domingo. 23.06.2024
El tiempo

Anti Selfie, la exposición fotográfica del santoñés Pedro Bada contra los posados en las redes sociales

La sala del antiguo Ayuntamiento de Laredo acoge 15 retratos de vecinos del municipio hasta el día 23 de octubre

Pedro Bada  junto a varios de sus retratos en la sala de exposiciones de Laredo. Nyka Goicoechea
Pedro Bada junto a varios de sus retratos en la sala de exposiciones de Laredo. Nyka Goicoechea
Anti Selfie, la exposición fotográfica del santoñés Pedro Bada contra los posados en las redes sociales

Anti Selfie es el título de la exposición fotográfica que el santoñés Pedro Bada Fresnedo ha elegido para ofrecer su visión contra los posados en las redes sociales.

Para ello ha apostado justamente por lo contrario y muestra 15 retratos de vecinos de Laredo que los interesados pueden disfrutar en la sala del antiguo Ayuntamiento de Laredo hasta el día 23 de octubre, una iniciativa en la que han participado el Ayuntamiento y la Casa de Cultura.

Como complemento, el fotógrafo ha incluido una proyección audiovisual con otros retratos que considera interesantes, ya que la selección de las imágenes expuestas ha sido, en ocasiones, complicada.

El proyecto, que según Pedro Bada tendrá continuidad de forma indefinida, surgió viendo los posados que se hacen en redes sociales e intentando hacer exactamente lo contrario. “Aun así alguno de los retratos están un poco dirigidos por mí, pues alguno de los retratados se mostraban en tensión”, explicó en el acto de inauguración que sirvió para narrar a los asistentes el proceso de creación, la relación que se ha generado con los retratados y sus intenciones con lo que quiere expresar en esos retratos.

Y precisamente en el acontecimiento, además de representantes municipales y vecinos, no faltaron varios de los ciudadanos que son protagonistas de la muestra. De hecho, Pedro Bada realizó un recorrido por la sala y se dedicó a explicar cada instantánea, acompañado, por cada uno de ellos, en la mayoría de los retratos.

Un momento de la presentación de Anti Selfie. Nyka Goicoechea
Un momento de la presentación de Anti Selfie. Nyka Goicoechea

Respecto a las redes sociales, este santoñés, afincado desde hace 25 años en Laredo, califica el tema como delicado, hasta el punto de asegurar que merecería una entrevista aparte que llevaría horas y seguramente para no llegar a nada. “Yo estoy a favor de la utilización de la fotografía en redes, respetando los derechos del autor e intentando no herir mucho la sensibilidad de una sociedad cada vez más infantilizada por el propio uso de esas propias redes”, reflexiona.

Color y blanco y negro

La muestra ofrece retratos en color y en blanco y negro, algo que cuando se le pregunta al fotógrafo por su preferencia, contesta que le gustan ambos, aunque aclara que el blanco y negro tiene una ventaja, pues en ausencia de color puedes centrarte en el contraste y la iluminación. “El color en una fotografía puede ser mediocre y en blanco y negro, excelente. En la fotografía en color conseguir la armonía es mucho más complejo”, explica.

Las preferencias de este fotógrafo autodidacta, después de muchos años de estudiar y experimentar, son los rostros humanos con fuerza expresiva y en blanco y negro. E incluso señala que no le llama la atención fotografiar a nadie en especial, como podría ser un famoso, ya que en su opinión hay muchos personajes por la calle a los que retratar.

“Me gusta todo tipo de fotografía para ver, pero la que más me gusta es el retrato, sin dejar de lado la fotografía de calle y de moda”, comenta durante la entrevista.

Tras años de formación por su cuenta, Pedro Bada recomienda ver mucha fotografía, revistas, películas y leer libros de composición a quienes se inicien en este mundo con el fin de aprender y que su parte creativa se contamine de la documentación recibida. En este sentido, no esconde aquellos fotógrafos que inspiran su trabajo, tales como Avedon, William Eggleston, Saul Leiter, Irving Penn, Martín Choeller, Andrés Serrano o Cristina García Rodero.

Asegura que sus fotografías están siempre en constante evolución, pero siempre teniendo como referencia el ser humano. Sobre sus inicios, indica que en un principio intentó hacer fotografías para las que no tenía medios y se desesperaba. “Más tarde con la utilización de flashes me iba acercando a lo que buscaba, pero siempre intentando mejorar”, comentó.

En un principio, este fotógrafo pensaba que, al igual que en otras profesiones, se deben tener unas cualidades para ser bueno en este arte, pero con el tiempo y la experiencia considera que no es necesario.

“Hoy en día se valora más el número de seguidores que lo bueno que seas en cualquier actividad. También hay que entender que la fotografía tiene un espectro enorme y lo que hoy son imágenes mediocres, dentro de 20 años con un hilo argumental continuado podrían ser arte, como por ejemplo la obra de Richard Billingham”, manifestó

Pedro Bada Fresnedo (Santoña, 1973), vivió a partir de los 10 años en Argoños. Siempre le interesó el arte y la pintura en particular, pero comenzó en la fotografía de forma casual, pues su hijo practicó fútbol y,  en esa etapa de su vida, escuchó a unas madres un comentario que decía algo parecido a esto "me he comprado una cámara de fotografía que graba video en HD”. En ese momento, pensó que sería una buena compra para tener recuerdos de los partidos.  Esto sucedía en el año 2011 y nunca grabó nada, rememora.

La muestra también cuenta con un proyector audiovisual con más retratos.
La muestra también cuenta con un proyector audiovisual con más retratos.

De forma autodidacta, se inició en disparar fotografías, pero, en sus primeros pasos, recuerda que no le salía nada. “No entendía el funcionamiento y todas las fotografías me salían negras”, describe cuando hace referencia a su fase de aprendizaje. A partir de ese instante, recurrió a YouTube, se visionó cinco o seis capítulos de Trípode, un tutorial de los años 80, y el resto fue poner en práctica lo aprendido”, reseñó.

Como complemento, poco después se unió a un grupo de amantes de la fotografía para perfeccionar su formación, experiencia de la que guarda un grato recuerdo.

Equilibrio

Unos años dedicados al mundo de la fotografía que le ha aportado un equilibrio que antes no tenía, observa más lo que le rodea y mantiene la mente ocupada, aunque también hace hincapié en que durante siete u ocho años no podía quitárselo de la cabeza, hasta el punto de tener una dedicación constante, basada en hacer fotografías, ver encuadres y leer libros, entre otros. Su objetivo no era otro que entender la cámara, la forma de componer, el tipo de fotografía por la que decantarse y la utilización de la iluminación.

En estos años, la actual muestra no es la primera, Pedro Bada ha pasado por la Sala Ruas,  en Laredo, en dos ocasiones, una de forma individual y otra en una colectiva; ha colgado sus creaciones en el  instituto Fuente Fresnedo, en La Casa de Cultura de Laredo, en Santander y en el Ayuntamiento de Argoños, la mayoría con imágenes urbanas o retratos.

Para finalizar, no podía faltar un consejo para quienes tomen el paso de adentrarse en este arte. “Les diría que disfruten y que se esfuercen, que los resultados llegarán”, declaró.

Mientras tanto su muestra Anti Selfie se puede visitar de miércoles a sábado, en horario de 11.00 a 13.30 y de 17.30 a 20.00 horas, así como los domingos, de 11.00 a 14.00 horas.