lunes. 22.07.2024
El tiempo

Detenido un joven de 21 años por agredir a su pareja de 18 en Santander

Denunciado un local hostelero por tener la cocina precintada y utilizar una vitrocerámica portátil

Zona de la playa del Camello en Santander. R.A.
Zona de la playa del Camello en Santander. R.A.
Detenido un joven de 21 años por agredir a su pareja de 18 en Santander

La Policía Local de Santander ha detenido ayer, jueves, a un joven de 21 años por agredir a su pareja de 18 en el aparcamiento de la ensenada del Camello.

Los hechos sucedieron sobre las 16.00 horas, cuando, tras una discusión en la citada zona, el hombre agredió a su pareja, por lo que fue detenido como presunto autor de un delito de violencia de género.

La mujer fue trasladada por los agentes al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla para ser asistida por personal facultativo y a partir de ahora será asistida por la Unidad de Protección de Víctimas (Oprovic) la Policía Local de Santander.

Floranes

La Policía Local de Santander ha denunciado al responsable de un establecimiento hostelero de la calle Floranes que tenía la cocina precintada y utilizaba una vitrocerámica portátil y una freidora para continuar con su actividad.

Por estos hechos, fue identificado y denunciado el miércoles por la tarde por incumplir las condiciones de la licencia. Igualmente, fue denunciado por carecer de hoja de reclamaciones, por tener los extintores caducados y por instalar en la acera dos barriles, un posavasos y una papelera sin autorización.

También fue denunciado por desobediencia a las indicaciones de los agentes y por dificultar su identificación

La Policía Local de Santander ha denunciado a un hombre de 49 años como responsable de un perro de raza potencialmente peligrosa que mordió a una mujer y a su perro en la calle Bruno Alonso.

Los hechos sucedieron el miércoles, sobre las 18.45 horas. Los agentes identificaron y denunciaron al responsable de un macho de raza Staffordshire Terrier Americano por causar lesiones a personas o a otros animales, por no llevarle al veterinario para su observación en las 24 horas siguientes a la mordedura y por carecer de seguro obligatorio de responsabilidad civil.