lunes. 15.04.2024
El tiempo

Abierta una pieza separada de la trama de Obras Públicas por fraude en contratación y cohecho en la empresa Gesvican

La iniciativa se tomó por un juez ante nuevos indicios y entre los investigados hay personal de la empresa pública

Juzgados de Santander. R.A.
Juzgados de Santander. R.A.
Abierta una pieza separada de la trama de Obras Públicas por fraude en contratación y cohecho en la empresa Gesvican

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Santander ha abierto una pieza separada del caso conocido como 'trama de Carreteras', de la Consejería de Obras Públicas, por presunto fraude en la contratación pública y cohecho, y entre los investigados figura personal de la empresa pública Gestión de Viviendas e Infraestructuras de Cantabria (Gesvican), dependiente de la misma Consejería del Gobierno regional.

Fruto de esa primera instrucción, que lleva a cabo la titular del Juzgado cinco, se iniciaron otras diligencias, que si bien se archivaron provisionalmente, se reabrieron después ante nuevos indicios, por los que tendrán que declarar testigos e investigados, entre ellos empleados de esa empresa pública.

En la investigación iniciada hace un año en la Consejería de Obras Públicas, por presuntas adjudicaciones irregulares de contratos de obras en la región, fueron detenidas ocho personas, entre ellas un funcionario del Servicio de Carreteras Autonómicas, Miguel Ángel Díez, supuesto cabecilla de la red y que estuvo en prisión provisional por estos hechos varios meses, desde que se destaparon, en febrero de 2023, y hasta septiembre de ese año.

Se le atribuyen los delitos de cohecho, fraude en la contratación pública, blanqueo de capitales, prevaricación y falsedad documental, que podrían suponer hasta seis años de cárcel cada uno de ellos. En la trama estarían también involucradas su mujer e hijas y responsables de cuatro empresas de la región que igualmente están siendo investigadas: Rucecan, Api Movilidad, Cannor y La Encina.

Pieza separada

En la instrucción de esta causa, que sigue su curso, se encontraron indicios de un posible delito no conexo con lo que está investigando el Juzgado cinco, por lo que se remitió a Decanato para su reparto a otro órgano judicial.

Así, se abrieron diligencias por fraude en la contratación pública y cohecho, se ordenó investigar a la Unidad Operativa Regional de Vigilancia Aduanera, se practicó una testifical y se decidió sobreseer provisionalmente al no hallarse indicios suficientes de delito, según han explicado a esta agencia las citadas fuentes.

Pero tras aparecer nuevos indicios, se acordó la reapertura y la práctica de nuevas diligencias. En estos momentos, está pendiente, entre otras diligencias, la práctica de testificales y declaración de investigados. Entre estos últimos, figura personal de Gesvican.