sábado. 25.05.2024
El tiempo

El PP anuncia dos años de cuota cero para los autónomos y ayudas para contratar trabajadores

La candidata a la Presidencia, María José Sáenz de Buruaga, defiende que Cantabria tiene que dejar de ser una región hostil a la inversión y a la colaboración público-privada

Propuestas del PP en empleo e industria.
Propuestas del PP en empleo e industria.
El PP anuncia dos años de cuota cero para los autónomos y ayudas para contratar trabajadores

La candidata  del PP a presidir Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha apostado hoy por abrir una nueva etapa para los autónomos con incentivos específicos y medidas de apoyo frente al abandono del Gobierno PRC-PSOE.

Por este motivo, ha anunciado que si gobierna la región ampliará a dos años la tarifa plana del inicio y eliminará la cuota a nuevos autónomos menores de 30 años y mayores de 50.

Buruaga ha anunciado estas medidas durante su intervención en un foro económico acompañada por el vicesecretario de Economía del Partido Popular y exconsejero de Hacienda, Industria y Fondos Europeos de la Junta de Andalucía, Juan Bravo, y al que han asistido empresarios de todos los sectores productivos de la región, representantes de asociaciones sectoriales y los secretarios generales de Unión general de Trabajadores (UGT), Comisiones Obreras (CCOO) y Unión Sindical Obrera (USO).

La presidenta ha explicado que su proyecto económico presta una especial atención a los autónomos, un colectivo de más de 41.000 cántabros sometido a un abandono por el Gobierno de Revilla (PRC) y que se ha estancado en los últimos años por falta de apoyo. De hecho, en abril de este año había en Cantabria 1.000 autónomos menos que en abril de 2015.

La dirigente popular ha apostado por dar a este colectivo los instrumentos de apoyo necesarios en el desarrollo de sus negocios y ha anunciado la ampliación a dos años de la tarifa plana para el aprendizaje, la eliminación de la cuota de nuevos autónomos menores de 30 años y mayores de 50 y ayudas a la contratación de empleados, subvencionando un porcentaje de las cuotas a la Seguridad Social.

En su intervención, Buruaga ha asegurado que su modelo económico pasa por tener más empresas y empresas más fuertes y ha subrayado que se equivoca quien piense que puede sacar adelante su región dando la espalda a su tejido empresarial y sin un Gobierno que sea un facilitador en lugar de un detractor, un espectador o un freno.

“El fundamento de una Cantabria con más oportunidades es la confianza mutua entre la autonomía y las empresas, entre el Gobierno de Cantabria y los emprendedores, los inversores, los profesionales”, ha subrayado Buruaga, quien ha hecho hincapié en que ella ve a los empresarios como aliados y ha defendido también un diálogo social fuerte, fluido y dotado de contenido real y no postureo o un mero trámite.

Tecla

La presidenta ha avisado de que, con las políticas del PRC y el PSOE, Cantabria no avanza, se frena y se está haciendo cada día más pequeña, una situación que tiene solución con otras políticas, otras actitudes y otros resultados porque lo que está pasando en la región, ha advertido, no es fruto de la coyuntura ni de la casualidad, sino de un Gobierno regional PRC-PSOE que no da con la tecla del crecimiento económico porque no descansa sobre una estrategia de desarrollo regional, sino en un reparto de poder o de sillones exactamente igual que el de Pedro Sánchez.

La presienta ha defendido que lo primero que hay que hacer en Cantabria es hacer funcionar la economía y para eso, hay que impulsar el cambio de modelo productivo del que se lleva hablando 16 años sin hacer absolutamente nada, lo que pasa, ha añadido, porque la comunidad autónoma deje de ser una tierra hostil a la inversión y a la colaboración público-privada y por generar las condiciones y un entorno favorable para que las empresas inviertan en Cantabria.

“Es muy preocupante, para hacérselo mirar, que en esta legislatura no se haya materializado ni uno solo de los 2.100 millones de inversión privada que el presidente del Gobierno anunció en 2021”, ha resumido.

Según la presidenta, este cambio pasa por la reindustrialización, con el objetivo de que la industria alcance el 25 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) regional; la revalorización de las zonas rurales y el sector agro el desarrollo del sector servicios basado en la innovación y especialización, de alto valor añadido, y por la digitalización, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y por todos los sectores implicados en la transición energética.

En este contexto, la dirigente popular ha señalado que para impulsar la competitividad hace falta “más agilidad administrativa y menos burocracia, más incentivos a la inversión y a la innovación”.

Además, ha subrayado su compromiso de bajar los impuestos como herramienta para favorecer el crecimiento económico y la creación de empleo.