lunes. 15.04.2024
El tiempo

‘Vértigo’, el tributo a U2 surgido en Cantabria hace más de 10 años

La banda tocará en Madrid el día 2 de marzo, en Gijón el 25 de mayo y en junio en Noja

Los componentes de 'Vértigo' sobre el escenario.
Los componentes de 'Vértigo' sobre el escenario.
‘Vértigo’, el tributo a U2 surgido en Cantabria hace más de 10 años

La pasión por el grupo irlandés U2, sin duda la banda que más que le gusta, y su empeño por llevar a cabo otro proyecto tras pasar largos años con la orquesta de rock ‘Crazy Train’ haciendo covers de grandes artistas entre los años 60 y 90, condujo a su vocal Pablo Álvarez a dar los primeros para fundar ‘Vértigo’.

Junto con Carlos Morgado, bajista, los dos querían seguir en la brecha musical, aunque no tuvieron, en un principio, muy definido el proyecto. Aun así, y en ese afán personal por hacer algo que realmente le llenara a todos los niveles, le vino a la mente la proliferación de tributos que han surgido en los últimos años a diversas bandas de éxito.

Surgió la idea de tributar a U2 y, por supuesto, la tenía que conocer su compañero en los escenarios, Carlos Morgado, que en primera instancia mostró su negativa porque no creía que tuviese recorrido este tributo al no conocer más de seis hits.

Ante esta situación, el bajista, más partidario de la música metal, le propone a Pablo que si logra, sin pensarlo, tararear in situ, más de seis temas de U2 que conociese daba por válida la opción. “A la novena canción que le canté tomando una cerveza me dijo déjalo ya, pídeme otra birra y vamos a buscar músicos, esto puede tener futuro…”, rememora de aquel planteamiento inicial.

Y ese momento llegó en septiembre del año 2013. “Me surgió la necesidad de hacer algo más concreto, sobre el grupo que más me gustaba y nunca hubo otras opciones de tributar a otras bandas”, así de contundente se muestra cuando recuerda los orígenes de este grupo.

De hecho, U2 llegó al alma de Pablo Álvarez desde el primer instante en que comenzó a escuchar sus discos, aunque fue más tarde de lo que a los jóvenes de su generación le tocó escuchar en los 90, ya tenían seis discos de estudio cuando le empezó a apasionar su música.

Sus letras, su mensaje, la profundidad del sonido y una línea rítmica muy contundente, sumada a una voz sublime, “hace que los encuentre tan diferentes al resto de música que he ido escuchando a lo largo de mi vida”, explicó.

Lo del nombre se originó a medida que montaron el repertorio de canciones, y, tras dejar esta decisión al vocal, Pablo vio claro que usando un título de un gran hit o álbum de U2, como otras bandas tributo, les daría más visibilidad a la hora de diseñar el logo o los colores de la cartelería, entre otros factores.

Logotipo del tributo a U2.
Logotipo del tributo a U2.

La decisión definitiva llegó viendo en Donosti, en San Sebastián, a la banda dentro de la gira de ‘Vértigo Tour’. “Me di cuenta de que Vértigo podía ser el nombre y lo vimos bien todos. Así llegó”, comentó.

Pero, faltó elegir a los integrantes de este tributo, la tarea más difícil. En su opinión, encontrar un equipo humano de músicos que puedan aportar su compromiso férreo para desarrollar la tarea de un grupo musical y si a eso le añades que es un tributo, es todavía más complejo debido a que tienes que mimetizarte no sólo con la música, sino con el personaje a interpretar en escena.

En cuanto al nivel de interpretación lo más difícil es poder gesticular y moverte como lo hace su vocal Bono, ya que reproducir su voz fue una tarea dura, pero asumible. En cuanto a lo más fácil, sin duda es la parte visual, ropa, accesorios y calzado, entre otros.

Como eje central se centraron en la estética de la época de la década de los 90 en el disco ‘Achtung Baby’ por su brillantez y extravagancia de un alter ego creado por Bono para criticar la imagen del rock star icónico. “Nos pareció una estética muy buena, ya que la de los año 80 no nos daba el pelo para ello…jajaja”, sonríe cuando acaba de ofrecer esta explicación.

Y sobre el escenario, ‘Vértigo’ cuenta con cuatro componentes en la actualidad. El batería Robert ‘Mullen Jr.’ con una larga trayectoria musical desde orquestas, grupos de rock con música propia, y envuelto en proyectos de jazz fusión, entre otros.

Batería muy versátil que domina cualquier estilo, ha vivido y vive de la música a nivel profesional, hasta el punto de militar en tres formaciones diferentes, como la gira del 25 aniversario de Nando Agüeros.

Álvaro ’The Edge’, guitarra, que junto a Robert se han unido a ‘Vértigo’ en 2023. Cuenta también con una amplia trayectoria en el pop de los años 2000 con la banda santanderina ‘Los Jueves’ que tuvo su andadura y gran repercusión a nivel provincial.

Este músico compaginó su afición por la guitarra con la tarea de compositor de música para videojuegos y en la actualidad sigue siempre con su toque ochentero tecno pop, una época con grupos más fetiche como Depeche Mode, The Cure y Duran Duran, entre otros.

Se unió por pura casualidad, ya que aparcó la música en directo y sólo dedicaba tiempo a la composición, pero vio en ‘Vértigo’ poder hacer música de los 80 y en eso U2 es un icono. “Llegó como anillo al dedo y se ha hecho imprescindible por su carisma, implicación, gran manejo en la producción de sonido, y por su experiencia en radio profesional años atrás…además de tocar la guitarra de lujo el cabrón”, reflexiona Pablo sobre su aportación.

Al bajo, Carlos, alias ‘Clayton’. Dicen que puedes tener uno o a lo máximo dos amigos reales en toda tu vida, éste es mi número uno y dos, reseña. Gran bajista de Santoña que lleva más de 30 años tocando con grupos de hard core, metal, heavy, hard rock y covers.

El bajista Carlos
El bajista Carlos, alías 'Clayton'.

Después de casi 18 años tocando juntos, el vocal hace hincapié en que no tiene intención de cambiar de bajista jamás, aun menos de perderle de vista como amigo porque juntar tu pasión por la música con alguien a quien quieres de verdad, hace la tarea más fácil de llevar adelante en una banda de rock. “No es nada fácil mantener unidos a cuatro individuos cada uno de su casa hacia una dirección común, aun siendo un tributo que a priori está ya todo escrito, pues no”, matiza.

Para finalizar, el vocal, Pablo, un asturiano que por un cúmulo de circunstancias recaló, por trabajo, en Cantabria hace 20 años. En esos primeros años, llegó a Santoña una tarde de octubre en 2006 para disfrutar de un ensayo de una banda que hacía covers, Crazy Train.

El resto son años de trabajo con ellos hasta llegar a tocar en plazas con nuestro propio show de rock de cuatro horas en dos pases sin haber sido vocalista en mi vida. “Vengo de la batería, pero al final las cosas salen así y bendito el día que conocí a Pablo, Rueda, Sanfi y Baifa”, comenta.

Sus conocimientos como vocalista eran escasos y se ha basado en el famoso ‘Listen and repeat’ hasta llegar a imitar la voz que escuchaba, con horas de dedicación y hasta el punto de creer que “lo de cantante me escogió a mí y no yo a lo de ser cantante”.

Cuando se les pregunta que tienen en común los cuatro integrantes, consideran que no tienen prácticamente nada, ya que son muy diferentes en todos los aspectos de sus vidas. Aunque, comparten una gran pasión por la música, por hacer las cosas lo mejor posible y han sabido aparcar sus gustos personales en lo estrictamente musical para poder ejecutar este proyecto desde un ángulo virgen que impida sus influencias musicales individuales y poder parecerse al máximo a lo que es una interpretación fiel de un directo de U2.

No se olvida de que ‘Vértigo’ no hubiese llegado hasta aquí sin la colaboración indiscutible de dos miembros fundadores, Borja Power, a la guitarra, y Pablo Calvo, a la batería, que han estado en activo desde la creación de la banda hasta el 2022.

Más de 10 años sobre los escenarios que han dado para mucho, desde tocar en muchos locales, en fiestas patronales de cabeceras de comarca, Santander, Asturias, Bilbao o Madrid, hasta ser teloneros de artistas de primera línea como Los Secretos, Loquillo, David de María, Maldita Nerea o Mojinos Escozios, entre otros muchos.

La duración de un concierto y de su repertorio varía en función del tipo de evento para el que son contratados. Lo normal es una hora y media y el máximo son dos horas y cuarto. En ese tiempo, se escuchan temas de todos los discos de U2, a excepción de Disco Pop y Zooropa, aunque avanzan que están trabajando en ello, ya que son álbumes con mucha postproducción y es más complejo de ejecutar en directo, pero no es imposible, matiza la banda.

El repertorio cambia en función de la duración de la gala, pero disponen de una estructura fija a partir de la cual se hacen las variaciones pertinentes, al margen de asumir alguna petición de los asistentes en el mismo concierto.

Un perfil de público muy variado el que acude a sus conciertos, de todas las edades, donde predominan de 35 años en adelante, “aunque es difícil determinar la edad porque los 40 son los nuevos 20…jajaja”.

Y entre ensayo y ensayo, ‘Vértigo’ va teniendo conciertos y fechas cerradas, algo que está en constante movimiento, ya que cuentan con dos promotores trabajando en ello, Tunguska Media Factory y JF Promotickets.

Como más cercano, estarán presentes en la Sala Honky Tonk, de Madrid, el día 2 de marzo, así como en la Sala Acapulco, de Gijón, el día 25 de mayo, y en junio será el turno de RockHouse, en Noja. Además, están pendientes de confirmar los días para acudir a Barcelona, Granada, Sevilla, Logroño, Ponferrada, en León, y Bilbao.

Otra cuestión planteada es la posibilidad o no que ofrece Cantabria de tocar a grupos como ‘Vértigo’. “¡¡¡Por supuesto!!!”, es su contestación. A su juicio, a raíz de la pandemia el fenómeno de música en directo, que nunca ha pasado de moda, se ha multiplicado al punto de tener meses de lista de espera para acceder a una sala o, incluso, un pub que ofrezca música en directo. A su entender, es una auténtica maravilla, en un mundo tan digitalizado, que aún haya brotes de querer apostar por la música en directo y lo orgánico que ello representa.

Un mundo, las bandas tributo que, desde su punto de vista, están en auge y siempre que “sea con un mínimo de honestidad hacia el grupo que homenajeas merecen todo nuestro respeto y el apoyo del público, ya que hay mucho trabajo detrás de hora y media de actuación de cualquier músico que se sube a un escenario”.

‘Vértigo’ tiene la mirada puesta en el futuro. Por un lado, dedicar el tiempo libre a este “hobby”, robando tiempo de conciliación con tu familia que es a lo máximo que uno puede aspirar. Al mismo tiempo, consideran importante que sus familias les acompañe en ese viaje de ir a cada concierto, al lugar donde actúan, hacer algo que te apasiona y poder compartirlo con ellos a modo de escapada de la rutina del día a día, hace, para los miembros del grupo, que sea aún más especial.

Su sueño es poder ir a las salas más importantes del país donde actúan los tributos más reconocidos e incluso llegar a Festivales Internacionales de bandas tributo. “Pero eso son sueños…y los sueños, sueños son”, aseguran.