domingo. 29.01.2023
El tiempo

La nieve se deja notar en el estado de algunas carreteras de Cantabria

La A-67 y la N-621, en el Puerto de San Glorio-Unquera, se encuentran en nivel rojo

Cantabria, preparada para las nevadas de estos días.
Cantabria, preparada para las nevadas de estos días.
La nieve se deja notar en el estado de algunas carreteras de Cantabria

La nieve se deja notar en el estado de las carreteras, según el último parte del Gobierno de Cantabria.

En la red nacional presentan problemas la A-67 que se encuentra en nivel rojo con la circulación prohibida para camiones, autobuses y vehículos articulados, y la obligatoriedad de cadenas o neumáticos de invierno y una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora para el resto de vehículos entre los kilómetros 117 y 157; la N-621, Puerto de San Glorio-Unquera, está también en rojo entre los kilómetros 121 y 130; y la N-629 que une Burgos–Colindres, está en nivel amarillo entre los kilómetros 48 y 58, se prohíbe la circulación de camiones y los turismos y autobuses no deben de superar los 60 kilómetros por hora.

En la red autonómica permanecen cortadas la CA-631, Estaca de Trueba, entre los kilómetros 6 y 14,3, la CA-665, Puerto de la Sia, entre los kilómetros 4 y 8,5 y la CA-643, Puerto de Lunada, entre los kilómetros 8 y 14. Se requieren cadenas en la24 CA-281, Puente Nansa–Piedras Luengas, entre los kilómetros 20 y 24,900, la CA-185, Potes-Fuente Dé, entre los kilómetros 17 y 33,2, la CA-184, Potes-Piedrasluengas, entre los kilómetros 11 y 24.9, la CA-182, Cabuérniga-Puentenansa, entre los kilómetros 4 y 9, la CA-280, Cabuérniga–Esìnilla–Salcedillo, entre los kilómetros 11 y 35, la CA-264, Selaya–San Roque de Río Miera, entre los kilómetros 0 y 17,2, la CA-262, Selaya-Vega de Pas, entre los kilómetros 0 y 15, y la CA-183, Reinosa-Brañavieja, entre los kilómetros 17 y 24.

Además, se requiere circular con precaución en la CA-263, Entrambasaguas–Vega de Pas, entre los kilómetros 0 y 10,8, y en la CA-281, Puentenansa–Piedrasluengas, entre los kilómetros 17 y 34.

En este último caso los registros se corresponden con la gestión de cambios de estado de distintos puntos de la red viaria y un coche parado por la nieve en la A-67 a la altura de Pesquera.

En cuanto a la lluvia y el viento, Cantabria sigue con incidencias relativas a la caída de árboles y ramas, daños en infraestructuras, mobiliario urbano y señalética, desprendimientos de piedras a calzadas, argayos, cortes de carretera por balsas de agua e inundaciones de garajes, locales y sótanos.

Desde el inicio de los adversos han sido 1.029 las llamadas recibidas en el 112 únicamente por esta causa y 506 las incidencias gestionadas.

Respecto del estado de los ríos, en estos momentos, todos se encuentran en caudales normalizados según las estaciones de seguimiento de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

La nieve se deja notar en el estado de algunas carreteras de Cantabria
Comentarios