sábado. 02.03.2024
El tiempo

Los acusados de traficar con droga en la zona Oriental admiten los hechos y aceptan penas de entre tres y un año de prisión

Además, una mujer es condenada a dos años de cárcel por dedicarse a la distribución de moneda falsa

Municipio de Laredo. R.A.
Municipio de Laredo. R.A.
Los acusados de traficar con droga en la zona Oriental admiten los hechos y aceptan penas de entre tres y un año de prisión

La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado hoy a cuatro personas a penas de entre tres y un año de prisión por tráfico de drogas en la zona oriental de Cantabria.

Además, ha impuesto una condena de dos años de prisión a una mujer también acusada en el mismo procedimiento por distribuir moneda falsa.

La Sección Tercera de la Audiencia de Cantabria tenía previsto celebrar el juicio contra estas cinco personas, pero al inicio las partes han llegado a un acuerdo.

Los acusados han reconocido los hechos, se ha tenido en cuenta la circunstancia atenuante de drogadicción en dos de ellos y la Fiscalía ha reducido las penas solicitadas inicialmente, lo que ha facilitado el acuerdo.

Según los hechos de la sentencia, que ya es firme, uno de los ahora condenados se dedicaba a vender droga en su domicilio de Ramales de la Victoria, donde se encontraron 190 gramos de cocaína, además de cannabis, todo ello valorado en cerca de 22.000 euros. También se hallaron en la vivienda 4.480 euros procedentes del tráfico de drogas.

Otro de los ahora condenados era proveedor del anterior, y en el registro en su vivienda y en dos locales que tenía en Laredo se encontró droga valorada en 1.400 euros y 2.140 euros procedentes de la venta de sustancias estupefacientes.

El tercero de los acusados colaboraba con los anteriores recibiendo en su domicilio de Laredo numerosos envíos de sustancia de corte, que luego entregaba al anterior para que este preparara con ella la cocaína. Además, vendía la droga que este le proporcionaba.

En el registro en su vivienda se encontró una pequeña cantidad de cannabis y casi medio kilogramo de sustancia de corte. Además, tenía manipulado el suministro de energía eléctrica, lo que ha ocasionado a la compañía eléctrica un perjuicio de 1.524 euros.

El cuarto ha sido condenado por realizar con su vehículo funciones de lanzadera para facilitar el suministro de droga al primero de ellos. Además, se dedicaba él mismo a la venta de estupefacientes en varios locales. En el registro de su domicilio se encontraron 183 gramos de cannabis, valorado en 1.100 euros.

Por otro lado, en este procedimiento también se acusaba a una mujer dedicada a la distribución de moneda falsa que terceras personas le proporcionaban. En su vivienda de Laredo se encontró un billete falso.

Los hechos relatados constituyen delitos contra la salud pública de sustancias que causan grave daño y de sustancias que no causan grave daño, un delito de defraudación de fluido eléctrico y un delito de falsedad de moneda.

Penas

El primero de los acusados, como autor de un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño, ha sido condenado a tres años de prisión y 25.000 euros de multa, con responsabilidad personal subsidiaria de un día por cada 2.500 euros impagados.

El segundo, como autor del mismo delito y con la atenuante analógica de drogadicción, porque la adicción merma sus facultades mentales y volitivas, ha recibido una condena de 18 meses de cárcel y 1.000 euros de multa, con responsabilidad personal de un día por cada cien euros no abonados.

En el caso del tercero, es autor de un delito de tráfico de drogas de sustancias que causan grave daño, con la misma atenuante de drogadicción que el anterior, y también es autor de un delito de defraudación de fluido eléctrico.

Su condena asciende a 18 meses de prisión y 360 euros de multa. Además, en concepto de responsabilidad civil, deberá indemnizar a la compañía suministradora de la luz en 1.524 euros.

El cuarto de los acusados es autor de un delito contra la salud pública de sustancias que no causan grave daño, merecedor de una condena de un año de prisión y multa de 1.110 euros, con responsabilidad personal subsidiaria de un día por cada 100 euros impagados.

Finalmente, la Audiencia ha impuesto una condena de dos años de prisión a la mujer acusada de distribuir billetes falsos, como autora de un delito de falsedad de moneda.