lunes. 22.07.2024
El tiempo

Iniciadas las obras de ampliación del Centro Integrado y el instituto Augusto González Linares

La inversión asciende a 3,1 millones de euros y el plazo de ejecución es de nueve meses

Inicio de las obras de ampliación de los centros educativos, en Santander.
Inicio de las obras de ampliación de los centros educativos, en Santander.
Iniciadas las obras de ampliación del Centro Integrado y el instituto Augusto González Linares

La consejera de Educación y Formación Profesional, Marina Lombó (PRC), ha asistido al inicio de las obras de ampliación del Centro Integrado de Formación Profesional número uno de Santander y del instituto de enseñanza secundaria Augusto González Linares.

Esta actuación cuenta con una inversión de 3,1 millones de euros, financiados por medio de los fondos europeos del programa REACT y cuenta con un plazo de ejecución de nueve meses.

El objetivo es convertir al centro en un “referente en la enseñanza de titulaciones relacionadas con el ámbito industrial”.  

Según ha manifestado la titular de Educación, estos trabajos contribuirán a la “mejora tecnológica de estos centros y a ampliar la formación en el ámbito de la Industria 4.0”. Para ello, ha explicado, se procederá a incrementar la superficie de los centros en 2.363 metros cuadrados adicionales, con la creación de un módulo para la realización de las prácticas de Aeronaútica, que ahora se ubican en el instituto Augusto González Linares, y otro, que se destinará a la ampliación de los talleres de electricidad y electrónica.

Estas mejoras, además, supondrán el incremento de aulas disponibles, se cubrirá un patio exterior y se procederá a la adaptación del laboratorio y los talleres de mecánica. Además, se dotará de vestuarios a los talleres de automoción y fabricación mecánica y se urbanizará toda la zona de la parcela afectada por la ampliación.

El proyecto permitirá dotar a los centros de infraestructuras de “alto impacto social para Cantabria” que garanticen la seguridad y accesibilidad, así como equipamientos de última generación, incluyendo licencias actualizadas de nueva tecnología, bancos de pruebas, software de simulación o procesado de información.

El Centro Integrado de Formación Profesional número uno se encuentra en una finca urbana de alrededor de 40.000 metros cuadrados. Actualmente cuenta con dos edificios con una superficie construida de aproximadamente 6.000 metros cuadrados.

Uno de ellos alberga la zona de administración y aulas, y en dos naves adosadas se encuentran talleres y aulas de las familias profesionales de fabricación mecánica, mantenimiento de vehículos autopropulsados, marítimo-pesquera e instalación y mantenimiento, y en el otro, están ubicadas aulas, laboratorios y talleres de la familia de electricidad–electrónica. Además, en una dependencia del instituto Augusto González de Linares se localiza el hangar del ciclo de Aeromecánica, que será trasladada al CIFP número uno por una mayor conveniencia en la gestión de espacios. 

Para ello estas labores de acondicionamiento pretenden dotar de infraestructuras y equipamientos de última generación a estos espacios educativos que garanticen el aprendizaje de unas competencias adecuadas y actualizadas, así como la promoción de las capacidades digitales en los futuros titulados adecuados a los objetivos marcados en el desarrollo sostenible. 

Robótica

La reforma de en infraestructuras tendrá como pilar el fomento de la digitalización y de sus enseñanzas, que se convertirá en el verdadero eje impulsor del cambio de modelo educativo, productivo y energético de estos centros, aplicando las siguientes tecnologías:  big data, robótica colaborativa, integración horizontal y vertical de sistemas, Internet de las cosas, la ciberseguridad y el desarrollo de la nube, así como la fabricación aditiva, orientada a la impresión en tres dimensiones, así como la realidad aumentada.       

Lombó se ha mostrado muy satisfecha con el inicio de los trabajos. “Se está cumpliendo con la hoja de ruta marcada para el desarrollo de fondos europeos y con el compromiso de legislatura del Ejecutivo cántabro en materia educativa, que pasa por potenciar la FP y adaptarla al sector productivo”, ha remarcado.

La consejera de Educación, acompañada por el director de Formación Profesional, Ricardo Lombera, y los directores de ambos centros educativos, María Eugenia Antón y Emilio Cosgaya, así como el director técnico de la empresa constructora ‘Fernández Rosequillo’, Ángel Bielva, ha inspeccionado hoy los trabajos que se han empezado a acometer en el CIFP número uno.

Para María Eugenia Antón, directora del CIFP número uno, se trata de una obra “muy esperada” por toda la comunidad educativa del centro que permitirá una modernización acorde a la formación que se imparte. En su opinión, estos trabajos van a suponer “un antes y un después” en el CIFP Nº 1, que lo convertirán en y “centro puntero” en la industria 4.0.

De igual modo se ha manifestado el director del instituto Augusto González Linares, Emilio Cosgaya, que ha señalado que la reforma supondrá la llegada de nuevos ciclos de FP, lo que calificado de “espaldarazo” a la FP, que según ha manifestado, “son los estudios que tienen que dar a este país la fortaleza necesaria para salir adelante con profesiones de un nivel de cualificación alto y que las empresas nos demandan constantemente”.

La actividad de la industria 4.0 está estrechamente vinculada con cuatro familias profesionales de la Formación Profesional: electricidad y electrónica, fabricación mecánica, instalación y mantenimiento e informática y comunicaciones, tres de ellas implantadas en el CIFP número uno.