domingo. 29.01.2023
El tiempo
PUBLICACIÓN

‘Bub’, el cuento donde una criatura viaja por el mundo en su teta para mostrar los beneficios de la lactancia materna

Laura Richard es la escritora y Sara Guevara, la ilustradora, de un trabajo que ha pasado las fronteras de Europa y América

Las creadoras de 'Bub', Laura Richad, a la izquierda, y Sara Guevara, a la derecha.
Las creadoras de 'Bub', Laura Richad, a la izquierda, y Sara Guevara, a la derecha.
‘Bub’, el cuento donde una criatura viaja por el mundo en su teta para mostrar los beneficios de la lactancia materna

‘Bub’, el título del cuento de Laura Richard, la escritora, y Sara Guevara, la ilustradora, vio la luz recientemente con el fin de mostrar, de una manera novedosa, los beneficios de la lactancia materna.

Sus protagonistas, una criatura que viaja por el mundo en su teta, visitan en cada continente a otras criaturas y tetas para conocer distintas propiedades de la leche materna y los diferentes nombres que recibe el pecho en cada país.

Y de forma paralela, las creadoras han enviado el cuento a todos los puntos cardinales del país y ha cruzado fronteras, hasta el punto de llegar a Europa e incluso América. “Nos hace muchísima ilusión enviar tan lejos a ‘Bub’”, comentaron.

La idea de publicar la obra surgió en pleno confinamiento. En ese momento Laura Richard,  que se encontraba confinada en su habitación por haber contraído Covid en plena primera ola, se puso en contacto con Sara Guevara para proponerle que fuese la ilustradora del cuento que había escrito.

Laura es madre de dos hijos de cinco y dos años, enfermera, fisioterapeuta, Consultora Internacional de Lactancia Materna (IBCLC), facilitadora de la Voz en el Parto y su deseo pasa por convertirse algún día en matrona. Su compañera en esta aventura es Sara Guevara, madre de un niño de cuatro años, ilustradora y artesana.

“En cuanto me contó su idea me apunté sin pensarlo, me apetecía muchísimo algo tan íntimo. Y juntas empezamos a elaborar una imagen del personaje, nos enviábamos bocetos, ideas, datos…”, recordó Sara Guevara.

Cuando mira atrás, asegura que “la verdad es que no ha sido fácil por no poder vernos y tener que trabajarlo todo por separado. Sin embargo, nos compenetramos muy bien y creo que teníamos una imagen mental muy parecida de lo que queríamos transmitir, basada en nuestra experiencia real”.

Así, y tras meses de trabajo se publicó el primer cuento de estas compañeras de la Asociación Mater, donde aparecen muchas tetas, ya que en su opinión “sin ver tetas no se puede ver como algo natural. Y ¡sorpresa…! aparecen tetas sin ser tratadas como un objeto sexualizado”.

En sus páginas, el lector verá muchas tetas acompañando a criaturas por el mundo con el fin de dar visibilidad sobre otros beneficios que tiene la lactancia materna, además del alimenticio, para que grandes y pequeños naturalicen y normalicen los diferentes poderes que tiene.

Muy visual

El cuento es muy visual para peques y resalta aspectos y cualidades de la leche materna que quizá no sean tan conocidos y además incluye un glosario al final con información al respecto. “Que una criatura puede querer teta porque tiene sueño, le molesta algo, tiene miedo… que la lactancia puede proteger a nuestras criaturas contra enfermedades, ser hidratación suficiente hasta los seis meses. En definitiva divulgar la lactancia materna de un modo más amplio y para ello las ilustraciones llegan a peques y el glosario amplía contenido a las adultas”, explicaron Laura y Sara.

Por estos motivos, el trabajo está dirigido a personas grandes y pequeñas que estén pensando en dar el pecho, a las que se encuentren en plena lactancia o incluso a quienes les apetezca echar la vista atrás para revivir la experiencia.

Este cuento suma a que la cultura de la lactancia se recupere, que haya más bibliografía sobre lactancia ayuda a normalizarla. Hasta el punto que a sus autoras les han propuesto traducir el cuento al catalán y al euskera, y están estudiando cómo hacerlo.

Esta primera iniciativa, ha llevado a Laura Richard a pensar en nuevos proyectos. Tiene en mente preparar un cuento sobre la violencia obstétrica y también ha empezado a escribir otro sobre la tribu que es la Asociación Mater, donde la pequetribu es la protagonista. ”Tenemos mil ideas en ebullición constante, pero nada sólido de forma inminente”, señalaron.

De momento, han editado  1.000 ejemplares de ‘Bub’, por medio de la Plataforma Verkami, por lo tanto ha nacido gracias al crowfounding y a las 200 mecenas que lo han hecho posible.

Para la escritora y la ilustradora “es bonito saber que hemos recibido tanto apoyo y nos llena de felicidad recibir felicitaciones cuando conocen el cuento. La verdad es que está teniendo una acogida increíble y ya hemos vendido 500 ejemplares”.

Todo lo recaudado en esta primera edición va dirigido a la Asociación Mater Cantabria, de la que ambas son socias. En la actualidad, han recaudado cerca de 2.700 euros y lo invertirán en realizar mejoras en la sede, como cambiar el suelo de la planta superior.

El cuento se puede adquirir tanto en las librerías Gil de Hernán Cortés como en La Vorágine, ambas en Santander, así como en el instagram @bub_lactanciaaventura y se enviará por correo. Aprovechando que el domingo, día 12 de diciembre, Santander acoge la iniciativa Market Escenario Santander, las creadoras están presentes para vender su cuento.

La venta de ‘Bub’ se ha completado con donaciones a bibliotecas públicas, colegios y hospitales. En este sentido, en Verkami pidieron a las mecenas que eligieran bibliotecas para donar.

Y con el fin de dar difusión a su trabajo, Laura y Sara han presentado el cuento en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana con la directora General de Igualdad y Mujer del Gobierno de Cantabria, Consuelo Gutiérrez, y la concejala de Igualdad del Consistorio, Nuria Cardenal, entre otras personalidades. En mente tienen previsto realizar más presentaciones en otros ayuntamientos y en la Biblioteca Central de Cantabria.

Asociación Mater

La Asociación Mater es un espacio de apoyo y acompañamiento entre mujeres, es una tribu creada por tres mujeres, entre ellas Laura, la escritora del cuento.

El colectivo nació de la necesidad de crear red, sus integrantes querían sentirse acompañadas entre iguales, disponer de un espacio en el que conciliar, mientras organizan y participan en actividades y formaciones sobre temas interesantes relacionados con la mujer: la maternidad y la crianza.

En el presente, y después de dos años desde su fundación, son 30 socias y “en este tiempo han nacido amistades y vínculos tan íntimos que perdurarán por mucho tiempo, incluso para siempre”, destacan.

Con el fin de desarrollar su actividad, la asociación dispone de su sede sustentada por las cuotas que aportan las socias, un espacio que sirve para sus reuniones informales y para acoger actividades regulares y puntuales, tales como danza, yoga, boxeo.

“Nos cuidamos todo lo que podemos, realizamos círculos de mujeres, encuentros en los que compartimos experiencias, como nuestros partos o hacemos salidas a la naturaleza en familia”, inciden desde Mater.

Ante esta iniciativa, el colectivo ha recibido una subvención de la Consejería de Igualdad por el programa ‘Mujeres, maternidad y autocuidado’, que incluye una escuela de suelo pélvico y se ha podido llevar a cabo una actividad muy especial con embarazadas, la experiencia Cuévana, consistente en vivir el parto de manera consciente por medio del movimiento, la danza y la voz.

Por supuesto, la asociación es accesible a las socias, que tienen el beneficio de poder utilizar el espacio libremente, asistir a actividades de manera gratuita y otras con descuento. Y de igual forma, está abierta a mujeres no socias, a quienes se ofrece las mismas actividades, con aportaciones simbólicas, y la posibilidad de asistir a actividades con acceso libre.

Dentro de su actividad, vio la luz la Tribu Mater, creado poco a poco con el contacto, las vivencias y experiencias compartidas. Durante estos dos años, con la pandemia, estas mujeres se han visto obligadas a cerrar el espacio, aunque han seguido apoyándose y en contacto virtual con el propósito de resolver dudas, empoderarse, así como compartir contenido interesante. Y paralelamente hay una pequetribu que también está creando sus vínculos y amistades y esperan que se mantengan en el tiempo.

 

‘Bub’, el cuento donde una criatura viaja por el mundo en su teta para mostrar los beneficios de la lactancia materna
Comentarios