lunes. 22.07.2024
El tiempo

La Policía Nacional clausura una Asociación Cannábica en Santander y detiene a nueve personas

En el operativo policial se incautaron 3.900 gramos de marihuana, 1.200 gramos de hachís, un gramo de cocaína rosa, botes conteniendo marihuana prensada, 58 cigarros porros y siete balanzas de precisión

Local precintado por los agentes.
Local precintado por los agentes.
La Policía Nacional clausura una Asociación Cannábica en Santander y detiene a nueve personas

La Policía Nacional ha clausurado una Asociación Cannábica en Santander y ha detenido a cinco varones entre 21 y 66 años de edad como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas; y a tres hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 27 y los 43 años, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y de defraudación de fluido eléctrico.

En la operación, llevada a cabo por el Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Santander, ha colaborado el Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOEs) con sede en Bilbao; la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) y la Unidad de Guías Caninos, ambas pertenecientes a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía en Cantabria.

Los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Santander, encargados de la investigación de estos delitos, tenían conocimiento de la existencia de un grupo de personas dedicadas a la venta y distribución de sustancias estupefacientes, marihuana y hachís, para lo cual se ampararon en dos asociaciones cannábicas situadas en el centro de Santander.

Durante los últimos meses las llamadas de informadores anónimos residentes en las inmediaciones, especialmente de una de las asociaciones cannábicas, trasladaban  su gran malestar a los agentes por la existencia de la asociación, que  interpretaban como un foco o punto de venta indiscriminada de sustancias estupefacientes.

El Grupo de Estupefacientes constató que el principal responsable de la asociación cannábica, disponía además de una segunda asociación de la misma tipología, ubicada en otro local radicando en otro punto muy céntrico de la ciudad.

Dichas asociaciones, según sus propios estatutos fundacionales, decían tener fines terapéuticos, con un consumo compartido siempre en el interior de su propio local, y un estricto control sobre las cantidades y socios, que debían de  llevar un respaldo facultativo, sin promover, facilitar o favorecer el consumo de este tipo de sustancias a personas ajenas o que no atendieran al perfil descrito, de forma que bajo ningún concepto se pusiera en riesgo la Salud Pública.

Finalmente tras las investigaciones, los agentes pudieron constatar la actividad ilícita de las asociaciones cannábicas, que lejos de preservar la salud pública y poner en práctica los medios precisos para la consecución de los  fines que promulgaban, en realidad, constituían puntos de venta indiscriminados de sustancias estupefacientes, con nulo control sobre los destinatarios de las mismas , y que en absoluto la consumían de manera privativa en las asociaciones, respondiendo sus actividades única y exclusivamente a un ánimo de lucro.

Floranes

El día 16 de mayo del presente año, con la autorización judicial pertinente, los agentes del Grupo de Estupefacientes procedieron a la entrada y registro, en dos viviendas sitas una en la zona de Monte y la otra, en el centro de la ciudad; y seguidamente, en los dos locales de las asociaciones cannábicas situadas en la zona centro de Santander, en las zonas de Floranes y la calle Castilla-Hermida.

Material incautado por la Policía Nacional.
Material incautado por la Policía Nacional.

También llevaron a cabo la detención de seis personas, siendo cuatro de ellas las que participaban de forma activa en la actividad ilícita y dos que hacían de testaferros, quienes a cambio de una prestación económica figuraban en la Junta Directiva como Secretario y Tesorero de una de las Asociaciones; las cuatro personas que participaban de forma activa fueron detenidos como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico y las otras dos personas, que hacían de testaferros a cambio de una prestación económica, fueron detenidos como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas.

Además, los policías contaron con el  apoyo de técnicos del Departamento de Toma de Medidas y Fraude de Viesgo Distribución Eléctrica S.L, en una de las asociaciones cannábicas, en la que había una conexión fraudulenta a la red eléctrica.

Cabe reseñar que, pocos días después de llevarse a cabo la actuación policial, con el desmantelamiento de las dos Asociaciones Cannábicas referidas, el Grupo de Estupefacientes, pudo constatar cómo estas personas, en el local de la zona de Floranes, volvían a retomar la actividad ilícita, al abrigo de esta asociación cannábica continuando con la venta y distribución de sustancias estupefacientes, marihuana y hachís.

Además, las llamadas de informadores anónimos residentes en las inmediaciones manifestaron de manera reiterada su gran malestar por el retorno a la actividad ilícita en este local, que se interpretó como un foco o punto de venta y distribución de sustancias estupefacientes y  que funcionó a los pocos días de la primera actuación policial llevada a cabo el día 16 de mayo del presente año.

Al mismo tiempo, los agentes del Grupo de Estupefacientes vuelven a constatar la actividad ilícita en la Asociación Cannábica, dedicada nuevamente a la a la venta y distribución de sustancias estupefacientes, marihuana y hachís, creyendo muchos de los consumidores que la venta revestía atributos de legalidad, poniendo en riesgo la Salud Pública y respondiendo su actividad única y exclusivamente a un ánimo de lucro.

Finalmente, el día 2 de julio del presente mes, los agentes del Grupo de Estupefacientes procedieron a la entrada y registro, con la autorización judicial pertinente, en el local de la asociación cannábica situado en la zona de Floranes en Santander; llevando a cabo en esta ocasión, la detención de cuatro varones, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas, por su participación de forma activa.

Cabe reseñar, que en esta ocasión, uno de los sospechosos resultó ser uno de los principales responsables de la asociación, concretamente el que hacía funciones de secretario y tesorero, siendo detenido nuevamente en esta segunda fase de la operación, como presunto autor también de un delito de tráfico de drogas.

Asimismo, se consigue la clausura del local y suspensión de actividades, procediéndose al precintado y cierre de este local.

En los cinco registros efectuados durante toda la operación ‘Racimo’ , los agentes incautaron 3.900 gramos de marihuana; 1.200 gramos de hachís; un gramo de cocaína rosa; numerosos botes conteniendo marihuana prensada; 58 cigarros porros; siete balanzas de precisión; una prensa para confeccionar aceite de hachís; dos máquinas de hacer porros; numerosos aparatajes para la instalación de plantaciones ‘indoor’ de marihuana, balastros, extractores, ventiladores, entre otros; un puñal, cuatro cuchillos, así como 1.995 euros en efectivo y diversos útiles destinados a la actividad ilícita.

Cabe señalar, que el principal investigado lleva tiempo evadido de la justicia y tiene una orden de detención por un Juzgado de Santander. De los nueve detenidos, únicamente la mujer carecía de antecedentes.

Dos varones detenidos, que figuraron como Junta directiva en la Asociación, fueron oídos en declaración en dependencias policiales y puestos por estos hechos en libertad con cargos, tras ser advertidos de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando fueran requeridos para ello. Los otros siete detenidos, seis varones y una mujer, fueron puestos a disposición judicial.

Con esta operación policial  y  la detención de estas nueve personas se erradican dos puntos de venta de droga, marihuana y hachís, ubicados en la zona centro de Santander, que al abrigo de las dos asociaciones cannábicas trataban de revestir de legalidad su actividad, de tal forma que devolvieron la tranquilidad a los residentes de las zonas que se encontraron alarmados ante la sospecha de la actividad delictiva de las referidas asociaciones.

Igualmente, cabe destacar, que con esta operación policial son dos las Asociaciones Cannábicas que han sido clausuradas en todo Cantabria, y  en ambas ocasiones por operativos llevados a cabo por Policía Nacional. Cabe recordar, que la anterior ocasión en que se clausuró otra Asociación de este tipo tuvo lugar en el barrio de Corbanera, en Monte, en diciembre del año 2020, también en el marco de otra operación de la Policía Nacional contra el tráfico de drogas.