sábado. 25.05.2024
El tiempo

Rasines exigió el cese inmediato del consejero de Salud, César Pascual (PP)

El Pleno también pide destinar un quinto facultativo a la zona básica de salud del Bajo Asón

Consultorio médico de Rasines. R.A.
Consultorio médico de Rasines. R.A.
Rasines exigió el cese inmediato del consejero de Salud, César Pascual (PP)

El Pleno del Ayuntamiento de Rasines exigió al Gobierno de Cantabria el cese inmediato del consejero de Salud, César Pascual. La moción presentada por los socialistas prospero con los votos del PRC, PSOE y el voto en contra del PP.

La iniciativa incluye exigir al Gobierno de Cantabria un compromiso sólido con el sostenimiento de la red de consultorios rurales y que ponga en marcha los mecanismos necesarios para garantizar la cobertura de las plazas de profesionales de enfermería y medicina en los consultorios rurales.

El edil popular, José Gabriel Viar Trueba, aseguró que en su época como alcalde se construyeron dos consultorios, con un médico que asistía a toda la población. “Después, en la época de Jaime como alcalde, se cerró el consultorio de Ojébar. El problema de la sanidad se viene padeciendo desde antes del cambio de Gobierno regional y además el consejero ha certificado que el consultorio de Rasines no se cerrará”, explicó.

En cuanto a la moción del PRC, aprobada por unanimidad, se reclama destinar un quinto facultativo en la zona básica de salud del Bajo Asón, una plaza de nueva creación que permitirá cumplir con la ratio médico-paciente en toda la comarca y que permitirá la asistencia facultativa en el consultorio rural de Rasines.

De igual forma, la propuesta pide mejorar  el  sistema  organizativo  de  consultas  para garantiza que los vecinos de Rasines tengan su cita con el tiempo suficiente y sin que sufra anulaciones o cambios de última hora.

Al mismo tiempo, la petición hace referencia a que se acometan las inversiones previstas en el Centro de Salud Bajo Asón, de Ampuero, adecuando el inmueble a las crecientes necesidades de la población de su zona de salud, mediante la construcción del aparcamiento.

El concejal José Gabriel Viar (PP) dijo que está de acuerdo con los dos primeros puntos, pero no con el tercero.

Para el PRC el  Centro  de  Salud  del  Bajo  Asón  cuenta en la actualidad con cuatro médicos titulares que atienden a los municipios de Ampuero, Limpias y Rasines lo que suma 6.889 pacientes. Esto supone que el cupo de los médicos en este Centro de Salud está muy por encima del cupo medio médico en Cantabria que es de 1.311 pacientes, incide.

Fruto del aumento de cartillas y de la escasez de profesionales este Centro de Salud está desbordado, mientras el médico titular de Rasines no puede acudir regularmente al consultorio rural de su titularidad en este municipio al tener que pasar consulta en el Centro de Salud de Ampuero.

“Nos encontramos con varios problemas: la falta de médicos de familia, de organización de la atención primaria y de información a los pacientes”, aclaran.

Así cada semana, los facultativos tienen que reorganizar su agenda casi a diario, improvisando de un centro a otro a la hora de pasar consulta, con las consecuencias de que los pacientes son informados con muy poco tiempo de antelación y deben trasladarse a Ampuero para recibir consultas que tenían asignadas en su consultorio rural.

A su juicio, esta situación da como resultado una degradación notable en la atención sanitaria  básica, siendo los principales perjudicados los vecinos de este municipio y de toda la zona básica de salud en general.

Cupo de pacientes

A esto, los regionalistas unen un aumento sostenido de la población de la zona básica de salud del Bajo Asón que hace que los facultativos atiendan un cupo de pacientes superior al de la media en Cantabria, a lo que se añade la necesaria atención a las dos residencias de mayores de Udalla y Limpias.

En su opinión, el resultado de todos estos despropósitos es una infradotación de médicos evidente, agravad por la falta de inversiones en el Centro de Salud Bajo Asón que requiere de manera urgente la creación de un aparcamiento para las ambulancias y pacientes que ni siquiera tienen como acceder de una manera rápida y segura a los servicios médicos.

En la sesión plenaria, se acordó la certificación final de la obra del Centro de Día y espacios multiusos por un importe de 26.600 euros, con la abstención del PSOE, y el apoyo del PRC y PP. Después habrá que licitar el servicio para que una empresa se haga cargo de su gestión, explicó el equipo de Gobierno.