lunes. 15.04.2024
El tiempo

El PP, Vox y Cs renuncian a designar miembros en la Comisión de la Verdad de la Memoria Histórica

Los populares la definen de farsa y anuncian la derogación de esta Ley cuando llegue al Gobierno, mientras Vox y Cs la califican de sectaria

Monumento a Carrero Blanco en Santoña. R.A.
Monumento a Carrero Blanco en Santoña. R.A.
El PP, Vox y Cs renuncian a designar miembros en la Comisión de la Verdad de la Memoria Histórica

los Grupos parlamentarios de PP, Vox y Cs han renunciado a designar miembros en la Comisión de la Verdad de la Memoria Histórica.

Los populares, por medio de Iñigo Fernández, han declinado proponer nombres al Parlamento por considerarla “una farsa” y por entender que “no figura entre las preocupaciones de los ciudadanos por mucho que se empecine Zuloaga” y “solo sirve para crear problemas donde no los había”. De hecho, el PP ha anunciado que derogará la Ley tan pronto como llegue al Gobierno.

Desde Vox consideran que es un nido de sectarismo ideológico que el Partido Socialista quiere utilizar políticamente y no está dispuesto a colaborar en semejante astracanada.

En su opinión “busca la confrontación en un momento de crisis económica y social ante su falta de proyectos y soluciones a los problemas reales de los montañeses. El vicepresidente regional, Pablo Zuloaga (PSOE) está al frente de una Consejería cosmética que carece de competencias y que lo único que hace es destinar dinero de los cántabros a fomentar la ideología del odio”.

Por su parte Cs, por medio de su portavoz parlamentario, Félix Álvarez, aseguró que votamos no a la Ley por sectaria e ideológica y por tanto somos consecuentes, si bien estamos de acuerdo en exhumar a las víctimas pero no con esa Ley que, como he dicho, es sectaria”,

Mal llamada

“No creemos en esa comisión. No creemos que los políticos tengan que decir a los ciudadanos, y mucho menos a los investigadores, de qué se puede hablar y de qué no en relación con episodios de la historia como la Guerra Civil”, ha dicho el portavoz parlamentario del PP, Íñigo Fernández, para quien la “mal llamada Comisión de la Verdad” con la que pretende censurarse la libre opinión de los cántabros en relación la II República y la Guerra Civil “es una intervención en el pasado por parte de la coalición de Gobierno de PRC y PSOE”. “No estamos dispuestos a participar en este montaje y a tomar parte en esta farsa”, ha sentenciado.

El diputado regional del PP, Iñigo Fernández.
El diputado regional del PP, Iñigo Fernández.

Para el PP, la Ley de Memoria Histórica de Cantabria que ha promovido Pablo Zuloaga como consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte es un ajuste de cuentas, una revancha personal y una revisión de la historia que reabre heridas y crea problemas donde no los había, porque “la gente hoy en Cantabria tiene otro tipo de problemas y preocupaciones, a la gente le preocupa si llega o no a fin de mes, si puede pagar la luz y la hipoteca, no la Ley de Memoria Histórica, no las obsesiones y el sectarismo de Zuloaga”.

A su juicio, “la idea de la revancha en relación con lo sucedido hace 85 años en el trascurso de la Guerra Civil solo está en la cabeza de Pablo Zuloaga y de los dirigentes del PSOE”.

Y Fernández ha señalado que la Ley aprobada hace un año “nació muerta” porque nunca se buscó el consenso, solo la división y el enfrentamiento. “Creemos que todas las instituciones, órganos, comités y comisiones que se derivan de esta Ley están muertos porque la propia ley ha nacido muerta por ser una auténtica farsa desde la primera palabra hasta la última”, ha dicho.

Para el portavoz parlamentario del PP, Íñigo Fernández, el compromiso de su Grupo es que dentro de seis meses, cuando llegue al Gobierno de Cantabria, esta Ley se derogará y, en todo caso, estudiará la manera de atender lo que entienden una justa reivindicación: el derecho de las familias a identificar el lugar donde fueron asesinados sus familiares, localizar sus restos y recuperarlos si fuera posible.

El compromiso del Partido Popular es con las familias, con las víctimas, pero sin revanchismo, sin divisiones, sin reabrir heridas de la Guerra Civil. Nuestro compromiso es facilitar los medios para que quienes así lo deseen y sea posible, recuperen los restos de sus familiares. Pero también nuestro compromiso es derogar esta Ley que no es sino una proyección más del característico sectarismo con el que se conduce el dirigente socialista Pablo Zuloaga”, ha concluido el portavoz popular.