lunes. 15.04.2024
El tiempo

Los centros El Dueso y José Hierro, en el tercer lugar nacional de falta de personal y mayor media de edad

Los sindicatos ACAIP-UGT, CSIF y CCOO han solicitado a Instituciones Penitencias y la Delegación del Gobierno la cobertura a las 72 plazas vacantes y 10 más del área sanitaria

Centro penitenciario El Dueso, en Santoña. R.A.
Centro penitenciario El Dueso, en Santoña. R.A.
Los centros El Dueso y José Hierro, en el tercer lugar nacional de falta de personal y mayor media de edad

Las prisiones cántabras se sitúan en el tercer lugar nacional de falta de personas y mayor media de edad, según los sindicatos de la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias-Unión General de Trabajadores (ACAIP-UGT), Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) y Comisiones Obreras (CCOO).

Por este motivo, los sindicatos en los centros penitenciarios del Dueso y el Centro de Inserción Social José Hierro san solicitado la cobertura de las plazas vacantes a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y a la Delegación de Gobierno de Cantabria.

Las Secciones Sindicales de estos Centros quieren dar a conocer a la opinión pública la caótica situación actual. “Nuestro fin no es otro que alertar, como venimos haciendo desde hace años, de dos de los problemas que, a nuestro juicio, aquejan de manera acuciante a las prisiones cántabras y que cada año va en aumento. Estos no son otros que la elevada edad de los trabajadores que conforman las plantillas y la falta de personal suficiente para ofrecer un servicio público de calidad”, subrayan.

Recientemente el portal de transparencia de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias (SGIP) ha publicado la media de edad de los funcionarios de Instituciones Penitenciarias en mujeres y hombres, así como aquellos que están en disposición de acceder a la jubilación.

Edades

Según los datos facilitados por la Secretaría General, la plantilla conjunta de los centros El Dueso y José Hierro, en las diferentes áreas de trabajo, asciende a 251 efectivos, excluidos los ocho funcionarios en prácticas que una vez completada su formación abandonarán las instalaciones. De estos 251 trabajadores, 70 son mujeres, cuya media de edad supera los 49 años y 181 hombres, con una media de 56 años. El resultado es una media de 54.9 años, la tercera media más alta en España entre los centros de cumplimiento solo superado por Villabona, en Asturias, y Topas, en Salamanca.

Lo más alarmante en este informe de la SGIP es que contamos con 57 trabajadores en edad de jubilarse, y que de hacerlo colapsarían por completo el funcionamiento de ambos centros.

Vacantes

La propia Administración establece en la relación de puestos de trabajo (RPT) que 321 efectivos es el número necesario para realizar de forma efectiva la función. Esto supone un resultado de 72 vacantes, lo que coloca a Cantabria de nuevo en el tercer lugar en porcentaje de déficit de personal, con un 22’42 por ciento, advierten los sindicatos.

“Ni siquiera el reciente concurso de provisión de puestos de trabajo ha solucionado el problema actual de vacantes, ya que solo se ganarán 13 efectivos cuando estos se incorporen en los próximos meses, con lo que nuestro déficit será de 59 trabajadores”, inciden en la situación.

Además de estas vacantes en cuanto a personal funcionario, en los últimos tiempos se debe prestar atención a otras dos áreas imprescindibles que progresivamente han ido perdiendo personal, recuerdan los representantes sindicales.

La primera es el área sanitaria, con una dotación prevista en la RPT de 16 efectivos y donde solo hay cubiertos 10 puestos de trabajo, y la segunda, el personal laboral, de 39 trabajadores por RPT y donde solo se cuenta con 29, lo que supone otras 10 vacantes.

Las secciones sindicales indican que se dirigieron en tres ocasiones, por escrito, a la SGIP para informar de una situación, que conocen de sobre. En todos ellos la Subdirección de Recursos Humanos apelaba a la ratio interno/funcionario como si de una macro prisión se tratara.

“En todas las respuestas insistimos en las peculiaridades arquitectónicas que lo diferencian absolutamente en todo de estos nuevos centros tipo”, señalan.

Y lo razones, ya que deben prestar cobertura a una superficie de 33.000 metros cuadrados y el distanciamiento existente entre departamentos, tales como talleres, comunicaciones, tratamiento, oficinas y módulos, lo cual exige un número mínimo de trabajadores independientemente del número de internos que acojan.

Tras la superación del proceso selectivo de 930 nuevos funcionarios en prácticas, los sindicatos ACAIP-UGT, CSIF y CCOO consideran que es el momento de que la Administración dote de los recursos humanos necesarios a los centros con el fin de garantizar un servicio con todas las garantías de seguridad, tratamiento, sanitarias, y cumplir con el mandato constitucional de reeducación y reinserción social.