jueves. 20.06.2024
El tiempo

Detenido un grupo criminal por realizar alunizajes en establecimientos hosteleros y gasolineras

La Guardia Civil aseguró que en la misma noche perpetraron siete hechos delictivos

Uno de los alunizajes perpetrados por el grupo criminal.
Uno de los alunizajes perpetrados por el grupo criminal.
Detenido un grupo criminal por realizar alunizajes en establecimientos hosteleros y gasolineras

La Guardia Civil de Cantabria, en el marco de la operación ‘Boring’, ha detenido a un grupo criminal como presuntos autores de la sustracción de una furgoneta, utilizada en alunizajes, en establecimientos hosteleros y gasolineras de Cantabria.

Entre octubre y el presente mes de noviembre, se detuvo a tres varones, dos de ellos de 33 y 29 años, vecinos de Miengo y Torrelavega y el tercero, de 43 años, localizado en Mejorada del Campo (Madrid).

La noche del día 31 de julio al 1 de agosto, se sucedieron una serie de alunizajes en restaurantes y estaciones de servicios de las localidades de Reocín, Liaño, en Villaescusa; Miengo, Entrambasaguas y Pomaluengo, en Rionansa, de tal forma que consiguieron consumar el robo con fuerza en tres de ellos, y otros dos en grado de tentativa, si bien, en todos ellos causaron importantes daños materiales.

En esa misma noche, también se intentó otro robo en una estación de servicio de Pesués, en Val de San Vicente, en la que intentaron acceder utilizando una maza, en vez del alunizaje.

Comenzada la investigación, los agentes pudieron determinar el uso de la misma furgoneta en todos ellos, averiguando que fue sustraída en Sierrapando-Torrelavega, la noche del día 31 de julio.

El objetivo de estos robos era conseguir las recaudaciones existentes en los establecimientos violentados, así como la sustracción de otros efectos que pudieran ser vendidos fuera de los canales lícitos.

Las pesquisas permitieron averiguar que se estaba ante un grupo criminal, con reparto de tareas entre los participantes, siendo dos de ellos los que ejecutaban los robos, y el tercero con misiones de vigilancia.

Para dificultar la acción de la Guardia Civil, utilizaban medios de ocultación que impedían su identificación, así como un vehículo lanzadera para alertar de la presencia de las patrullas.

Identificados los presuntos autores se procedió a su detención, dos de ellos en Cantabria y uno en Madrid.