viernes. 19.04.2024
El tiempo

Las Marzas se empiezan a cantar en Cantabria ante la llegada de la primavera

La Escuela Municipal de Folclore La Barquía lo hará en El Astillero, en Laredo cantaron ‘Las Panchoneras’, y Antonino Herrera fue distinguido como Marcero Mayor a título póstumo en Piélagos

Las Marzas se cantarán el lunes en El Astillero.
Las Marzas se cantarán el lunes en El Astillero.
Las Marzas se empiezan a cantar en Cantabria ante la llegada de la primavera

Las Marzas, como es tradición en varios municipios de Cantabria, se empiezan a cantar ante la llegada de la primavera.

La Escuela Municipal de Folclore ‘La Barquía’ de Astillero cantará el lunes, día 28 de febrero en el Ayuntamiento de Astillero, a las 19.00 horas, para dar la bienvenida al mes de marzo y anticipe la llegada de la primavera con cánticos tradicionales cántabros.

Esta tradición se retomará dos años después de su última celebración, en febrero de 2020. En aquel entonces, ‘La Barquía’ realizó una ronda marcera por las calles del municipio en un escenario muy distinto al actual, previo al estallido de la pandemia covid. 

Ahora, volverá a repetirse esta celebración, aunque mucho más ajustada a la situación epidemiológica, con una única actuación en el Ayuntamiento de Astillero.

A las puertas de la cita, la concejala de Cultura, Cristina Laza, ha querido agradecer “la predisposición de la Escuela Municipal de Folclore ‘La Barquía’ en cada acto que organizamos para difundir el folclore y las tradiciones de nuestra región”. Asimismo, ha querido felicitarles por “por conservar esta tradicional actividad y por contribuir a conservar y mantener nuestra cultura”.

Laredo

Hoy, domingo, para dar la bienvenida a la primavera en Laredo, el grupo ‘Las Panchoneras’, bajo la dirección de Alfonso Oruña, junto al conjunto ‘Ni tantu ni tandellu’ y los ‘Piteros de Seña’ han recorrido las principales zonas del centro de la villa pejina interpretando canciones populares cántabras y laredanas conforme a la tradición de Las Marzas.

Laredo disfrutó hoy de los cantos tradicionales de Las Marzas.
Laredo disfrutó hoy de los cantos tradicionales de Las Marzas.

La alcaldesa, Charo Losa y el concejal de Servicios Sociales, Juanjo Revuelta, han acompañado a las agrupaciones en su itinerario junto a los vecinos del municipio.

En Laredo, ‘Las Panchoneras’ han cantado las Marzas desde su fundación. Cuentan con un repertorio pejino en el que abordan temas como la pesca del bocarte, la plantación de flores para la Batalla y otros temas locales.

Con atuendos montañeses, cuévanos y acompañados de un burro que porta productos de la matanza, cantan Las Marzas a modo de pregón que da la bienvenida a la primavera.

‘Las Panchoneras, acompañadas del grupo ‘Ni tantu ni tandellu’ y de los ‘Piteros de Seña’ han atravesado el casco urbano pejino desfilando con sus trajes regionales y animando las calles de la villa con su música. Han visitado zonas como el mercado dominical ubicado junto al Consistorio, la Plaza de la Constitución, la Puebla Vieja, la Alameda Miramar, la entrada de la Casa de Cultura Doctor Velasco, entre otros puntos de interés local.

Por todas ellas, han entretenido a los presentes tocando y cantando música tradicional cántabra y laredana con el fin de poner en valor esta costumbre que forma parte del acervo cultural de Cantabria y el norte de España.

Piélagos

Antonino Herrera, fundador y director honorario del Coro Ronda Besaya, ha sido distinguido a título póstumo como Marcero Mayor 2022 de Piélagos.

Su viuda, María Jesús, ha recibido este domingo, en el Centro Cultural Quijano, de manos de la alcaldesa, Verónica Samperio, y del concejal de Cultura, Roberto Ruiz Argumosa, la placa y la banda con la que el municipio ha querido agradecerle su contribución fundamental para mantener viva una de las más antiguas tradiciones de Cantabria.

La viuda de Antonino
La viuda de Antonino Herrera en el acto de la distinción.

La directora del Coro Columba Quijano, María Jesús Sánchez Barcenilla ‘Koki” ha recordado que Antonino Herrera no sólo cantó sino que enseñó durante años las marzas.

“Con su voz y su batuta dirigió al Coro Ronda Besaya y tuvo la gentileza de dejarme aprender estas canciones ancestrales, algo que no estaba bien visto pues las mujeres no cantaban las marzas, ya que era cosa de hombres”, ha rememorado María Jesús Sánchez Barcenilla.

En este sentido, ha contado que hace más de 30 años ella había empezado a cantar las marzas con su padre, que se las había enseñado, pero quería aprender más. Por eso, le recomendaron que hablara con Antonino que las cantaba con el Coro Ronda Besaya.

“Siéntate en un rincón para que no me digan nada los otros hombres me dijo y allí estuve y me las enseñó con todo el cariño del mundo”, ha rememorado la directora del Coro Columba, quien ha hecho hincapié en que, gracias a él, este domingo las ha cantado en Piélagos su formación, pero también integrantes del Coro Amigos de Boo y de la Asociación de Mayores de Castañeda.

En la misma línea, se ha referido a la representación teatralizada de las marzas que el pasado viernes llevaron a cabo los alumnos de la Escuela municipal de teatro de Piélagos y niños de Quijano. “Intentamos que esa semilla crezca con la ayuda de todos”, ha subrayado.

Por su parte, la alcaldesa de Piélagos, Verónica Samperio, ha asegurado que “todos tenemos mucho que agradecer a Antonino Herrera”. Así, ha dicho, él enseñó las marzas a ‘Koki’ y ella a nosotros.

Durante su intervención, ha agradecido su presencia en el Centro Cultural Quijano a todas las personas que este domingo han acompañado a los marceros y que, un año más, hacen posible mantener viva la tradición, al tiempo que ha pedido “hacer un esfuerzo” para que no se pierda “una seña de identidad tan nuestra”.

“Las Marzas anuncian siempre la primavera, la llegada de algo bonito”, ha explicado Samperio, quien se ha mostrado convencida de que, por eso, “este año hay que cantarlas con  más fuerza que nunca”.

“Venimos de un inverno muy largo, que parece se quiere alargar un poco más. Espero que las marzas nos traigan dos de las cosas que debemos desear todos: la salud y la paz. Que este año resuenen las marzas más fuertes que nunca”, ha pedido la regidora municipal.