sábado. 25.05.2024
El tiempo

Las organizaciones empresariales de varias Comunidades instan a incorporar el Corredor Cantábrico-Mediterráneo a la Red Transeuropea de Transporte para 2030

Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Aragón y la Comunidad Valenciana coinciden en esta petición en el Foro Impulso en Logroño

Asistentes al Foro Impulsa en Logroño.
Asistentes al Foro Impulsa en Logroño.
Las organizaciones empresariales de varias Comunidades instan a incorporar el Corredor Cantábrico-Mediterráneo a la Red Transeuropea de Transporte para 2030

Las organizaciones empresariales de varias Comunidades instan a incorporar el Corredor Cantábrico-Mediterráneo a la Red Transeuropea de Transporte para 2030. Así, Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Aragón y la Comunidad Valenciana han coincidido en esta petición en el Foro Impulso en Logroño y han firmado la ‘Declaración por el impulso al desarrollo del Corredor de altas prestaciones Cantábrico-Mediterráneo para el tráfico de mercancías y viajeros’

En la Declaración, las organizaciones empresariales instan al Gobierno de España para que el conjunto del Corredor Cantábrico-Mediterráneo se incorpore a la red TEN-T Básica  con  el  compromiso  de  finalización  en  el  año  2030  y  abogan  para  que  la modernización,  el  incremento  de  capacidad  de  transporte  y  la  mejora  de  las prestaciones de los servicios ferroviarios de viajeros y mercancías, en toda la extensión del  Corredor,  tanto  en  el  eje  central Sagunto-Teruel-Zaragoza-Logroño-Miranda de Ebro-Pamplona-Bilbao-Santander, como en la conexión Soria-Castejón.

Estas actuaciones se concretan en destacar la importancia del ferrocarril como una   herramienta esencial  de sostenibilidad económica para el transporte de viajeros y mercancías, así como la modernización categórica de la que derive un importante incremento de la capacidad de  transporte de mercancías  y  viajeros  del  mencionado  Corredor  ferroviario y  la articulación  del  conjunto  como  factor  de  competitividad  y  desarrollo empresarial y territorial.

Por otro lado, la mejora generalizada de la capacidad y flexibilidad de explotación, aumento de la calidad del servicio y mayor seguridad, fiabilidad y confort, así como el incremento de las velocidades máximas y comerciales de circulación, con la consiguiente reducción de los tiempos de viaje, en los trenes de viajeros y la potenciación de la competitividad, más capacidad de carga, aumento de la eficiencia en el transporte, mayor longitud de trenes, reducción de costes, en cuanto a los servicios de mercancías.

Para la obtención de estas mejoras será necesario contemplar a medio plazo, la dotación en todos los tramos de este corredor, de características técnicas y operativas de línea convencional más moderna posible: vía doble, electrificada y equipada con señalización clásica con ATP digital o ETCS, con gálibo P420, cargas admisibles de 22,5 toneladas por eje y apartaderos según normas europeas, de 750m. Por estos tramos deberán poder circular trenes de viajeros a velocidades máximas de 200 kph y trenes de mercancías  altamente  competitivos,  incluidos  los  denominados  de  Autopista Ferroviaria.

Nodos

No se olvidan de una atención especial a la adecuación de los accesos a los grandes nodos logísticos, así como a otros nodos menores de su área de influencia, para garantizar la capacidad y eficacia de todas las operaciones relacionadas con el Corredor.

De igual forma, inciden en la realización de un estudio y puesta en valor del potencial del Corredor Cantábrico-Mediterráneo como servicio de transporte y logístico de Autopistas Ferroviarias.

Al mismo tiempo, reclaman la  elaboración  de  un  Plan  Nacional  de  Transporte  del  que  derive  un  Plan  de Infraestructura Ferroviaria 2025-2040, con un orden de prioridades y presupuesto y una programación temporal, adecuados y consensuados con todos los agentes en el que debe estar incluido, como un eje prioritario, el Corredor Cantábrico-Mediterráneo, que se sumará a todos los demás corredores con los que se relaciona, que también habrá que considerar.

Y para finalizar, la  creación  de  una  Comisión  de  seguimiento  ejecutiva,  cogestionada  por  las respectivas  Comunidades  Autónomas  y  donde  se  integre  definitivamente  a  las organizaciones empresariales y agentes de la Sociedad Civil.

El presidente de la Federación de Empresas de La Rioja (FER), Jaime García-Calzada, ha señalado que “este Foro se ha convertido en un hito histórico para todos nosotros, porque nos reúne en un objetivo y un deseo irrenunciables, como es el de impulsar una infraestructura absolutamente fundamental en el desarrollo económico y en la cohesión social de nuestras regiones. Regiones que representamos el 29 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) Nacional y con un área de influencia de 17 millones de personas”. Y ha añadido que el Corredor Cantábrico-Mediterráneo “deber estar abierto a las singularidades de cada región, vertebrando a nuestros territorios, ciudades, municipios de la periferia y a las zonas más despobladas”.

Por su parte, el presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Salvador Navarro, ha coincidido con el presidente de la Federación de Empresas de La Rioja (FER), al definir este Corredor “como un eje estratégico para el progreso de nuestro tejido empresarial y nuestras regiones”. 

Navarro ha criticado que el diseño radial de las infraestructuras haya perjudicado históricamente las conexiones de las zonas periféricas y  frenado,  por  tanto,  su  potencial,  y  ha  defendido  que  el  Corredor  Cantábrico- Mediterráneo, “es necesario para convertirnos en la puerta sur de Europa, lo cual requiere de unas  instalaciones  portuarias  eficientes,  como  las  que  tenemos,  pero también de la conexión de estos puertos y de los parques empresariales con un eje ferroviario de alta capacidad”. Por último, ha denunciado que “falta una verdadera voluntad política desde el Gobierno central por acelerarlo”.

El presidente de CEOE Aragón, Miguel Marzo, ha subrayado la importancia de este corredor para las empresas de Aragón ya que “contamos con puertos muy cercanos en kilómetros en Levante y el Cantábrico, pero lejanos por tiempos y costes con la situación actual  de  las  infraestructuras,  lo  que  limita  la  competitividad  y  capacidad  de exportación”.  El  Corredor  Cantábrico-Mediterráneo  “optimizará  este  potencial  y articulará  el  transporte  de  mercancías  entre  las  comunidades  autónomas,  sus plataformas logísticas como PLAZA, la mayor del sur de Europa, y los puertos, ganando intermodalidad, eficiencia y sostenibilidad”.

Además, ha incidido, además, en su “capacidad de vertebración territorial, de la que es ejemplo Teruel”, y en la urgencia de que se complete cuanto antes, sin postergar más tramos y modernizaciones que llevan tiempo sin alcanzar el ritmo necesario”.

El vicepresidente de CEOE Castilla y León, José Ignacio Carrasco, ha explicado que “no podemos perder el tren del futuro, y por eso demandamos este impulso al Corredor Cantábrico-Mediterráneo, para nosotros prioritario, pues es el canal de conexión natural y directo del futuro ramal Soria-Castejón, y porque, además, reforzará el nudo logístico de Miranda de Ebro en Burgos.

“Sabiendo que, quien esté al margen del transporte ferroviario, estará al margen del futuro, se hace imprescindible abogar por esa necesaria accesibilidad y conectividad ferroviaria de todas las regiones de Europa, incluidas las regiones montañosas, así como las  zonas  escasamente  pobladas,  tal  y  como  establece  taxativamente  la  Comisión Europea en sus diferentes reglamentes sobre la Red Transeuropea de Transporte”, ha añadido.

Por ello, ha continuado, “desde CEOE Castilla y León seguiremos trabajando activamente con nuestros homólogos de Cantabria, La Rioja, Aragón, y Comunidad Valenciana, así como con nuestro Gobierno regional, para conseguir que dicho Corredor, y la conexión del mismo con Soria, sea una realidad lo antes posible”.

Cantabria

Por su parte, el presidente de CEOE-Cepyme Cantabria, Enrique Conde, ha dicho que “nuestra presencia hoy en este acto, tanto del Gobierno regional como de la patronal cántabra es en sí un acto de apoyo a la declaración, pero sobre todo es un acto de apoyo a la acción. Necesitamos infraestructuras sostenibles, capaces, accesibles y versátiles que permitan conectar personas, empresas, mercancías y territorios. Siendo realistas, para Cantabria  lo  más  factible  es la  conexión  directa  y  rápida  por  tren , de  personas  y mercancías, con Bilbao. No obstante, nuestro apoyo al Corredor ferroviario Cantábrico- Mediterráneo  es  el  apoyo  a  una  infraestructura  cuya  modernización  y  mejora  de capacidad es justamente lo que históricamente estamos defendiendo los empresarios de todas las regiones por las que discurre”.

Más adelante ha señalado que “las infraestructuras de transporte deben servir para vertebrar económica y socialmente todos los territorios por los que transita y para ello es importante la activación de las inversiones necesarias”.

El Gobierno de Cantabria ha estado presente en el acto como una forma de apoyo explícito a la reclamación de una mejor conexión del eje Cantábrico-Mediterráneo. El consejero de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Roberto Media (PP), ha participado en el acto reivindicado las infraestructuras que permitan mejorar la conexión de nuestra comunidad como un eje de transformación y prosperidad.