radioterápica la gerente de Valdecilla, María Dolores Acón, y parte de su equipo, que han recibido las explicaciones técnicas de la jefa de Sección del Servicio, Teresa Pacheco.

Más precisión

Durante el recorrido por las instalaciones, Teresa Pacheco ha explicado que los nuevos equipos permiten tratar “en menos tiempo y con mayor comodidad” patologías muy extensas o que requieran de irradiación de zonas largas, como sarcomas, irradiación cráneo-espinal o cérvix con áreas ganglionares. Así, ha relatado, el paciente recibe “dosis más conformadas”, que salvaguardan mejor los órganos, sobre todo en pacientes con tumores de cabeza y cuello.

El sistema de guiado de imágenes de muy alta calidad es tan preciso, ha añadido, que utiliza un sistema de seguimiento de movimiento en tiempo real para adaptar la radiación a la posición exacta del tumor durante el tratamiento, minimizando el daño a los tejidos sanos circundantes.

Se utiliza comúnmente para tratar tumores que se mueven durante la respiración, como los pulmonares y los de mama, y para tumores cercanos a órganos vitales que también se mueven con la respiración”.

En general, los pacientes que Valdecilla tratará con esta nueva tecnología son aquellos que más se benefician de ella, como son las personas con tumores de cabeza y cuello y los pulmones, así como aquellos que necesitan una irradiación corporal total, para un trasplante de médula, irradiación cráneo-espinal o cáncer de cérvix con cadenas paraórticas.