domingo. 23.06.2024
El tiempo

Piélagos rebaja un 10 por ciento el tipo impositivo del IBI

La nueva bajada se suma a la del ejercicio anterior cuando se redujo del 0,61 al 0,55, lo que supondrá casi un 20 por ciento menos

Concejales en el Pleno de Piélagos.
Concejales en el Pleno de Piélagos.
Piélagos rebaja un 10 por ciento el tipo impositivo del IBI

El Pleno del Ayuntamiento de Piélagos aprobó, a propuesta del equipo de Gobierno (PSOE-PRC-AVIP) y por unanimidad, una rebaja del 10 por ciento en el tipo impositivo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para 2023, que pasará del 0,55 actual al 0,50. 

La alcaldesa del municipio, Verónica Samperio (PSOE), ha hecho hincapié en que esta nueva bajada se sumará a la del ejercicio anterior, cuando se redujo del 0,61 al 0,55, lo que supondrá casi un 20 por ciento menos en la única parte que corresponde al Consistorio, a lo largo de los dos últimos años.

Samperio ha explicado que, por ejemplo, una casa en Mortera con una base liquidable de 146.396 euros que en 2022, con el tipo impositivo en el 0,55 pagó 812 euros, en 2023, con el tipo impositivo del 0,50 propuesto el equipo de gobierno, abonará 731.098 euros.

“Estamos viviendo momentos muy complicados, venimos de unos años continuados de graves dificultades para las familias de clase baja y media que son las que tienen problemas para llegar a fin de mes, ha expuesto la regidora municipal.

Por eso, ha dicho, las actuaciones del equipo de Gobierno (PSOE-PRC-AVIP) no solo se centran en bajar el IBI dos años consecutivos, sino en la puesta en marcha de otras medidas como el bono energético, para compensar la subida de los suministros o la convocatorias de ayudas extraordinarias para los afectados por las inundaciones y, en la época más dura de la covid-19 para comerciantes, autónomos y personas con riesgo de exclusión, a las que próximamente sacaremos una línea de ayuda específica para los jóvenes.

También ha hecho mención a que durante los años 2011 y 2012 el entonces equipo de Gobierno municipal del PP aprobó una base impositiva del 0,63 para el IBI, 13 puntos por encima del 0,50 que proponen ahora PSOE, PRC y AVIP.

En los años siguientes de su gobierno, durante la legislatura 2011-2015, mantuvieron un tipo del 0,61, 11 puntos por encima y eso no, ha subrayado, “no es una verdad a medias sino datos concretos”.

En la misma línea, se ha referido a la revisión catastral aprobada en 2013, cuando todavía estaba en crisis el país, a la que ha atribuido que el recibo haya estado subiendo desde entonces porque dicha revisión ha supuesto un incremento permanente, vigente hasta 2023.

El portavoz del grupo municipal PSOE y concejal de Presupuestos, Roberto Ruiz Argumosa, ha  incidido en que el IBI es “el principal impuesto del que se nutre este Ayuntamiento” ya que permite, “entre otras muchas cosas”, que las familias de los miles de chavales que van a las escuelas deportivas y culturales municipales paguen 3 euros al mes.

El portavoz del grupo municipal PRC, Alfredo Rodríguez Otero, se ha alegrado que, “por fin, el PP vaya a votar algo con coherencia, no se van a desdecir de una cosa y después votar en contra”.

Para el portavoz de la Agrupación de Vecinos Independientes de Piélagos, Luis Sañudo, “si de algo puede presumir el equipo de Gobierno (PSOE-PRC-AVIP) es de ser empático con los vecinos, reconocer las situaciones desfavorables con las que no es fácil gobernar y hacer una gestión eficiente de los recursos públicos”, poniendo como ejemplo la bajada al tipo impositivo del IBI, que es “lo único que puede hacer el Ayuntamiento”.

“El PP va a decir que sí a una bajada de impuestos por la inflación que estamos viviendo, no hacerlo sería ir en contra de su propio criterio de la gestión pública e incoherente con nuestra propuesta de hace un mes”, ha defendido el portavoz del Grupo municipal PP, Carlos Caramés, quien ha añadido que “lo sorprendente es que un gobierno liderado por una alcaldesa socialista quiera ir más allá que el propio PP al realizar esta insólita propuesta de rebaja fiscal”, que, en su opinión, refleja “la agonía de una alianza marchita”.

Por su parte, el portavoz de Cs, Marco Antonio Pelayo, ha asegurado que “el run run de todos los vecinos de Piélagos es que el IBI es un estacazo, al ser más gravoso que en otros municipios” y, por ello, ha pedido al equipo de gobierno “que no se mire el ombligo y que no lo celebre” porque, según ha puntualizado, “queda mucho recorrido para llegar al tipo mínimo que permite la Ley”.

PP

Los populares, antes del Pleno, presentaron una propuesta en el Ayuntamiento con el objetivo de reducir el tipo del 0,55 al 0,52. Carlos Caramés considera que no es época de subir impuestos y considera prioritario aliviar a los ciudadanos, cuya Contribución ha crecido un 30 por ciento a lo largo del gobierno de PSOE-PRC-AVIP

El portavoz popular cree que todavía existe margen para no sobrecargar a los vecinos porque el tripartito “sigue derrochando dinero público y confundiendo las prioridades de gasto”

El Partido Popular de Piélagos ha registrado hoy una moción para proponer que el ayuntamiento reduzca el tipo impositivo local del Impuesto de Bienes Inmuebles en el ejercicio de 2023. Los populares sugieren aplicar un 0,52 por ciento en vez del 0,55 por ciento actual con el fin de amortiguar la subida catastral que se viene aplicando desde 2014.

El portavoz popular, Carlos Caramés, recuerda que desde que gobierna el actual tripartito los vecinos de Piélagos soportan una subida acumulada media del 30 por ciento en la Contribución.

La revisión catastral de los inmuebles de 2014 supuso un aumento de la base imponible del recibo del IBI. Esta subida se viene aplicando de forma gradual, ejercicio tras ejercicio, durante un periodo de diez años de manera que genere el menor impacto posible entre los contribuyentes. En cualquier caso el PP recuerda que el ayuntamiento puede actuar porque tiene competencias sobre el tipo impositivo que se aplica en el IBI. Actuar reduciendo el tipo sirve para ejercer cierto alivio sobre los vecinos.

La política del tripartito respecto al IBI ha sido bastante errática. A su juicio ha pasado de inhibirse, aun sabiendo que el recibo subiría un cinco por ciento a incluso subirlo hasta el 10 por ciento, como fue el caso de 2020. “Nos han llamado demagogos e irresponsables por proponer reducir el tipo impositivo para 2021 y curiosamente nueve meses después nos copiaban la medida para su aplicación en 2022”, explica Caramés.

El portavoz popular se pregunta cómo se explica que la única vez que la alcaldesa baja la contribución sea en el último recibo que van a pagar los vecinos antes de las elecciones de mayo.

La cuestión es que el IBI ha pasado de suponer una recaudación de 5,5 millones de euros en 2015 a más de siete millones en 2022. “Pocas casas se han construido en Piélagos en estos años, así que el esfuerzo sigue recayendo prácticamente en los mismos vecinos”, afirma Caramés.

Derroche

En opinión de los populares el problema profundo radica en la incapacidad del tripartito para gestionar adecuadamente los dineros públicos. En primer lugar, recuerdan que es inmoral el incremento de un millón y medio de euros que le cuesta a los vecinos “garantizar las fidelidades dentro del tripartito”. Este es el gasto adicional que supone en la legislatura 2019–2023 el incremento de sueldos, cargos de confianza y concejales liberados de PSOE-PRC-AVIP. “Jamás encontraremos el informe técnico que justifique esta decisión porque fue un acuerdo para engrasar un pacto político que de otra manera ya habría muerto hace tiempo”, afirma el portavoz popular.

En segundo lugar, el PP asegura que la alcaldesa y su equipo no muestran reparo ninguno en abordar “gastos desmedidos” en propaganda, publicidad y medios, mientras siguen las contrataciones irregulares, el incumplimiento de contratos y una desbordante falta de eficiencia en la gestión del gasto público, como demuestra la flagrante falta de limpieza que denuncian los vecinos.

El buen gobierno se basa en el equilibrio financiero entre ingresos y gastos, pero sobre todo en acertar con las prioridades y ejecutar bien los presupuestos. “Gastar es fácil, hacerlo con rigor, más complicado”, recalca Caramés. Al respecto el portavoz de los populares dice que “a los vecinos del siglo XXI ya no les vale el Pan y Circo de los romanos”.

“Ya que no han sido eficientes dando ayudas económicas cuando ha hecho falta al menos levanten el pie del acelerador de los impuestos para favorecer a las familias del municipio acuciadas por las consecuencias de la pandemia y la inflación”, ha pedido Carlos Caramés.

Modificación presupuestaria

PSOE, PRC y AVIP también han acordado con la abstención de Cs y PP la aprobación inicial de un expediente de modificación de crédito por importe de 1,4 millones de euros.

La alcaldesa ha expuesto que dicho expediente ya se anunció en el Pleno en el que se aprobó el presupuesto municipal de 2022, en el que se explicó que se iba a traer “más tarde” porque en aquel momento ya estaban al alza los suministros, había contratos que se habían quedado desiertos e iba a ser necesaria una modificación cuando se tuvieran cantidades exactas y concretas, al tiempo que ha matizado “es justo es lo que hacemos hoy aquí”.

“Traemos cantidades y nuevas necesidades”, ha enfatizado la regidora municipal, quien ha puesto como ejemplo el incremento de la partida de suministros (gas, luz y combustible); una actualización de la partida de inversiones para poder ejecutar obras que quedaban pendientes  o la consignación de una cuantía para la climatización de la piscina, a la que ha descrito como  “un pozo sin fondo de sorpresas”.

Asimismo, ha hablado del refuerzo de la partida de cultura, que “nunca es un gasto sino una inversión”. En concreto, ha mencionado la necesidad de incrementar la destinada al pago de las fiestas de los 12 pueblos, ya que “inicialmente se contemplaba sólo el pago de una carpa y, finalmente, hemos sufragado las de todas las fiestas”.

Según Ruiz Argumosa “hubo que buscar dinero de partidas con vinculación para que ciertas obras “absolutamente fundamentales” no se quedasen atrás y retrasadas en el tiempo y ahora se trata de reponer las mismas para poder llevar a cabo esas otras obras del presupuesto de 2022, como el Centro de interpretación de la Virgen de Valencia”.

En este sentido, Alfredo Rodríguez Otero ha defendido que el equipo de Gobierno no es visionario sino que, por el contrario, se va adaptando a las circunstancias. “Ha subido el gas y el petróleo, para asfaltar una carretera se usa alquitrán, derivado del petróleo, que se calienta con gas, lo que supone un doble incremento”, ha ejemplificado.

“Es un día importante y para alegrarnos todos porque si a una bajada impositiva importante le añadimos un reactivación de la inversión con todo lo que ello supone de infraestructuras altamente positivas por el beneficio que conllevan para los vecinos es motivo para regocijarse”, ha afirmado Luis Sañudo.

Por el contrario, Marco Antonio Pelayo ha justificado su abstención al argumentar que el encarecimiento de los precios “no es una cosa que haya surgido de repente en los últimos cinco meses”  y que ha achacado a la “gran imprevisión” del equipo de gobierno.

Por su parte, Carlos Caramés ha criticado que “hay prioridades que piden los vecinos a gritos” y que, a su juicio, “no se atienden”, al tiempo que ha lamentado  esas “otras ocurrencias que se empeñan en llevar hacia delante sin escuchar la opinión de los vecinos al respecto”.