sábado. 25.05.2024
El tiempo

Detenido un hombre por una reclamación judicial nacional por un delito de homicidio doloso ocurrido en Perú en el año 2018

El implicado tiene una reclamación judicial nacional de la Audiencia Nacional, consistente en la búsqueda, detención e ingreso en prisión para su posterior extradición

Centro de Santander. R.A.
Centro de Santander. R.A.
Detenido un hombre por una reclamación judicial nacional por un delito de homicidio doloso ocurrido en Perú en el año 2018

Agentes de Policía Nacional, pertenecientes al Grupo Tercero de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV-III), de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Santander, han detenido a un varón, de 35 años, al que le consta una reclamación judicial nacional de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

La petición consiste en la búsqueda, detención e ingreso en prisión para su extradición, solicitada por las autoridades judiciales peruanas, por un delito de homicidio doloso  ocurrido en febrero del 2018.

Las gestiones policiales para la localización del reclamado, por parte del Grupo Tercero de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial, culminaron  el pasado día 25 de abril cuando los agentes localizaron al reclamado en un aparcamiento de Santander y procedieron a su detención en virtud de la reclamación judicial nacional que tenía en vigor.

El detenido, que cuenta con antecedentes, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia, de tal forma que se decretó su ingreso en prisión como así le consta en la reclamación judicial nacional para su posterior extradición.

Camargo

La Guardia Civil de Cantabria, con la colaboración de vigilantes de seguridad privada de un centro comercial de Camargo, ha detenido a un varón de 58 años y vecino de la provincia de Toledo, como presunto autor de robos en interior de vehículos.

De las pruebas conseguidas y efectos recuperados, se calcula que pudo robar en al menos 10 vehículos en la misma tarde y en el aparcamiento de un centro comercial.

El pasado día 29 de abril, componentes del servicio de seguridad del mencionado centro comercial, observaron a una persona que podía encontrarse robando en el interior de vehículos, dando aviso de lo sucedido a la Guardia Civil.

Los efectivos de la Guardia Civil se desplazaron al lugar y comprobaron que entre sus pertenencias tenía un dispositivo electrónico que resultó ser un inhibidor de frecuencias.

De las indagaciones realizadas, se dedujo que, haciendo uso del mencionado inhibidor, se conseguía que los vehículos que estacionaban en sus proximidades, no podía cerrar sus puertas cuando utilizaban dispositivos de cierre a distancia.

En el vehículo en el que se desplazó el reseñado varón, se han recuperado bolsas con compras de una gran superficie comercial, efectos de bricolaje y herramientas, material deportivo, botellas de bebidas, entre otros.

Desde la Guardia Civil se aconseja, que cuando se cierren los vehículos utilizando mandos o llaves a distancia, se verifique manualmente que el cierre se efectuó, para poder evitar acciones como las descritas.

Autobús

La Policía Local de Santander ha detenido al pasajero de un autobús de línea que había consumido drogas y estaba bebiendo en el vehículo. Tenía una actitud agresiva, amenazó al conductor y se negó a bajar del vehículo. Cuando finalmente fue desalojado, se le encontró una navaja entre sus pertenencias.

El hombre, de 32 años, fue detenido por un supuesto delito de desobeciencia y resistencia grave el pasado viernes sobre las 17.10 horas, en las dársenas de la Estación de Autobuses de Santander.

Poco antes, el sujeto, con una actitud muy agresiva y con síntomas de estar bajo la influencia de las drogas, se encontraba en el interior de un autobús de línea, bebiendo, amenazando al chófer y negándose a bajarse del vehículo, por lo que el conductor no podía comenzar la ruta.

La Policía acudió al lugar y le solicitó en varias ocasiones su documentación y que se bajase del autobús, a lo que hizo caso omiso de forma reiterada, a la vez que insultaba a los agentes.

Por ello, decidieron desalojarle del autobús por cuestión de seguridad, ya que presentaba un estado elevado de agresividad y podría causar daños a terceros, momento en el que empezó a resistirse, agarrándose a los asientos y agitando los brazos para intentar zafarse de los agentes.

Finalmente, una vez que consiguieron bajarle del autobús, fue detenido. También fue denunciado en base a la Ordenanza de Convivencia Ciudadana, por obstaculizar el normal funcionamiento de los servicios públicos y en base a la Ley 4/2015, por falta de respeto y consideración a agente de la autoridad.

Por último, tras incautarle una navaja, se le instruyó la correspondiente acta de intervención.