lunes. 26.02.2024
El tiempo

La nueva línea de caucho de Dynasol en Gajano entrará en servicio a principios de 2025 con una inversión de 65 millones de euros

La presidenta regional, María José Sáenz de Buruaga (PP), pide al Gobierno central “el cese de las políticas hostiles contra nuestro tejido industrial”

Buruaga pide al Gobierno central reindustrializar Cantabria.
Buruaga pide al Gobierno central reindustrializar Cantabria.
La nueva línea de caucho de Dynasol en Gajano entrará en servicio a principios de 2025 con una inversión de 65 millones de euros

La nueva línea de caucho de estireno-butadieno de la empresa Dynasol en Gajano entrará en servicio a principios de 2025 con una inversión de 65 millones de euros, la mayor de la historia de la planta cántabra.

Buruaga visitó el complejo industrial de Marina de Cudeyo para conocer los detalles de un proyecto que, además, tendrá un fuerte impacto en el empleo, 350 puestos de trabajo en la fase de construcción y 30 empleos de alta cualificación cuando empiece a funcionar, e incrementará su producción en 20.000 toneladas al año.

Para la presidenta, esta “excelente noticia” lleva implícita una “garantía de permanencia, competitividad y de futuro” para la fábrica de Gajano, que, con esta ampliación, reforzará su posición dominante en el mercado y camina hacia un “horizonte de estabilidad y crecimiento”.

Y ha señalado que el Gobierno que preside quiere convertirse en un “facilitador” del desarrollo industrial y estar “a la altura del compromiso” de las grandes industrias de la región, que son “esenciales” para hacer crecer la economía y el empleo por medio de la creación de infraestructuras para el desarrollo industrial, con incentivos a la inversión, con impuestos más bajos y con mayor simplificación administrativa.

Presidenta Dynasol 01.jpeg
Entrada a las instalaciones de Dynasol.

En este punto, ha puesto como ejemplo la reciente resolución por parte de la Consejería de Medio Ambiente de la Autorización Ambiental Integrada para “desbloquear” la tramitación de la nueva línea de Dynasol que tiene “vía libre” para poder ejecutarse en los próximos meses.

Reclamación

Sin embargo, Buruaga ha reconocido que el margen de actuación de Cantabria “no es suficiente” y ha vuelto a pedir la implicación del Gobierno de España en la reindustrialización de Cantabria, reclamación que forma parte de la agenda de reivindicaciones que la propia Buruaga quiere trasladar en persona al presidente de España, Pedro Sánchez (PSOE), en la reunión que en los próximos días va a solicitar al presidente español.

Entre otras cuestiones, Cantabria demandará un cambio en la política industrial y energética, puesto que la actual supone una “amenaza”, especialmente, para las empresas electro-intensivas, y un “mejor trato” en materia de inversiones viarias y ferroviarias.

“Vamos a reclamar el cese de las políticas hostiles contra nuestro tejido industrial”, ha subrayado la presidenta, quien, por último, ha agradecido a Dynasol su apuesta por Cantabria y ha reiterado el apoyo del Gobierno cántabro al sector empresarial.

Buruaga ha estado acompañada en la visita por el consejero de Industria, Eduardo Arasti; la directora del Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (Icasst), Ana González Pescador, y, en representación de la compañía, han estado presentes el director general, Felipe Varela; el director de Gestión de Capital Humano, Gustavo Ceriani; el gerente de Operaciones en España, Joaquín Adell, y el gerente de Capital Humano Complejos Industriales en España, Jorge Rodríguez, entre otros.

Por su parte, Felipe Varela ha puesto de manifiesto el compromiso de Dynasol en Cantabria, que se traduce en inversiones por valor de 120 millones de euros en los últimos años, y ha apelado al trabajo conjunto y a la colaboración entre el Gobierno y la empresa para garantizar el futuro de la planta de Gajano.

“Tenemos que hacerlo por el bien de Cantabria, de los jóvenes y para seguir creando valor añadido para Cantabria y para España”, ha apuntado.

Gajano

Los orígenes de la planta de Gajano se remontan a 1966, año en el que se inicia la producción de la antigua fábrica de Calatrava. En 1999, a partir de la unión entre Repsol y el grupo mexicano Gira, la planta pasó a denominarse Dynasol y, finalmente, en 2015 nace el Grupo Dynasol, gracias a la nueva alianza entre Repsol y el Grupo KUO.

El complejo industrial de Gajano, donde trabajan en estos momentos más de 230 personas, exporta el 90 por ciento de su producción a más de 70 países y cuenta con más de 760.000 metros cuadrados de superficie, que acogen cuatro líneas de reacción, cinco líneas de secado, una planta de hidrogenación y una planta piloto, además de silos de almacenamiento, máquinas de envasado y embalaje, y un almacén cubierto con capacidad para 12.000 toneladas.

Uno de sus hitos más recientes fue la construcción en 2018 de su centro de tecnología, en consonancia con la apuesta del grupo por la innovación y el desarrollo de productos diferenciados.

Los productos que fábrica Dynasol se utilizan para la producción de plásticos, adhesivos, asfaltos o productos industriales, con una previsión de crecimiento para el periodo 2023-2030 del 2,3 por ciento.

Grupo Dynasol

Participada por Repsol y el Grupo KUO, Dynasol es líder en proveer soluciones para el mercado de elastómeros y se dedica a la fabricación y comercialización de caucho sintético y químicos para el caucho, con una capacidad de producción de 500.000 toneladas anuales.

Cuenta con centros de producción en España (Gajano y Álava) y en México, además de dos colaboraciones empresariales en China, y está presente en países de todo el mundo. En total, genera más de 1.000 puestos de trabajo.

Dynasol apuesta por la sostenibilidad con una estrategia que le permitirá alcanzar la neutralidad climática, cero emisiones netas, en 2050 y está comprometida con la seguridad, el empleo de calidad y la igualdad de oportunidades.