domingo. 25.09.2022
El tiempo

Unidos Por Laredo y el equipo de Gobierno PSOE-PRC discrepan por la rebaja fiscal de las tasas e impuestos

El portavoz Ramón Arenas considera que los 460.000 euros de las tasas e impuestos se alejan del millón de euros prometido e incumplido hace más de un año

Ayuntamiento de Laredo. R.A.
Ayuntamiento de Laredo. R.A.
Unidos Por Laredo y el equipo de Gobierno PSOE-PRC discrepan por la rebaja fiscal de las tasas e impuestos

El Grupo municipal Unidos Por Laredo considera escasa la rebaja fiscal del equipo de Gobierno PSOE-PRC.

El portavoz Ramón Arenas considera que los 460.000 euros de las tasas e impuestos se alejan del millón de euros prometido e incumplido hace más de un año.

“Por ello, este equipo de Gobierno PSOE-PRC carece de todo crédito para los ciudadanos de Laredo, ya que no es la primera vez que promete una rebaja fiscal y, al final, no cumple'', recalcó Arenas.

Unidos por Laredo recordó que prometieron reducir el impuesto de circulación, de plusvalía, del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), las tasas de agua, alcantarillado y basuras, sin cumplirlo. “Al igual que incumplieron la eliminación de las tasas por ocupación de vía pública para 2021; una tasa de la que ahora, ni se acuerdan, a pesar de la situación económica actual que viven nuestros comerciantes y empresarios locales”, señaló.

El concejal de Hacienda, Javier Ramírez, ha presentado la medida al resto de los Grupos de la Corporación municipal. Javier Ramírez se ha mostrado sorprendido ante la falta de apoyo de la oposición a la iniciativa: “no entiendo por qué la oposición no apoya una propuesta que bonificaría en un cinco la cuantía del IBI; el IAE; y el Impuesto de Vehículos, una medida que plantea un ahorro de 460.000 euros al conjunto de los ciudadanos”, ha manifestado el  concejal.

En opinión de Ramón Arenas socialistas y regionalistas debieran explicar a los comerciantes laredanos por qué les prometieron no cobrarles por la tasa por ocupación de dominio público con tribunas, toldos, marquesinas, mesas y sillas y veladores durante el ejercicio 2021 y, después de haber incumplido sus promesas y cobrarles incluso con recargo, ni siquiera se les compensa en la actualidad con la más mínima rebaja.

El anuncio de rebajar el cinco por ciento el impuesto de vehículos, se aleja mucho del 15 por ciento que prometieron hace más de un año; por tanto, además de incumplir aquella rebaja fiscal, ahora, la minoran un 66 por ciento con respecto a su antigua promesa.

De igual forma, el concejal puntualiza que se han olvidado de rebajar el 10 por ciento la tasa por suministro de agua o el 30 por ciento la tasa reguladora de licencias de apertura de establecimientos, de licencias urbanísticas o de la ordenanza reguladora del precio público de celebración de matrimonio civil.

También prometieron a los taxistas reducir el 70 por ciento de la tasa reguladora de licencias de autotaxi y, ahora, ni se han acordado ni les han tenido en cuenta, a pesar del precio de los carburantes”, reseñó.

Unidos x Laredo, al contrario de lo que afirma el equipo de Gobierno, en ningún momento se han opuesto a esa rebaja fiscal, muy al contrario; sencillamente les pareció escasa, razón por la que se abstuvieron en la comisión de hacienda, hasta estudiar en profundidad la propuesta que irá a Pleno.

Unidos Por Laredo ha solicitado la rebaja efectiva del 30 por ciento en el IBI, en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y en el impuesto de Vehículos, como se acredita en el informe del Interventor del día 23 abril de 2020, así como en la moción conjunta presentada el día 28 de abril, o en la moción que presentamos en solitario el 26 de noviembre del 2020.

A juicio de Ramón Arenas “parece poco seria la actitud del equipo de Gobierno al intentar confundir a los vecinos de Laredo, transformando su abstención y la del resto de grupos de la oposición y convirtiéndola, torticeramente, en base a sus palabras, en una falta de apoyo a la rebaja fiscal, cuando es todo lo contrario”.

Propuesta

El equipo de Gobierno ha explicado el alcance de la iniciativa. “Con esta propuesta, la alcaldesa de Laredo, Charo Losa (PSOE), cumple con creces su compromiso con la ciudadanía de rebajar la carga fiscal, dado que la bonificación del cinco en estos impuestos, impulsada por el  grupo socialista, viene para quedarse. De esta manera, el cinco por ciento de bonificación año tras año superaría la fallida reducción planteada en 2020”, ha asegurado Javier Ramírez.

Si la medida es aprobada en Pleno, el único requisito para beneficiarse de esta bonificación sería que los recibos estuviesen domiciliados en una entidad bancaria de tal forma que se beneficiarían de la iniciativa tanto los vecinos que ya los tienen actualmente domiciliados como los que se animen a realizar el trámite.

La domiciliación bancaria de los recibos municipales garantiza al vecino el pago de sus tributos en período voluntario y sin recargos, y evita las molestias y colas derivadas del pago presencial en ventanilla del banco o en los cajeros automáticos y la preocupación de recordar el calendario fiscal local para evitar posibles recargos.

Además, no menos importante, en la propuesta de la Concejalía de Hacienda también se modificarían los requisitos de renta que se exigen actualmente a las familias numerosas para poder optar a las bonificaciones fiscales, de tal forma que serían muchas más las que el próximo año 2023.

Finalmente y para adaptarse a los actuales tiempos de incertidumbre económica, la Concejalía de Hacienda propondrá regular con una mayor flexibilidad los aplazamientos y fraccionamientos de los recibos municipales para aquellos vecinos que acrediten estar en una situación económica que les impida, de forma transitoria, efectuar el pago en los plazos establecidos. “Todo ello, si la medida que se debatirá en el próximo Pleno del día 29 de septiembre es aprobada. Para ello, es necesario el apoyo de alguno de los grupos de la corporación municipal ajenos al equipo de Gobierno”, anunciaron.

La Concejalía de Hacienda y Contratación considera que se debe adaptar la normativa fiscal vigente a las posibles situaciones de los vecinos, intentando que cualquier golpe a la economía de las personas y empresas se atenúe lo máximo posible y posteriormente éstas puedan reactivar la actividad o reanudar la vida normal.

 “Merece la pena asumirlo si puede suponer un balón de oxígeno para algunos laredanos y residentes en la villa pejina”, ha declarado Javier Ramírez.

Unidos Por Laredo y el equipo de Gobierno PSOE-PRC discrepan por la rebaja fiscal de las tasas e impuestos
Comentarios