lunes. 22.07.2024
El tiempo

Desarticulado un grupo criminal por una posible explotación sexual a mujeres captadas por medio de las redes sociales

Los dos principales cabecillas fueron arrestados en la frontera de Irún cuando se disponían a abandonar nuestro país y hay tres detenidos en Oviedo, Parla, en Madrid, y Castro Urdiales, en Cantabria

Policía Nacional.
Policía Nacional.
Desarticulado un grupo criminal por una posible explotación sexual a mujeres captadas por medio de las redes sociales

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal que, presuntamente, explotaba sexualmente a mujeres captadas por medio de redes sociales.

Los dos principales responsables del entramado fueron detenidos en la frontera de Irún cuando se disponían a abandonar nuestro país, y tres personas más han sido arrestadas en Oviedo, Parla (Madrid) y Castro Urdiales. Con esta actuación, se han liberado víctimas, cinco en Oviedo y una Zaragoza.

La organización criminal, asentada en Oviedo y Parla, en Madrid, captaba a mujeres de origen sudamericano en situación de vulnerabilidad y precariedad económica y, por medio del engaño, establecían un vínculo con el que de manera gradual se ganaban su confianza. Llegado ese punto, los explotadores las ofrecían viajar fuera de sus países de origen para ejercer la prostitución en condiciones muy ventajosas.

Deuda de 5.000 euros

Aceptada la propuesta, las condiciones favorables se tornaban en un escenario de control estrecho por parte del entramado, que desposeía a las mujeres de sus pasaportes y las imponía una deuda de 5.000 euros que debían saldar mediante el ejercicio de la prostitución en pisos prostíbulos ubicados en Oviedo y en Madrid.

La investigación policial, que se inició a partir de la denuncia de una de las víctimas de la organización,  ha culminado con tres registros domiciliarios, dos en Parla y uno en Oviedo, en los que se ha intervenido 6.287 euros en metálico, once gramos de cocaína, cuatro teléfonos móviles y diversa documentación.

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual. La Policía Nacional cuenta con la línea telefónica 900 105090 y el correo [email protected] para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial de este tipo de delitos, no quedando reflejada la llamada en la factura telefónica.