sábado. 25.05.2024
El tiempo

Presidencia defiende la obtención del puesto de trabajo del marido de la directora General de Función Pública

El Parlamento de Cantabria rechazó la iniciativa popular para que gobierne la lista más votada

Los diputados regionales en la sesión plenaria del Parlamento.
Los diputados regionales en la sesión plenaria del Parlamento.
Presidencia defiende la obtención del puesto de trabajo del marido de la directora General de Función Pública

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández (PRC), ha asegurado que el marido de la directora General de Función Pública, Isabel Barragán, tenía méritos "más que suficientes" para lograr el puesto de jefe de servicio al que se presentó y logró, de tal forma que fue "innecesario" que tuviera que "prevalerse" del cargo que ostentaba su mujer.

Así ha respondido en el Pleno a Vox, partido que pidió públicamente el cese de la directora General de Función Pública por el nombramiento de su marido como jefe de servicio en la Consejería de Presidencia, que recae en el PRC y de la que ella misma forma parte, tras un concurso de méritos que se convocó bajo su firma; para luego suscribir la resolución por la que se designaban a los miembros de la comisión que valoraba a los candidatos y firmó la resolución por la que fue el elegido.

Para Vox, Barragán incurrió, a su juicio, en un "caso de libro de conflicto de intereses" ya que, según Vox, al participar su marido se debía haber "inhibido" en este proceso como obliga la Ley.

Ante estas críticas y acusaciones, Fernández ha defendido tanto la actuación de la directora General de Función Pública como la limpieza del proceso por el que se nombró jefe de servicio a su marido.

La consejera ha afirmado que la directora General de Función Pública "no ha participado" en el concurso y ha señalado que su firma, por delegación, solo tuvo como objeto "el impulso del procedimiento", convocando el concurso de méritos, algo que, según ha dicho, "no altera en absoluto" el procedimiento.

Y es que, según ha señalado, fue una comisión de valoración formada por subdirectores, jefe de servicio, letrados de consejerías distintas, todos ellos funcionarios de carrera "del máximo nivel", designados tanto por la Administración como por los sindicatos y que actúan "bajo el principio de legalidad y con independencia de la autoridad que convoca el concurso de méritos".

"En ningún caso la directora General de Función Pública da ninguna instrucción a la comisión sobre cómo debe realizar su trabajo, siendo por tanto su actuación de naturaleza técnica y absolutamente profesional", ha afirmado la consejera, que ha añadido que "no parece creíble" que los funcionarios se dejaran dar tales instrucciones. Y es que, según ha dicho Fernández, una gran mayoría de los funcionarios de la Administración están "escandalizados" con las afirmaciones de Vox.

Igualmente, ha señalado, que el marido de la directora General de Función Pública estaba "obligado" a presentarse a dicho concurso al encontrarse en una situación de "adscripción provisional" de plaza y, además, fue el candidato que obtuvo "mayor puntuación" de todos los solicitantes.

La consejera ha afirmado que ve "mala fe" en la actuación de Vox y una "operación de descrédito" hacia el Ejecutivo. Y es que Fernández considera "sospechoso" que el partido saque este asunto más de un año después de que se resolviera sin presentarse para ello reclamaciones por parte de otros solicitantes.

"Sosteniella y no enmendalla parece que se está convirtiendo en una máxima del PRC", ha censurado Palacio, que ha criticado que la consejera no haya reconocido que la directora General de Función Pública se tendría que haber inhibido tal y como establece la Ley, insiste.

Más votado

Todos los grupos con representación en el Parlamento de Cantabria han rechazado la Proposición No de Ley (PNL) del Grupo parlamentario del PP que pedía adoptar un acuerdo para que tras las elecciones del 28 de mayo gobierne la lista que resulte la más votada, una iniciativa cuyo objetivo era evitar que las "minorías" tengan la llave de la gobernabilidad pero que los demás parlamentarios han considerado "un disparate".

Además, han criticado "el cuajo" que ha tenido el Grupo Popular al presentar esta propuesta cuando las encuestas apuntan a que su partido ganaría las elecciones, ya que hasta ahora "en muchas ocasiones han hecho lo contrario a lo que pregonan" y no han respetado la lista más votada. De hecho, han sostenido que lo que pide "rompe el principio de representatividad" y que lo democrático es que gobierne la coalición que logre sumar más apoyos.

Igualmente, los grupos han considerado que lo que pretendía el PP era "quitarse de encima a Vox" porque le da "vergüenza" tener que pactar con esta formación para poder gobernar.

"El problema es que están muy solos, no tienen amigos. Salen a jugar al patio y solo tienen en una esquina a los malotes, y les da vergüenza ir donde los malotes porque temen que se les coman el bocadillo y les pinchen el balón", ha manifestado el regionalista Pedro Hernando, opinando que "les da vergüenza estar como en Castilla y León, gobernando con los malotes".

El portavoz del PRC ha defendido que gobierne la coalición que consiga sumar más diputados en la Cámara, porque es lo que propicia que los gobiernos sean "estables" y puedan aprobar presupuestos y leyes. Además, ha confiado en que los regionalistas ganarán en las urnas y, aunque se haya tumbado la PNL, les ha trasladado a los populares que "no tengan ninguna preocupación" porque, tal y como piden, "va a ganar el partido más votado en las elecciones, el PRC".

Es por ello que se ha mostrado "casi seguro" de que "llamarán al PRC" tras la noche electoral y "nos van a dar todo lo que pidamos" para alcanzar un pacto. Entonces "veremos con quien nos apetece más jugar en el patio", que será "con cualquiera menos con los malotes", ha sentenciado Hernando.

También la portavoz del PSOE, Noelia Cobo, ha lamentado que el PP ha gobernado en varias ocasiones sin ser la lista más votada, por lo que cree que quieren "asegurarse el poder pero solo cuando ganan" y precisamente ahora para "sacudirse de encima a Vox".

Aun así, les ha dicho que "en el fondo no se diferencian tanto" y que "son los mismos perros pero con diferente collar", pues con cualquiera de ellos llegan los "recortes", "las residencias públicas cerradas" o "los estudiantes en barracones". Así, les ha pedido que se involucren en debates como la reforma de las pensiones o el refuerzo de la sanidad pública y no en propuestas "incoherentes" como la de hoy.

En la misma línea, desde Ciudadanos (Cs), Felix Álvarez ha lamentado que "hay que tener cara" para presentar una iniciativa así, "de manera partidista y absolutamente vergonzosa", "ahora que parece que les sopla el viento de popa". Eso sí, entiende que "se quieran quitar a Vox de encima. Lo entiendo porque a mí también me daría repelús", ha apostillado.

Precisamente, Vox tampoco ha apoyado esta moción porque la califica de "un auténtico disparate" y porque cree que le insulta calificándolo como "grupo de extrema derecha" y comparándolo con la extrema izquierda, como ha señalado el diputado Armando Blanco.

Además, ha advertido que acordar que gobierne la lista más votada podría significar que Miguel Ángel Revilla se mantenga como presidente cuando podría haber posibilidad de evitarlo con un pacto entre PP y Vox, por lo que ha cuestionado si los 'populares' lo han presentado porque "ya tienen cerrado un pacto con Revilla".

Frente a ello, el popular Iñigo Fernández, quien se ha encargado de defender la PNL, ha señalado que si existe un pacto acordado sería para repetir el de PRC-PSOE, "otra cosa es que esta vez igual no les llegan los números".

Extrema izquierda

Es por ello que defendía que gobernara la lista más votada para evitar pactos con fuerzas políticas de extremos. En este sentido, ha recordado que Revilla anunció que se volvería a presentar a la Presidencia para evitar que la extrema derecha pudiera entrar a gobernar junto al PP, pero por el contrario "no le preocupa la extrema izquierda" ni que "esté condicionando" el Gobierno de España.

"Los pactos de su amigo Pedro Sánchez con Podemos; con los comunistas; con los independientes de Cataluña; con Bildu, los herederos de la banda terrorista ETA; esto no le importa, porque sigue apoyando a Sánchez". Frente a ello, Fernández ha reivindicado que el juego sea para "todos igual", y "no que uno no puede pactar con nadie y otro con cualquiera".