domingo. 25.09.2022
El tiempo

La reforma del Cuartel de la Guardia Civil de Potes costó 1,9 millones de euros

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (PSOE), inauguró las obras y el presidente regional, Miguel Ángel Revilla (PRC), demandó más efectivos para la Comunidad Autónoma

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, con los guardias civiles.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, con los guardias civiles.
La reforma del Cuartel de la Guardia Civil de Potes costó 1,9 millones de euros

La reforma y ampliación del Cuartel de la Guardia Civil de Potes costó 1,9 millones de euros. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (PSOE), inauguró las obras y apostó por la inversión en infraestructuras y el aumento de los efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil como “la mejor fórmula para que nuestras regiones y comarcas sean cada vez más seguras”.

Al acto acudió el presidente regional, Miguel Ángel Revilla (PRC), quien aprovechó el acto para demandar más efectivos de Guardia Civil y Policía con el fin de que Cantabria siga siendo segura. “Cantabria es segura, pero presenta deficiencias en determinadas zonas que en la época estival multiplican su población y en la protección del Puerto de Santander”, comentó.

En el acontecimiento también han estado presentes la delegada del Gobierno en la Comunidad Autónoma, Ainoa Quiñones (PSOE); la directora General de la Guardia Civil, María Gámez; el presidente del parlamento, Joaquín Gómez (PSOE), y el alcalde de Potes, Francisco Javier Gómez (PP), entre otras autoridades.

Las autoridades políticas en el acto en Potes.
Las autoridades políticas en el acto en Potes.

“Estoy convencido de que los casi dos millones de euros destinados a este nuevo acuartelamiento son una inversión acertada que redundará en el bienestar de Potes, de Liébana y de toda la Comunidad Autónoma cántabra”, ha afirmado el ministro durante su intervención.

Grande-Marlaska ha destacado también el incremento de las plantillas de Policía Nacional y de Guardia Civil en los últimos cuatro años, que ha aumentado un 7,7 por ciento en Cantabria hasta alcanzar los 1.758 agentes de ambos cuerpos. “Este verano hemos superado en toda España los 154.000 efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil, la mayor cifra de los últimos diez años y muy cerca del máximo histórico de efectivos alcanzado en diciembre de 2011”, ha señalado.

El ministro del Interior ha recordado también la “estrecha vinculación histórica” de la Guardia Civil con Potes, y con el acuartelamiento recién renovado y ampliado. “Este cuartel, abierto en 1867, es uno de los más longevos de España. Es historia de la Guardia Civil y es historia de Liébana”, ha subrayado durante su intervención. “Sus agentes han formado parte de la evolución de esta tierra durante siglo y medio y han contribuido a que esta comarca sea hoy un destino turístico de primer orden en el disfrute de la naturaleza”, ha añadido.

Instalaciones

Las obras de la reforma y ampliación ahora inauguradas comenzaron en 2019, dirigidas por la Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento de la Seguridad del Estado (Giese) del Ministerio del Interior.

El proyecto ha consistido en el reacondicionamiento completo del edificio principal con el objetivo de destinarlo a dependencias oficiales. También se han reformado dos pabellones en su planta superior, se han demolido edificaciones anexas y se ha construido un nuevo edificio con tres nuevos pabellones e instalaciones para el Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (Greim), además de dos plantas de sótano destinadas a garaje.

El ministro ha señalado que la Guardia Civil de Potes es, en su opinión, el “paradigma” del Cuerpo, ya que reúne a 25 hombres y mujeres tres unidades como son la de Seguridad Ciudadana, que da servicio a 5.600 habitantes que se multiplican en determinadas épocas; el Seprona, “enseña y vanguardia” en la protección de la naturaleza y el Greim, cuyos ocho efectivos son un “ejemplo” de una Unidad que desde 1981 ha participado en 40.000 rescates de personas.

Esta última, tal y como ha dicho el ministro, es fundamental en una comarca “espectacular” como Liébana, puerta del Parque Natural de los Picos de Europa, con una orografía compleja que plantea “riesgos evidentes en actividades de ocio y deportivas”.

Los miembros del puesto de la Guardia Civil en Potes se ocupa de garantizar la seguridad de los municipios de Potes, Cillorigo de Liébana, Cabezón de Liébana, Camaleño, Peñarrubia, Pesaguero, Tresviso y Vega de Liébana, con una población de más de 5.500 habitantes y una extensión territorial de 629,11 kilómetros cuadrados.

En el puesto de Potes, perteneciente a la Compañía de San Vicente de la Barquera, también prestan servicio agentes de las especialidades del Greim y una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona).

La reforma del Cuartel de la Guardia Civil de Potes costó 1,9 millones de euros