sábado. 25.05.2024
El tiempo

Intervenidos en Laredo más de 9.500 kilogramos de caballa sin pasar por la lonja y etiquetada

La pesca fue descargada de madrugada en el puerto pesquero y cargados directamente en un camión para salir de la localidad

Cajas de caballa interceptada en Laredo.
Cajas de caballa interceptada en Laredo.
Intervenidos en Laredo más de 9.500 kilogramos de caballa sin pasar por la lonja y etiquetada

La Guardia Civil de Cantabria, dentro de los servicios que viene realizando con motivo de la costera de la caballa, ha intervenido más de 9.500 kilogramos que llegaron al puerto de Laredo a bordo de un pesquero afincado en Galicia.

El pescado fue descargado de madrugada e introducido gran parte de lo capturado en un camión, que fue interceptado por la Guardia Civil cuando abandonaba el puerto de Laredo, sin haber pasado la caballa por la lonja.

Esta acción supone contravenir preceptos de la Ley de Pesca Marítima del Estado y del Real Decreto que regula la primera venta de productos pesqueros, de tal forma que considera una infracción catalogada como grave y puede acarrear una sanción de hasta 60.000 euros.

También se han instruido diligencias para la autoridad judicial, por un supuesto ilícito penal de falsedad documental, al figurar en las cajas de pescado etiquetas de haber pasado por la lonja, no coincidiendo con las que se expiden en Laredo.

Intervención

Efectivos del Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de Cantabria prestaron servicio en el puerto pesquero de Laredo el pasado día 20 de marzo, momento en que observaron la llegada de un pesquero gallego, y posterior carga de pescado a un camión.

Antes de que el camión abandonara el puerto, los guardias civiles localizaron 484 cajas de caballa etiquetadas, donde se podía ver el peso, comprador, número de lote, expedidor, entre otros, a pesar de no haber pasado por lonja la citada mercancía. En el interior del pesquero se localizaron otras 335 cajas de caballa, pendientes de descargar.

Ante la imposibilidad de encontrar una entidad benéfica que pudiera gestionar esa cantidad de caballa, fue subastada en la lonja, de tal forma que quedó el importe de la venta a disposición de la autoridad competente.