lunes. 15.04.2024
El tiempo

Los vecinos de Canalejas, en Santander, estrenan un nuevo itinerario mecánico de cinco rampas

Tras una inversión de 1,9 millones, permite salvar los 17 metros de desnivel que tiene la calle en su primer tramo de pendiente pronunciada, y se suma a una red que ofrece 17 itinerarios verticales

Un momento del acto en las rampas de Canalejas, en Santander.
Un momento del acto en las rampas de Canalejas, en Santander.
Los vecinos de Canalejas, en Santander, estrenan un nuevo itinerario mecánico de cinco rampas

La alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), ha inaugurado hoy las obras de mejora de la movilidad en Canalejas, que han supuesto una inversión de 1,9 millones y la instalación de un nuevo itinerario mecánico compuesto por cinco rampas para salvar los 17 metros de desnivel que tiene el paseo en su primer tramo de pendiente pronunciada, en los aproximadamente 220 metros de longitud que coinciden con la gran manzana del colegio Calasanz.

“Hoy se hace realidad este compromiso que adquirí con el barrio y que mejorará sustancialmente la movilidad peatonal y sostenible, y revitalizará además todo este entorno”, ha asegurado Igual con motivo de la puesta en marcha de la infraestructura, donde ha estado acompañada por el consejero de Fomento, Roberto Media; el concejal de Fomento y Movilidad Sostenible, César Díaz; la responsable de Barrios, Lorena Gutiérrez; representantes de las asociaciones de vecinos de la zona y de la directiva de Los Escolapios.

Los trabajos han cumplido el plazo de ejecución de 10 meses previstos y se han desarrollado en cuatro fases con el objetivo de minimizar afecciones a los vecinos.

“Quiero agradeceros a todos, vecinos, empresas, responsables del colegio, familias, entre otros, la paciencia durante las obras. Creo que podemos felicitarnos porque esta colaboración, con vuestras aportaciones, ha propiciado que hoy podamos disfrutarlo. Cuidad esta instalación porque os va a facilitar el día a día”, ha subrayado la regidora, y ha recordado que la puesta en marcha de estas rampas, coinciden con la celebración del Día sin coche en el marco de la Semana Europea de la Movilidad.

En este sentido, ha detallado que actualmente el 58 por ciento de los ciudadanos santanderinos realizan sus desplazamientos a pie, un cambio en los hábitos que, a su juicio, tiene que ver con la apuesta municipal por facilitar la movilidad peatonal mediante el despliegue de itinerarios mecánicos.

Así, son ya 17 los itinerarios verticales distribuidos por toda la ciudad para facilitar los desplazamientos de muchos vecinos y, especialmente, de las personas mayores o con problemas de movilidad. “Santander continuará ampliando esta red, que utilizan cada año más de 8 millones de personas, tras una inversión global de 30 millones de euros”, ha añadido.

“Hace justo dos semanas poníamos en marcha las nuevas rampas y escaleras que unen Jesús de Monasterio y Juan XXII, y anunciábamos que estamos desarrollando el estudio de alternativas para su prolongación hasta General Dávila; pero además avanzamos en nuevos itinerarios como el de Gamazo-Reina Victoria, que, -tras la cesión del terreno del Palacio de Festivales-, se licitará en un plazo de dos meses; o el de Valdecilla - Cardenal Herrera Oria, cuyo proyecto se está ultimando para licitar las obras antes de final de año”, ha recordado Igual.

Además, Igual se ha referido a los proyectos en marcha en el entorno de Canalejas que van a contribuir a potenciar toda esta zona de la ciudad, como las obras del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (Mupac) y el nuevo mercado de Puertochico; y a actuaciones recientes como la regeneración urbana de Tetuán o el túnel que une este barrio con el Sardinero.

Características

Las cinco nuevas rampas mecánicas de Canalejas permitirán salvar los 17 metros de desnivel que tiene el paseo en su primer tramo de pendiente pronunciada.

El trazado de los elementos mecánicos se desarrolla por la acera Sur, la que colinda con el colegio, que cuenta con menos condicionantes que la acera Norte, donde se encuentran numerosos vados y entradas a garajes, portales, comunidades o establecimientos comerciales.

La nueva configuración de la calle mantendrá las aceras de ambos márgenes con anchuras similares a las actuales, adosando los elementos mecánicos a la acera Sur, desplazando la fila de aparcamientos en línea y disponiendo una banda de seguridad entre los vehículos aparcados y los elementos mecánicos.

Respecto a las rampas, son un total de cinco, de unos 30 metros de longitud, con un metro de ancho, una velocidad de 0,5 metros por segundo, que podrá reducirse cuando no haya usuarios, con balaustrada de vidrio de seguridad, detección de personas mediante radar y células de presencia en todo el elemento mecánico, sistema contador de pasajeros y red de vídeo vigilancia que permita también su rearme a distancia.

Este proyecto cuenta con una subvención de un millón de euros del Gobierno de Cantabria dentro de la convocatoria destinada a la creación de itinerarios peatonales accesibles.